izquierda de estampilla

Escrito a las @ 2:02 PM el dia 29 Mayo 2017 por admin


Anécdotas contadas y leídas de trucos pa entablar conversación con desconocidos me confirman que debo ser del 2% al que las quedadas #internautas siempre han parecido bien, aprendí muchas cosas y también gané experiencia en la disciplina más difícil, las personas que conocí en presencia nunca me decepcionaron ni observé que variaran su trato hacia mí, por lo que la impresión debió ser mutua, y muy en especial, nunca me arrepentí de dejar cualquier otra cosa y darle prioridad a esos encuentros con la línea de sombra, el Infierno son los otros, como si deseara que se produjeran y mostrándome siempre propicio. Me sigue gustando y pareciendo de lo más difícil sobreponerme y animar a que se sobrepongan a la propaganda ambiental que anima a pensar lo contrario, pero hay 1 viaje a León a finales de los años 80´s en representación de 1 revista, hasta hice de quioskero con tenderete vendiendo muchos ejemplares que compensaron con creces el viaje a gastos pagaos, conocí a gente encantadora del lugar y me llevaron a sitios a los que no habría ido nunca si no fuera por aquella oportunidad que me cayó encima por desmarcarse los jerifaltes. El caso fue que nos pasamos los días yendo al encuentro de 1 tipo enigmático, ni siquiera me acuerdo del nombre, aunque siempre he sospechao de quien se trataba, ni más ni menos que el impulsor de aquel acto cultural que ni en su horario, ni en los bares, ni en casas particulares, no sé cuántos más sitios, pero nunca lo encontramos. Sobre la importancia de estos sujetos que mueven los hilos desde las sombras, además de tirarme de cabeza a las quedadas, sí he tenido claro que lo que no soporto es a los tipos que se hacen desear, y que llegao el caso dan la espantada. Otra curiosidad añadida, es que en caso de producirse la ansiada reunión con el deseao, siempre es en sitio diferente del principal, se trata de alguien que ha ido deliberadamente a otro sitio, como esos relaciones que entran en bares de la competencia a llevarse gente y encima los tienen que invitar a 1 copa. Es posible que no me hayan pasao cosas malas en las quedadas, como que me pidan más dinero, que me pongan emboscadas, cualquier otra que ni se me ocurre, entre otras ranoces porque desde que tengo conciencia 1 forma de defenderme es quedarme en el sitio y atender al propio acto o evento que servía de excusa a la quedada. De los pocos casos que he conocido, de hecho creo que ninguno ha lograo alcanzarme, aunque sí he curioseao sobre el asunto, y en ocasiones elijo meterme en trampas o como mínimo dar cuerda, en esas situaciones por delegación siempre hay 1 que hace de gregario o gancho en 1 extraña variante de timo del pariente que demuestra que hay personas que se dan importancia como seguidores de 1 líder o integrantes de manadas o bandas, y también es 1 forma de hacer sentir importante al interlocutor al que trata de pastorear hacia su amo. En el caso de León, muy anterior a las #iredes #socialmedia, pues 1 cosa que he percibido es que las relaciones virtuales son más intensas y desinhibidas que las sociales, y llegao el caso de conocerse, yo también sospecho que sabemos más y saben de nosotros lo que por buena educación estamos dispuestos a mostrar, el evento tenía su horario -venta de revistas, intervenciones en el salón de actos, relaciones entre los ponentes tan reiteradas que aún conseguí alguna colaboración nueva, etc.- me consta que el elegido al que buscábamos insistentemente en las sobremesas y por las noches, tampoco apareció. Es por ahí donde veo difícil que me pillen, pero he oído hablar de reuniones en las que el líder o la banda solo intervienen pa rebajar al incauto, no tanto porque les vaya algo en el envite como por evidenciar su sometimiento de manera parecida a la típica cuña mafiosa. También se podría pensar que el mandamás de León se habría sentido decepcionao por la escasa importancia de mi persona en la jerarquía de la Movida, a lo mejor esperaba al director o a sus figurones, pero esta misma decepción a la que no se da importancia, pues la mayoría de la gente solo quiere tratar con personas conocidas, también se daba en las #iredes #socialmedia cuando estalló la revuelta #indignados y se instauraron planos reconocibles entre lo virtual y lo real, de forma que en sitios en los que me presentaba como 1 más y rápido me pedían ayuda pa ayudarles a recuperar la contraseña de sus cuentas, a lo mejor me conocían más de lo que sería deseable en alguien que recomendaba procurar no significarse ni relacionar identidades reales y virtuales. Desde mi punto de vista, la única novedad respecto de las organizaciones de izquierda antiguas es que ahora tienen a su alcance medios de difusión propios, mientras que en los Ochenta de la Movida necesitaban atraer a las publicaciones pa darse a conocer ellos.

Que pongan a Barrabás | eXp ACADEMIA15M | #concept fuga de cerebros

botón del pánico Vía Romana círculo manicomio Leganés panic water day terremoto Chile maquinaria Mafia S A Boletus satanas boleto #seTas Unidos a golpe corneta
  • Comente
  • @ izquierda de estampilla
  • RSS

Que piensa de este post?

Debe estar registrado para postear un comentario.