parecidos razonables Assange | Polanski | Puigdemont

Escrito a las @ 9:15 PM el dia 13 Enero 2018 por admin

orejas Obama

En orden cronológico inverso, el momento álgido de la primavera catalana se produjo aproximadamente a las 11:30 del 1 octubre 2017, cuando se anunció que el ministerio del interior español intervenía lo que unos y otros llamaban censo universal, del que tenían copia en todas las mesas con urnas, pero no había forma de marcar el voto y por tanto impedirlo en las otras mesas, colegios y centros de votación, lo que explica que haya residentes que estaban en ese censo que haya podido votar 4, el record, 2 y las veces que hubieran querido. Solo a modo de contraste, adjunto el mapa de tendencias de Barcelona y alrededores sobre las 10 horas, cuando realmente se estaban produciendo las cargas antidisturbios de Policía y Guardia Civil por inhibición de los Mossos, donde se ve que además de muchas etiquetas y muy grandes, solo en momentos como los posteriores a los atentaos terroristas del 17 agosto 2017, se ven mapas o nubes de palabras tan concurridos y casi unánimes.

No es por dar pistas, pero si es verdad que se incautaron del equipo informático de Jordi Sánchez, candidato a presidir la Generalitat de Catalunya mientras lo cuento (aplazada la investidura sine die en los telediarios del 9 marzo 2018), siempre con gusto, y si el motivo de la desaparición de la cuenta de Assange en la nochebuena 2017 fue hacer copia o volcado de datos de sus interacciones, algo que por sí mismo demuestra que la Red entera es algo vivo u orgánico, incluso para los escépticos, auténtica venta de sus colaboradores y organización, pues a nadie se le pasa por la imaginación que 1 tipo encerrao en 1 embajada desde hace más de 1 lustro se capaz de levantar tan tremenda polvareda como para poner en peligro las relaciones entre estados y cuerpos policiales y de espionaje, si no es con ayuda en el exterior, solo falta que se confirme que estas operaciones lanzadas como hipótesis son ciertas, como por ejemplo la filtración de la llamada del político catalán que propone poner al frente de la consejería de educación a la indepe que tenga las tetas más grandes, técnicamente esto es lo que se llama back up y las multinacionales, antiguos monopolios y agencias diversas, pueden permitirse tener 1 departamento de esos que se dedica a analizar esas informaciones que rebosan las máquinas informáticas por errores, fugas, motivos diversos como anotar mal los apellidos o la dirección, hasta ahí puedo contar, pues trabajé y conseguí ser especialista de 1 de estos por más tiempo del que lleva Assange encerrao en la embajada, aunque con la misma confianza puedo asegurar que no era yo el que tomaba las decisiones de lo que se hacía, ni siquiera sé lo que pasaba con esos documentos de identidad correlativos al contratar el teléfono, o cualquier otro que me garantizaba tomarme 1 tarde libra extra, aunque no mandar a tomar por culo al jefecillo que mandaba cosas como subir o bajar la persiana. O en los casos de Assange y Sánchez, dormir a pierna suelta por lo que me afecta y comentar el asunto con 1 distancia que quizá parezca temeraria a los que tuvieron interacciones con ellos en los días críticos de otoño 2017. También me pasa con las plañideras de los nuevos funerales digitales cuyos deudos dicen sentirse insultaos en Internet, o cualquier quejica chivato que se marca artículos de opinión o en la radio sintiéndose atacado. Pasa lo mismo con las etiquetas que cambian de bando, donde los testimonios que recuedo son titulares de declaraciones de Errejón o Carmena en los días previos a las elecciones municipales de 2015, ni siquiera leí las entrevistas, las debí ver echando 1 vistazo al quiosco, o que la novedad ofrecida por Telefónica en el World Mobile Congress era presentar a su antiguo hacker como gurú, en todos los casos pienso que declaraciones y gestos carentes de sentido que no sea otro que intentar salir del paso como los teleoperadores de las plataformas que se dedican a colorear las tablas de incidencias incluso en los departamentos de back up.
- Quien analiza mal fuego atiza, reza el #refrán, y por lo mismo, además de alguna tarde libre en forma de felicitación, mis investigadores particulares me han acusao unas veces de saber demasiao sobre ciertos asuntos, y otras, puesto que los conocimientos técnicos e informáticos no se pueden disimular, no saber explicarlo, pero aún así esta vez es fácil: si recuerdan, hubo otra incautación de documentos camino de 1 incineradora, y en fechas recientes fue noticia que no menos de 200 cargos de los indepes tenían teléfonos encriptados. No se me pasa por la imaginación que Sánchez pudiera dedicarse a espiar llamadas como la de Lluis Salvadó, consejero de Hacienda, con el alcalde de Sant Carles de la Rápita, en la que revelan la importancia que dan a los nombramientos y en qué se fijan, pero sí que en el equipo informático del candidato haya aparecido la típica lista de los teléfonos encriptados y a quién correspondían. De la filtración solo falta revelar la fecha en la que se produjo la conversación antes privada, y del back up particular de Assange que el operario que analiza los datos encuentre algo de valor, susceptible de emitirse por los telediarios y supongo que ganarse 1 tarde libre o cualquier otra prebenda, algo que no está en mano de los emisores y receptores de informaciones. Ya para nota, aunque mientras está pasando no solemos darnos cuenta de la importancia que pueden adquirir algunos detalles, en la larga tarde del 20 septimbre 2017 que asediaron la consejería de Hacienda, hubo conversaciones en redes sociales sobre personas o personajes que habían anunciao su visita, recriminaciones cruzadas, alguna más que ni siquiera me apetece buscar, pero en ese sentido y sobre lo que llaman señalamientos en términos judiciales, también entiendo el guante blanco con el que se tratan estos asuntos en el presente, lo blando de algunas declaraciones, comparadas por ejemplo con el cabreo y la ira que sentían en el propio acto. Y el caso es que no pueden hacer nada, como esas jugadas de cartas con todas las apuestas sobre el tapete en las que solo falta enseñarlas.

El mayor de todos es que en ambos casos fueron reclamados por la justicia de estados de Europa como Suecia y España, y luego levantaron la reclamación por diversos motivos, pero a la categoría de prófugos de la justicia como el director de cine Roman Polanski, que también sufrió 1 comentadísimo proceso de asedio judicial cuando asistía a 1 festival de cine, solo cabe añadir que en ambos casos, Puigdemont y Assange están provocando problemas políticos graves en sus estados de acogida, Bélgica a punto de romperse su endeble coalición de gobierno entre nacionalistas de diverso signo, y el propio Ecuador, donde Correa, que fue el que facilitó asilo político a Assange cuando era reclamado por Suecia, estado con acuerdo de extradición con Estados Unidos, motivo principal de su refugio, como el de Polanski, en ambos casos por delitos sexuales, fue sustituido por otro candidato en elecciones presidenciales, para el que el australiano no es plato de gusto. Además de las barbaridades que se les atribuyen a título judicial, puesto que están los procesos vivos y se mantienen las situaciones respesctivas, además de mi respeto o por delante, pues desconozco los casos y los estados en que se dirimen, excepto España, claro está, pero con la debida distancia sí quiero hacer notar que en medios públicos se ha dicho sobre el australiano en tontulias que por su injerencia en las batalla electoral de Hillary Clinton, su enemiga algo más que declarada, y Donald Trump, del que se dice que envió emisarios a reunirse con él en su refugio, le cortaron el acceso a Internet, que no hay más que ver los mapas de tendencias de Barcelona y Catalunya durante el otoño 2017 para llamar majadero al sujeto capaz de seguir diciendo esas cosas. Pero aún así, puesto que se habla de los prófugos de la justicia como si estuvieran encerraos en 1 jaula y fueran parecidos a los animales sin voz ni voto, también se ha dicho que el plan de Puigdemont es trasladarse a Barcelona y segir siendo presidente de la Generalitat, como pretenden él y sus partidarios, refugiado en 1 consulado extranjero como el australiano. Durante años, 1 nutrida banda de elementos con uniformes de la fiscalía, la policía, el periodismo con la participación puntual de jueces y sindicalistas, desviaban la atención sobre lo suyo y sus verdaderos amos sacando a pasear sus fantasmas en forma de cruzadas de criminalización del prójimo, a ser posible genérico, y su toma de cartas en el asunto, por ejemplo procedimientos que antes les importaban 1 pimiento, como por ejemplo formatear 32 veces y liarse a martillazos equipos informáticos que ahora confiscan y analizan cuidadosamente; que se lo digan a Lluis Salvadó, antiguo hombre de confianza de Junqueras y las supuestamente encriptadas 200 líneas telefónicas de la Generalitat de Catalunya que lo estaban no en las conversaciones, sino en el nombre del titular, tan fácil como obtener #lalista en cualquiera de los registros, pues las llamadas y otros datos permanecen grabadas por años.

Momentazos Twitter de Google Reader a RSS feed cuando era joven o el tiempo es oro himno al abucheo
  • Comente
  • @ parecidos razonables Assange | Polanski | Puigdemont
  • RSS

Que piensa de este post?

Debe estar registrado para postear un comentario.