Instagram

FAO recomienda: coma insectos

Se han puesto de moda los insectos, y bien que lo siento por ellos con la batida que llevan encima los pobres con los insecticidas, cuya problemática derivada en la agricultura, como que son los insectos los polinizadores de las flores y las plantas que se supone se intenta proteger, pues sin insectos no habría insecticidas pero tampoco plantas ni frutos, ni siquiera se ha afrontao todavía, pero ha sido la FAO, organismo de la ONU y además con el objetivo siempre loable de acabar con el hambre en el mundo. Por decir algo bueno de las efemérides, que también son 1 tipo de mariposa que solo vive 1 día, lo que tarda en poner sus huevas en lagunas del delta del Danubio, al E de Europa, el #15M 2013 he descubierto el encanto de saber que en los #SocialMedia NO ESTAMOS SOLOS! Lo intuí a finales 2010 y me explico: hay 1 Internet antiguo, en concreto poco más de 30 años, más privao, como el cerebro reptil de los Hom@ sp? que se basa en el buzón del correo electrónico y también las llamadas telefónicas y luego los SMS, que se empezaron a grabaren 2005 y ha servido pa desarticular grupos terroristas y la corrupción porque no quieren o son ellos, donde lo que más cuenta es la privacidad y su seguridad en las comunicaciones; luego, nacidas hace pocos días más de 20 años, como los 15 que han pasao de mayo, está el Internet de las páginas web y blog que son casi el equivalente a la publicación en páginas impresas, creo yo que más, piensen en los vídeos, pero en cualquier caso los #SocialMedia y #apps montados a su vez sobre páginas web, sitios o portales, esa el la definición de aplicación, como cuando cambiamos el espejo retrovisor del coche o el cinturón de seguridad, de los que creo que es reseñable que es mezcla más o menos afortunada de los 2 orígenes o fuentes de Internet, el privao y el público, que además debería ser compatible si se supiera usar, pues en cualquier caso se necesita tener casi de los 2, aunque solo el correo electrónico y su consiguiente @ arroba es lo imprescindible, condición sine qua non, como creo recordar se dice en culto. Pero volviendo a los insectos, además del problema de los insecticidas, que supongo pasaríamos a ser los Homo@ sp., el de su aparición a los largo del año, bien por migración, metamorfósis, pues su ciclo vital y periodo de vida es francamente diferente, como por supuesto el tamaño relativo o cualquier otro que se me escapa, estaría, como ya podrán imaginar el de su captura o caza, a lo que me podrán replicar que se puede solventar con granjas, criaderos o insectarios, y solo de algunos insectos en particular, estoy pensando en las arañas, pero también si quieren las cucarachas y algún otro que se les ocurra de esos repelentes. Algo parecido a criaderos son los proveedores de correo electrónico y espacios de almacenamiento o páginas web, blog y #app en sentido amplio, pues además de DropBox o Google Drive y también el procedimiento P2P de intercambio de archivos almacenaos en los propios equipos entre usuarios, casi puede ser cualquiera. De hecho ya hay granjas de 3 tipos de insecto que yo sepa, las colmenas de abejas, Apis mellifera, probablemente el 1ª animal en ser domesticao por los Hom@ sp. del que aprovechamos su miel o alimento, la cera y creo que alguna cosa más, hasta su veneno me parece que tiene aplicaciones terapeuticas; y también los abejorros peludos, Bombus sp. que además son los últimos en ser domesticaos cuando se ha descubierto que algunas plantas como las tomateras necesitan ser bamboleadas al polinizarse y de hecho han pasao a ser casi sagraos en los invernaderos donde además se cultiran durante to el año y no solo en su época. Seguro que recuerdan aquellos tomates verdes y chuchuríos que había antes cuando todavía no se había descubierto esta necesidad, pero al que yo voy es a los caracoles y en concreto a su versión aérea, que son las mariposas, no tanto cuando vuelan sino en su periodo de gusanos que además de algunas especies casi constituyen plagas, como por ejemplo las de la col, Pieris brassicae y P. rapae, ambas blancas, con lo cual su gusano sería el más apetecible. Supongo que conocen los gusanos de seda.

Entrevista a María Ángeles Navarrete, Jefa de Servicio de Industrias Forestales del Centro Nacional de Investigaciones Agrarias (CNIA), dependiente del Ministerio de Agricultura y situado en el Km. 7 de la carretera de A Coruña, en un entorno natural privilegiado junto al río Manzanares. Descrita por ella misma, la labor de Navarrete es hacer llegar el resultado de las investigaciones del CNIA a los usuarios.
P: ¿Qué es el CNIA?
María Ángeles Navarrete: Es el centro de investigación del Ministerio de Agricultura aplicada a los distintos sectores: agronómico, ganadero y forestal. Dentro de la investigación forestal está la investigación en las industrias forestales y la investigación forestal pura de los árboles en pie. Dentro de la investigación de las industrias forestales tenemos la madera, el corcho, la celulosa y el papel. Dentro de lo que es la madera, lo que nos ocupa, hay distintos laboratorios y están sobre todo orientados a la madera para la construcción y todos sus problemas. Se hacen estudios de las propiedades mecánicas de la madera, de las características de nuestras especies forestales aplicadas a la construcción, de los distintos usos de la madera, estructural, de carpintería, etc., y la unidad de protección de maderas, donde se estudian todas las patologías de la madera, los organismos xilófagos que la destruyen según los distintos usos y los tratamientos más adecuados para protegerla, las características y la eficacia de los productos, las técnicas de tratamiento preventivos y los tratamientos curativos en todos los temas de rehabilitación de edificios. Eso es lo más importante. En el campo de los tratamientos curativos se hace una asesoría al Ministerio de Educación y Cultura y para el Patrimonio Nacional, es decir, para todos los palacios y edificios que pertenecen a la corona y el patrimonio del Estado, iglesias, museos y monumentos a restaurar, que cuando tienen algún problema específico, acuden al CNIA. También hacemos el asesoramiento y el mantenimiento de la Alhambra de Granada. El CNIA tiene un convenio con el Patronato de la Alhambra y cada vez que tienen un problema o cualquier asunto en relación con la madera, nosotros les hacemos el asesoramiento de lo que tienen que hacer y evaluamos los daños. También estudiamos aquí la datación de maderas antiguas: por la anchura de los anillos se puede saber en qué época vivió ese árbol cuando era árbol y sabiendo en qué época se cortó se puede ayudar a hacer los estudios históricos de todos los monumentos. En la Alhambra se ha hecho un estudio muy completo junto con el Patronato para saber de qué época eran las distintas partes, las obras y todos los procesos que ha ido teniendo la Alhambra de mantenimiento en sus diferentes etapas, las sustituciones y demás. Muchas veces se piensa que no se ha tocado nada de un edificio y cuando se estudian las maderas se ve que las hay de épocas muy diferentes, lo que quiere decir que en un momento determinado hubo problemas en una cubierta por unas goteras o lo que fuera y se sustituyeron piezas, se arreglaron y se repararon. Se ha comprobado en todos los edificios antiguos que han tenido una vida muy grande y que han ido evolucionando a lo largo del tiempo. Con la datación de las maderas se ayuda a los historiadores a hacer todo el seguimiento de las distintas fases por las que ha ido pasando ese edificio. Otra actividad que tenemos en el INIA es la de extensión o divulgación de lo que se hace aquí, es decir, intentar traspasar toda la investigación a los usuarios. Esa es la actividad que realiza el Servicio de Industrias Forestales, la conexión con todos los sectores, las demandas de investigación y el poner a su disposición los resultados de las investigaciones que se realizan aquí para que sean útiles. Esto se hace a través de la firma de convenios de ayuda o asesoramiento, cursos como el de la protección de maderas y los tratamientos antixilófagos de edificios, trasmitiendo todos los avances que se van conociendo en las investigaciones, tanto de productos como de técnicas de tratamiento que se ponen a disposición de los usuarios.
P: ¿Organizan cursos?
R: Normalmente hacemos los cursos a través de las distintas asociaciones profesionales y también con las universidades. Un ejemplo: la Universidad de Alcalá de Henares tiene un Master de Restauración de Monumentos en el que siempre damos unas clases y las prácticas vienen a hacerlas aquí. También con la Universidad Politécnica de Cataluña hacemos lo mismo: nosotros llevamos toda la parte de patologías de la madera. También organizamos cursos para colegios de arquitectos. Llevamos la dirección técnica del curso pero no nos ocupamos de la parte administrativa.
Cada vez hay más termitas.
P: ¿Se ha agudizado el problema de las termitas en España?
R: Uno de los problemas más grandes que tiene España para la conservación de los munumentos son las termitas. Las termitas sobreviven en sitios de clima templado y húmedo. En principio viven desde la isoterma de los 10 grados, que es la que pasa por Paris, hacia abajo, pero cada vez se están extendiendo más y ganando superficie ocupada por toda Europa. Ya hay termitas en Inglaterra, donde antes no había, y también hay un foco localizado en Hamburgo, Alemania, que probablemente llegó en algún barco con maderas infectadas. Antes el hábitat natural de las termitas era el campo, pero se están desplazando a las ciudades, que es donde están seguras de tener las condiciones de humedad y de temperatura que necesitan. Tienen madera de los edificios antiguos, que cuando se construyeron no tenían conducciones de agua corriente, pero al ponerse estas empezó a haber fugas y las termitas encontraron madera húmeda y temperatura adecuada, pues también son casas con algún tipo de calefacción y por tanto con las condiciones ideales para las termitas, que se han ido desplazando desde el campo, su hábitat natural, hacia los centros urbanos. En España, desgraciadamente, tenemos termitas en todo el territorio.

P: ¿Por qué hay cada vez más termitas?
R: No se puede decir que haya más, aunque puede que sea cierto, pero a la vez la gente está más sensibilizada con el problema de las termitas. Creo que son las 2 cosas: cada vez hay más termitas porque se están desplazando hacia el hábitat urbano porque las conducciones de agua hacen que siempre tengan un subsuelo húmedo, igual que la madera, y además, como hasta en los pueblos más pequeños ya están todas las calles asfaltadas o con algún tipo de recubrimiento, eso impide la evaporación natural del terreno, impide que se seque. Se está humedeciendo el subsuelo con las conducciones de agua y al estar asfaltadas las calles se impide que esa humedad se evapore. Las paredes de las casas antiguas, con construcción de mampostería e incluso de ladrillo, absorben la humedad como esponjas y la llevan hacia las maderas. Las termitas encuentran mejores condiciones en los centros urbanos que en la naturaleza. El criadero que tenemos aquí en el I.N.I.A. lo inicié hace 22 años cogiendo las termitas de la Casa de Campo, de los tocones o árboles cortados, que estaban llenos. Ahora, con estos años de sequía tan grandes que ha habido, en la Casa de Campo no hay termitas. He intentado ir a coger otra vez al mismo sitio y no he conseguido encontrarlas porque el suelo está excesivamente seco, pero en Madrid tenemos termitas en todos los barrios, sobre todo en los antiguos con casas con estructura de madera. Se hizo un tratamiento muy grande contra termitas hará unos 30 ó 35 años en todo el Madrid de los Austrias que duró unos 15 ó 20 años, pero han vuelto las termitas, también a los barrios de Salamanca, Malasaña, Lavapiés y todo el casco antiguo. En barrios más modernos, con construcciones que no son de madera, cuando hay humedad por goteras o averías, también aparecen termitas y buscan la madera de las puertas, del rodapiés, del parquet y todas las maderas atacables. En el resto de España también han proliferado más porque hay muchas casas cerradas en los pueblos y en el campo, casas que sólo se habitan un mes al año y el resto permanecen cerradas manteniendo unas condiciones de humedad ambiental muy grandes. La mejor forma de combatir las termitas es ventilar mucho las casas para que la humedad que llega, que no se puede evitar que entre, se evapore lo más rápido posible, pero en las casas cerradas se están manteniendo unas condiciones de oscuridad, humedad y temperatura constante suave muy adecuada para que proliferen las termitas.

Y no sólo las termitas.

P: ¿Qué otros organismos atacan a la madera?
R: Además de las termitas, atacan a la madera, también unidos a la humedad, los hongos de pudrición, que van muy unidos a las termitas, pues también necesitan que la madera esté húmeda, se reproducen en las casas cerradas, etcétera. Antes había una cultura de mantenimiento de los edificios que ahora se ha perdido: en los pueblos, cuando había poco trabajo en el campo, había el toque de retejo y todo el pueblo retejaba y además, ayudaban todos a retejar los edificios comunes, el Ayuntamiento y la Iglesia. Ahora todas esas constumbres se han perdido y se producen goteras que no se corrigen de forma inmediata, sino que se tardan varios meses y algunas veces varios años en reparar, lo que favorece que se instalen las termitas y los hongos y lo destruyan. Luego el coste es mucho más grande de reparar. Además de las termitas y los hongos, son xilófagos las carcomas. No van tan unidas a la humedad, aunque a la carcoma clásica también le gustan los sitios frescos y es típica visitante de iglesias, sótanos y sitios húmedos y oscuros, pero la carcoma grande no necesita humedad para desarrollarse, ataca la madera de las coníferas y se reproduce en cualquier parte de España, pero como sólo atacan la parte exterior del tronco, los daños que producen son mucho menos importantes. Por ataque de carcoma es muy difícil que se pueda producir la ruina de un edificio, que sí se puede producir por ataque de termitas y hongos, por supuesto en muchos años de actuación.
P: ¿Cuántos años pasan desde que un edificio es atacado hasta que no tiene solución?
R: Varía mucho por el tipo de madera, pues unas son más resistentes que otras, varía también que las secciones o escuadrillas de las vigas sean más grandes o más pequeñas, pues hasta que se comen la parte resistente no afectan a las estructuras de los edificios, también varía que estén en un sitio más frio o menos frío, tanto las termitas, como la carcoma y los hongos, cuando las temperaturas son muy bajas, paran su actividad, bajan a sus nidos y se protegen. En zonas cálidas como Andalucía están actuando todo el año. Si nos venimos a Castilla, en invierno paralizan su actividad, no en las ciudades con calefacción, pero sí en los pueblos y en las casas de campo. En unas zonas pueden estar actuando durante 3 ó 4 meses y en otras durante todo el año, por tanto no se puede determinar el tiempo que pasa desde que un edificio es atacado hasta que no tiene solución, aunque no es cuestión de meses, sino de años.
P: ¿Los españoles somos conscientes de este problema?
R: En España todavía hay mucha gente que piensa que las termitas son de los países tropicales y tienen la imagen de esos termiteros enormes que aparecen en las películas y aunque las termitas que hay en España no son esas, todo Madrid está termitado, toda España está termitada, prácticamente el 80 % de las poblaciones tienen termitas y lo que es a nivel de provincias, todas tienen termitas.
P: ¿Y las variedades de termitas son las que había antes o nos han llegado otras nuevas de África o de otros sitios?
R: En la Península Ibérica sólo hay 2 especies, la que ataca a la madera de construcción de los edificios y la que ataca a los árboles, a las viñas, a los olivos, a las encinas, a las repoblaciones jóvenes, donde produce muchos daños, a los árboles de parques y jardines, por ejemplo a los del Generalife de Granada que estamos estudiando en este momento. En Canarias hay otra termita que ataca a la madera de carpintería completamente seca, marcos de puertas, ventanas y cuadros, muebles, etc. Ha habido una plaga muy importante en Las Palmas de Gran Canaria y esta termita sí que es difícil de combatir porque no se puede ir inyectando cada marco y cada puerta y cada rodapié de una ciudad entera, y hay que combatirlas con gases. Esta termita también ha aparecido en la Embajada de España ante la Santa Sede, en Italia, donde hubo unos ataques importantes hace años, pero no tenemos ninguna notificación de que haya llegado a la Península.
Carcomas: Insectos coleópteros xilófagos pertenecientes a la familia de los anóbidos. Miden de 4 a 8 mm. de longitud y tienen forma cilíndrica. Tanto los adultos como las larvas excavan galerías en el interior de la madera seca, alimentándose de ella y llegando a ser muy destructivos. Golpeando la madera con sus mandíbulas producen unos ruidos que sirven para encontrar a su pareja con el fin de aparearse. Entre las carcomas más frecuentes pueden citarse: carcoma común o de los muebles, carcoma de los libros y la carcoma del pan.
Hongos: Organismos heterótrofos (que para alimentarse necesitan ingerir materia orgánica viva), saprofíticos (idem muerta) o parásitos de otro organismo, provistos de núcleo, formado por una o varias células carentes de clorofila originadas mediante esporas y cuya forma de reproducción es tanto sexual como asexual.
Isoterma: Linea isoterma es la que une los puntos físicos donde la temperatura media es la misma sobre un mapa geográfico.
Termitas: Insectos pertenecientes al orden de los isópteros. Hay más de 2.000 especies distribuidas por las regiones tropicales y subtropicales del mundo. Son de color blanquecino y vida social organizada en castas: rey y reina (fértiles), obreros y soldados. Es herbívora y se alimenta de tejidos en descomposición. Las termitas atacan siempre la madera por su interior. Muchas especies construyen los típicos montones o termiteros, que pueden llegar a 5 metros de altura, como el construido por la termita guerrera de Natal. Los termiteros están formados por tierra mezclada con excrementos, saliva y madera masticada. Como ejemplo de termitas europeas se pueden citar la termita reticulada y la de cuello amarillo.
Xilófagos: Se dice de los organismos que se alimentan de madera, como gran número de insectos: termitas, cucarachas, escarabajos, larvas de muchos dípteros, etc. Entre los animales acuáticos también hay algunos con este tipo de alimentación. Para poder digerir y asimilar la celulosa tienen endosimbiontes (protozoos y bacterias instentinales) o simbiontes externos (hongos) que producen las celulosas necesarias para reducir la celulosa a restos de glucosa asimilables.