falsa modestia

Casimiro muerde a Pedro J pero ¿dónde está la orquesta? | recaos a Lara |

academia quiXoteInstalaos en el desparrame en el que nos regodeamos hace tiempo, no importará que diga que si Esperanza Aguirre hubiera sacao la papela y se la hubiera entregao a los agentes de autoridad a los que tiró la moto al darse a la fuga cuando se la pidieron; y 1 vez resulto tan desagradable incidente por haber aparcao en el carril bus del eje Gran Vía plaza del Callao para sacar dinero de 1 cajero, imaginemos por ejemplo que las personas que pasaron por allí hubieran grabao la escena y tuvieran blog, e incluso se lo intentaran vender a 1 medio de comunicación sensacionalistas, pues entonces sí, y únicamente entonces estarían atentando contra la privacidad de la lideresa del PP en el epígrafe infracciones penales y administrativas. Los otros epígrafes de la ley de protección de datos vigente son la ideología, afiliación sindical (creo que también militancia política, por ejemplo los militantes de las bases del PP de la agrupación de Pozuelo creo recordar, cuyos datos personales revelaron en la cadena SER con motivo de 1 maniobra de reelección y consiguiente afiliación masiva, era su noticia, y fueron condenaos y luego perdonaos sus responsables), religión, creencias, origen racial o étnico, salud y vida sexual. También se apela a la privacidad del concejal del PP fotografiao en 1 gesto en el que parece estar haciéndose 1 raya de coca, ha dicho que de broma, pero 1 vez más, al ser cargo público y como Aguirre de esos que cuelgan su careto cada cierto tiempo de las farolas, paredes y vallas publicitarias, pues son ellos mismos los 1º y probablemente quien más deben cuidar su imagen pública y excepto en los aspectos reseñaos, pues es totalmente lícito y noticioso difundir esas imágenes en las que se ve que desmienten su pose. El caso de la difusión de las imágenes de la concejal #socialistas en el ayuntamiento los Yébenes Olvido Hormigos fue direrente, al menos en el planteamiento del caso pues luego ha demostrao ser exhibicionista e incluso se ha sentido complacida de la fama que ha adquirido y ha tratao de sacar provecho económico sin preocuparse de sus consecuencias, 1º porque se las había grabao ella misma con su propio móvil y se las envió a 1 amante como parte de su vida sexual, siendo las consecuencias de su difusión impropia, pues sería diferente si las hubiera colgao la misma en cualquier red social, muy dolorosas para sus familiares, algunos menores. En estos casos, aunque la gente cree que sus derechos de imagen pertenecen al defensar del menor, nombrao por los cargos políticos como figura apenas decorativa, aunque algunos han hecho carrerón como tertulianes, y los fiscales y otros funcionarios de tipo psiquiátrico e incluso médico, mientras que el resto y de normal tienen exactamente los mismos que los mayores de edad, solo que hasta que alcanzan la suya y pueden ejercerla están en manos de sus padres o tutores legales, por ejemplo cuando son detenidos en alguna manifestación o cualquier otra infracción grave, pues entonces sí son las propias autoridades públicas sus tutores, pero si no son los padres. Los casos de menores cuyos padres se han divorciao, que son los que dan quebraderos de cabeza legales y algún que otro revolcón a los jueces abundan en lo que digo: no bastaría la autorización o firma de 1 de los progenitores en sus apariciones públicas, exclusivas y demás zarandajas, no tanto porque atenten contra sus derechos de imagen si no que el otro papá o mamá que no ha sido consultao, ni aunque no tenga su custodia en ese momento, sigue teniendo derechos. En el caso extremo, recuerdan 1 documental de EE UU en el que periodistas con cámaras y micrófonos acompañaban a los policías en sus intervenciones, como por ejemplo allanamientos de morada autorizadas (a nadie se le ocurre que se dejarían grabar alegremente cometiendo infracciones), pero también fueron prohibidas en la justicia, y en su caso precisamente con el argumento que podían afectar a 3º como los hijos de los malotes que vivían en el mismo domicilio, que es lo que también se protege, conocido como inviolabilidad del domicilio e incluso protección de las comunicaciones, aunque esto casi da risa, por otras leyes igual de razonables y justificadas. En realidad y sin que sirva de precedente, yo estoy convencido que la ley de protección de datos española es correcta y lo que hace falta es que se cumpla, pero antes y más importante por lo que se ve, que se conozca.

quién tiene la llave de los ayuntamientos

fiebre del sábado noche | ¿cuál es el líquido más caro?

oreja de JudasHace tiempo me contaron 1 historia de algo que ocurrió en 1 discoteca de moda a la que llevaron 1 pecera o sarcófago en la que había 1 serpiente de grandes dimensiones, hubo algún problema con el cierre, aquello se empezó a mover y según el que me lo contó salieron a relucir varias pistolas, armas, picas, muchas más de las que cabría esperar, vamos que los cristianos antiguos de las catacumbas que dieron ejemplo dejándose matar por las fieras de su época en el circo pa emular a su líder, pues cuando pasa algo o solo por la amenaza, ni son tantas ni tan inofensivas, vamos que irán al cielo pero en 1 momento dao se toman sus precauciones pa que eso ocurra lo más tarde que esté en su mano. No quiero decir que me dejaría matar, pero seguro que se afrontar las dificultades debidas a las miserias y sobrevenidas con mucha más gallardía, al menos sangre fría como la que tenía en los exámenes a diferencia de otros compañeros que recuerdo. De hecho creo que hasta que no ves a las personas frente a contratiempos que les afectan, pues no puedes decir que las conoces. En cualquier caso, en lo tocante a la víctima Aguirre pues no tengo ninguna duda que sacaría a relucir su pistola o lo que pudiera si se sintiera amenazada, o las otras veces que se haya sentido, que por cierto son muchas, no solo la del helicóptero de Móstoles, donde como mínimo sus superiores jerárquicos del PP se pasaron por el forro las reglas no escritas que rezan que en caso de accidente, las mujeres y los niños tienen prioridad, sino además que el jefe es el último en abandonar la nave siniestrada, también el terrible atentao de Bombay fue ella la que chapoteó en la sangre de las víctimas mientras la evacuaban rápidamente del hotel atacao, equipo de crisis que seguro echó de menos en la movida del carril bus en plena Gran Vía, enfermedades graves y probablemente alguna que no sepamos nunca porque se salió con la suya. Aunque no tiraron de las pipas el batallón que intentó empapelar a la lideresa, la novedad es que esta vez plantaron cara, mientras que las otras probable que se las hayan perdonao. Lo más tremendo de los corruptos podridos que se vienen a más hasta cuando les salen mal las estafas y engaños es que no vale con pillarlos, sino que encima casi hay que jugarse el empleo pa pararles los pies.

la isla del bar

#NOhayvidasin guerra de cártel | Mariló siempre lleva

LGNSPuesta en escena: media tarde de domingo post partido de fútbol de pago que ha acabao empate sin goles en el bar del pueblo; silencio incómodo. Ha habido algún cruce de navajas como lenguas afiladas durante el partido tedioso, infradotao de comentaristas infames, aunque lo veo poco, los de los canales de pago son la créme de los speaker incluso peores que los de las radios de voces atipladas que suenan a silbato del árbitro. Intento explicar, pues a lo mejor he sido yo el que ha esgrimido la violencia verbal, en cualquier caso en ambiente de espadas en alto, que algunas veces las puyas y puyitas, aunque duelan como 1 herida en los pies, nos ahorran esfuerzos de todo tipo, hasta económicos. Mal pero bien. Tengo que introducir en la conversación que conozco y trato con agrado al Puyas oficial del barrio, ni siquiera recuerdo el nombre, solo su apodo.
- Éso es imposible, el Puyas soy yo, me dice otra vez casi ofendido mi interlocutor. Ya resulta evidente que soy de los pocos que me expongo a los puyazos y puyitas que algunos van repartiendo por la vida y es clarividente que si trato y saludo con cierta cordialidad a al menos 2 de esos tipos que no tienen amigos, pues también tiro las mías cuando puedo y casi se entiende lo que es tomarse la vida como 1 desafío en el que no te puedes descuidar. Este que digo de la conversación siempre coloca el reloj a deshoras, manda a los que le preguntan por la dirección contraria y si vuelven lea suelta sonoros:
- Y yo qué sé. Del otro Puyas recuerdo brevemente sus proezas que se relatan: siempre tuvo por objetivo en la vida ser policía municipal y lo consiguió en oposiciones casi en la edad límite, pero que nadie tema, lleva años de baja médica, pero antes de eso, en el sitio que trabajaba había 2 bares y mientras que todos sus compañeros desayunaban en 1, él sólo se iba al otro y eso todos los días laborables.
- ¿Qué, te llaman? ¿Te llaman mucho? Preguntaba siempre a quienes veía con móviles, aunque no los conociera. En 1 periódico local buzoneao en el que trabajé durante años hicieron una serial sobre pueblos de procedencia que incluía visita al pueblo, donde se buscaban las relaciones y lazos diversos, quién tenía familia, también sus alcaldes, y luego entrevista y retratos a los personajes locales que se habían comentao. Estuvo bastante buen, conocí algunos sitios muy bonitos, a los que volvería con gusto, y por supuesto tuve trato más cercano con personas de mi entorno. 1 de esos pueblos fue el del Puyas que llamaré A, que además encontró 1 punto de vista original en mi reportaje, el castillo en ruinas al que daba el Sol de lleno reflejao en el pilón junto al arroyo. El editor de la publicación pagaba religiosamente los gastos pero con ánimo de obtener recursos adicionales me propuso hacer ampliaciones de las fotos de los pueblos que visitábamos e intentar vendérselas a los retratados y los de los pueblos. Por gran suerte pa mí y creo que para el editor se me ocurrió intentar venderle la foto del castillo reflejao en el pilón al Puyas que, justamente creo, elogió.
- ¿Pero qué dices? Fotos de mi pueblo tengo yo miles y si quiero alguna más, pues voy y la hago.

laberinto de corrales

los gordos hunden Telecinco en la parrilla | el narco Feijoo abona a la desgracia

@ACADEMIA15M- El espejo roto se llenó de puñales y espadas de abordaje, greguería de Ramón Gómez de la Serna. Enlos escritos de Bruce Chatwin, declaradamente ortodoxos conla realidad cuyo conocimiento incluso hizo avanzar en aspectos como el nomadismo y las migraciones estacionales o al menos dio a conocer de manera brillante siempre hay 1 lugar, 1 puerta abierta palo extraordinário, aún mostrándose burlonamente escéptico pero ahí están sus esfuerzos por revelar también la realidad de dragones, unicornios, sirenas, hadas, amazonas, djinn, genios, duendes, mitos, religiones primitivas que se repiten y perduran desde la antigüedad más remota, que pueden ser vestigios o pruebas, como mínimo pistas sobre la realidad anterior a la escritura que ni siquiera conocemos ni aceptamos, aunque sólo fuera como estrategia pa negar cualquier fantasía. Sin llegar tan lejos, el cambio valores en la sociedad de Australia entera hacia sus pobladores aborígenes a raíz de Los trazos de la canción, The songlines, relato inacabao de Chatwin de 1987, cerca la muerte venía abundar enel crédito de la literatura o al menos del genio literario. La declaración mediante procesos judiciales y condenas severas de tremendas estafas pirámide, triles, trolas, engaños entre iguales, abusos a adolescentes, aún teniendo en cuenta que los fiscales acosadores probablemente encubran las propias faltas con tal de ganar el tiempo que quitan, agresiones a mendigos en manada alentadas en nombre del espectáculo que trivializan de esa guisa, igual quelas agresiones a ancianos muestran incluso más quela propia muerte que el derroche, el despilfarro, los desfalcos se guardan en la memoria colectiva hasta que se olvidan, a veces pasaos los siglos pero el dinero en la misma realidad apenas son caras, retratos y números finamente impresos que se renuevan o vuelven a pintar las veces que haga falta, también los sellos pero las nubes siempre vuelven, siendo el valor enel ranking de ca momento y la jerarquía delas caras, retratos que se pintan al dorso lo único que puede cambiar, aunque no necesariamente como cabría esperarse.