Carnaval grunge

Puedo asegurar que la noche que actuó Nirvana en Madrid yo estuve en el Archy, donde cenaron y creo que luego pasaron a tomarse las copas de rigor. También conocí en ese sitio privilegiao al malograo Antonio Flores, tipo amable y simpático de verdad que no se refugiaba en los reservaos y hablaba con to el mundo, también conmigo, que hacía como que no lo conocía y lo trataba con toda normalidad. Ya si digo que jugué al billar contra Prosineski el futbolista, que también fumaba nadie va a creerme, pero yo el grunge de los años 90´s del siglo pasao lo viví a tope en todos los sentidos. También en los garitos locales que frecuentaba se hablaba mucho de Pearl Jam, que sigue siendo de mis grupos preferidos junto con Nirvana, y también tenía ese tipo opa con remiendos que además solía ser compartida, pues en esos tiempos el robo de la chupa era casi como el del mechero, lo menos que te podía pasar. La noticia de hoy es que #GH14, el nuevo Gran Hermano ha caído preso de la crisis, la misma casa ofrece 1 decorao que parece de los 90´s en las tiendas de Remar y los personajes que presentan son remedos o intentos de continuación de otros ateriores. Hay hasta 1 Fresita reciclada. Pero volviendo al tema y si repasan el POST del día anterior encontrará 1 relato del desfile de carrozas y comparsas dondo el grupo local más afamao, que ha merecido varios premios en el Circuito del Carnaval de la antiguamente llamada Castilla la Nueva se presentaba con disfraz reciclaos de años anteriores que además mezclaron con gracia, por 1 parte los elementos habían hecho 1 MIX con varios disfraces y por otro lao el grupo era 1 revival a escala de los pasacalles de años anteriores. Se trata, creo yo, más que del grunge, que era toda 1 filosofía de vida, recuperar pa el presente y el futuro inmediato lo que del pasao pueda valer todavía. Y a mí me viene de perlas, no solo que me refresque lo que en su momento viví como tendencia del momento que me arrastraba de verdad. El gruge del momento tenía 1 aire de POSTmodernis, el final de la historia, cuando se creía que ya no habría na nuevo y que to estaba inventao, creo yo que también el principio de la música máquina Djs aunque todavía gustaban más los coleccionistas y colecciones de discos antiguos como los de Radio 3 pero los bakalaeros de la Ruta Destroy fue en los 1º años 90´s donde arrasaron hasta que gentuza tan recomendable como Corcuera, Vera y el conde Barrionuevo empezaron a perseguirlos en los telediarios hasta arrasarlos. Cuando yo conseguí llegar a #Eivissa, estación terminos de aquel fenómeno ya bien entrao el siglo actual la música máquina surgida en aquella época creo que maravillosa de verdad, pues aunque los remiendos eran de pega los groupies éramos muy auténticos. Lo que he perdido ha sido la biografía de Kurt Cobain, que se publicó por fascículos en la prensa y donde se demostraba que sus gritos procedían de 1 dolencia estomacal y que antes de triunfar había vivido o sobrevivido bajo 1 puente, donde aprendió a tocar la guitarra y cantar tan bien como se recuerda, creo que su Umplugged está en la historia. Por lo demás este grunge de ahora parece que viene impuesto por la rigurosa circunstancia que imponen los tumefactos ladrones cara polla como Montoro o el Wert con su terno y corbatas tan impecable como los del siniestro zapatitos y su divorcio de conveniencia a cuestas y el dinero B a nombre la fulana, que por lo general es del Opus y soporta las sotanas malolientes de los curas, como el matrimonio que envió al joven Cobain a vivir bajo 1 puente, lo más que se puede decir es que algunos nos pilla entrenaos y es otra sensación de la crisis falsa esta: a mí esto ya me lo hicieron en los 90¨s y creo que además son los mismos chorizos ladrones en el 2º asalto. No hay futuro ni salida, aprovechemos lo que queda en pie y tratemos de ser felices.

Bares, qué lugares

Las barras de las bar, valga la redundancia sin concordancia, han sido siempre hoteles por horas, refugios en los que difícilmente se traspasa el día completo, pero que mientras nos acogen tan a gustito hay de to lo que se pueda necesitar pa pasar las horas. Tos habremos visto empezar las barras desde los cimientos, 1 tipo afanando con 1 par de tonel, 1 tabla y vasos, la 1ª piedra de muchos negocios que luego han prosperao. Google es otra barra de servicios. Paciencia pa los que entran y salen porque en variedad de bar hay pa gustos, más que hoteles con diferencia, desde los chiringuitos de las playas a los refugios de alta montaña, que la vida es como 1 escalera por la que lo mismo nos vemos subiendo, incluso cargaos con los aperos como bajando a patadas desde lo más alto. Resulta que la apuesta turística por los hoteles y los cocinillas que se arruinan en sus restaurant sin barras ni siquiera lo inventaron ellos ni los ingleses, ningún Lord Sandwist con el que hacer leyenda urbana, sino los romanos antiguos en los cruces de caminos, igual que la comida precocinada. Con permisos y sin el pertinente las bar han florecido siempre como las botoneras con la lluvia hasta en los campos de golf abandonaos por la especulación inmobiliaria. Luego hay que montárselo, aunque según los casos los resultaos cantan como la lotería. No es difícil abrir una bara sino cerrarla dentro de sus márgenes comerciales, que es como se paga la estancia en estos hoteles singulareso. Lo prueba la evidencia que en los primeros momentos de existencia es frecuente ver a los barman en otras bar porque la parroquia propia se hace día a día y se busca en las otras, ya digo, los tránsitos son continuos y 1 bar de más o de menos en la ruta se acepta con agrado. Los precios de la lista, la frecuencia en las invitaciones y los esfuerzos propagandísticos suplementarios también son directamente proporcionales a la parroquia. No se puede empezar la casa por el tejado aunque bien es verdad ques la envidia ajena la que mide el éxito propio. También cuenta y mucho la mala suerte pues como predican los sabios que en Europa han sido la cara sonriente de la potra nunca se reconoce. Se diría que puede otra trampa que nos tiende nuestro oráculo buscando la perdición del que la disfruta y se viene a más arrastraos por lo que creen méritos propios. Como hay barras de fortuna también hay bar pa las ocasiones señaladas. lectura: Jonathan Ott, Jeremy Bigwood, R. Gordon Wasson, Dolores Belmonte, Albert Hofmann, Andrew Weil, R. Evans Schulte, Teonanácalt, Hongos alucinógenos de Europa y América del Norte, ed. El Compás de Oro, Swan, 1985.