SELECT_-*-_ post


CSS Templates 1 CSS Templates 2 CSS Templates 3 CSS Templates 4 Flash Templates 1 Flash Templates 2 Flash Templates 3 Flash Templates 4

los algoritmos son conjuros

Image 04

Abraham, más conocido como Bram Stoker (1847-1912) también es autor de títulos La joya de las 7 estrellas, La madriguera del gusano blanco, La casa del juez o El entierro de las ratas, aunque es su célebre conde de Transilvania, el relato más versioneado de la historia con más de 150 películas sin contar series y piezas teatrales, el único mito de creación literaria contemporáneo según André Malraux, sin duda de esas veces que el personaje devora al autor de la que es la más célebre pieza literaria de terror. De tan inmenso memorial que habría que hacer, son justamente célebres Nosferatu, de Murnau en 1927, palabra inventada que significa no persona, pues el rodaje promovido por 1 secta alemana no estaba autorizao por la viuda del autor, algo que ya no puede ocurrir por ser la última gran pieza literaria de la que han caducao recientemente los derechos de las 4 generaciones, y la pieza artística Vampyr de Dreyer en 1934, que se rodó con objetivos y películas especiales para captar el efecto noche tan apropiao al relato original. Otro detalle no menor es que se trata de la primera novela mecanografiada de la historia, es decir, escrita a máquina sin manuscrito en competencia en esta innovación con Mark Twain, aunque me resulta más fiable la atribución al escritor irlandés contemporáneo de Oscar Wilde, que la citó como la novela más hermosa que había leído, al tratarse o presentarse como 1 conjunto de artículos periodísticos, cartas, telegramas, reportajes periodísticos que intentan simular algo parecido a las novelas epistolares de esa época, como Pepita Jiménez del español Juan Valera en la forma. Respecto del fondo del asunto, según el periodista de sucesos Paco Pérez Abellán, las visitas al vampiro a cambio de dinero han sido habituales en España hasta que en la década de los 80´s del siglo pasao el SIDA hizo inviable el asunto, lo que como mínimo significa que también había creyentes en el alimento, pero lo que me queda claro es que respecto de los monstruos de ultratumba de los americanos, los europeos añaden el componente nocturno a la fauna vampiresca.
- Hablaban de mí, anota nuestro héroe Jonathan Harker en el viaje hacia el castillo del cónde en los Cárpatos, la zona de Europa más agreste, aislada y propensa a las supersticiones, porque de vez en cuando se acercaban y me miraban con expresión de lástima. Oí repetir muchas palabras extramos porque en la multitud estaban representadas muchas nacionalidades, de modo que saqué discretamente mi diccionario políglota de la maleta y las busqué: Ordog, que quiere decir Satán, Pokol, Infierno, stregoica, bruja, vrolok o vlkoslak, que significan lo mismo en eslovaco o serbio para denominar algo que tiene el significao de hombre lobo o vampiro. Me temo que el ejemplar que manejo, magnífica edición escolar de Anaya llena de anotaciones y añadidos en plan cómo se hizo, además de lo cosas que conozco de la historia antes de leerla, de las primeras películas que recuerdo haber visto en cine de niño, no es la más apropiada, pero a grandes rasgos, la nominación que hizo el Leganés como socio de honor (la noticia en @sport) también significó su salto a la fama en #iredes #socialmedia, es cita literaria soberbia, pues más que en el célebre conde que empalaba a sus enemigos y los plantaba en las fronteras para disuadir a los invasores (ahora quieren hacerlo con cabezas de cerdo, pero esa es otra historia), se trata más bien de personajes de la noche que se alimentan de sangre humana y consiguen la inmortalidad, de forma que se trataba de protestar contra los horarios caprichos que por las retransmisiones de pago, se obligaba a jugar al equipo pepinero en su vertiginoso ascenso desde las catacumbas futboleras, hemos visto en la localidad tantas celebraciones y pregones que se diría que no han perdido nunca. Como el asunto se acompañaba de los pertinentes carteles (lamento confesar que colecciono reportajes y otros objetos que se derivan de tan singular pieza literaria y otras, además era 1 ilustración muy bonita que simulaba el retrato del célebre conde en 1 galería como la que tienen algunas instituciones, realmente alejao de los carteles de fútbol que se ven, y además con las pertinentes etiquetas de las #iredes precedidas de su #, táctica o técnica que cuando se hizo por motivos políticos, independiente de lo que hayan parecido o se haya dicho de ellas, ha descubierto 1 nueva forma de difusión, y en su caso, de organización no solo en los desplazamientos y venta de entradas, sino también en las celebraciones) y la cuenta #iredes #socialmedia desde la que se emitía es la que compite o competía conmigo entre otros, en mi área geográfica de búsqueda SEO, la parte mala es que hemos sido superaos por los seguidores de equipos de #laLiga que compiten en la champions, pero aún así y sin miedo a equivocarme, puedo asegurar que después de aquel gesto simpático se recrudeció el asunto de los horarios de forma que prácticamente el ascenso se ha librao lunes y viernes en partidos que se prolongaban hasta la medianoche, y la cuenta oficial del Leganés se ha superao a sí misma organizando desplazamientos, renovación de abonos, en general comunicación con los socios y quien lo quiera ver por el único medio a su alcance. En el debut en Balaídos por ejemplo, que también hubo seguidores, aunque al estar el estadio en obras se había disuadido este desplazamiento, vimos fotos de los jugadores en el aeropuerto de Peinador cuando llegaban y también del interior del vestuario, 1 suerte de retransmisión propia que desde mi punto de vista trata de seguir los pasos del célebre partido de Oviedo en el Carlos Tartiere contra 1 rival directo por el ascenso que se jugó en lunes a partir de las 22 horas y antes de llegar a la medianoche, Serantes el portero ya había parao el típico penalty en contra, pero que no me digan si el gol de la victoria en el minuto 91 y el asalto al campo de los aficionaos que se habían desplazao que vimos por el mismo procedimiento, que no me digan que no es para creer que también recibimos alguna que otra ayudita de nuestro célebre socio al anochecer. Aunque no ví el asunto de cerca y desconozco otras propiedades, tengo cerca lo que parecen peñas en las que se ven los dichosos partidos de pago y por lo general los partidos parecen de #badminton con Carolina Marín en juego, entre expulsiones, penalty en contra y fuera de juego mal señalizaos, hasta que cae la noche y sabes que algo va a pasar.
- Seguimos ascendiendo, con tramos ocasionales de rápido descenso, pero por lo general siempre ascendíamos, también se cuenta en el relato cuando llega el periodista a la morada del vampiro. De repente caí en la cuenta que el cochero detenía los caballos en el patio de 1 amplio castillo, de cuyas altas y negras ventanas no salía ni 1 rayo de luz y cuyas almenas mostraban 1 línea mellada que se recortaba contra el cielo iluminado por la Luna. Hemos llegao, y por si acaso, no pierdan ojo a alguien de rostro fuerte, muy fuerte, aguileño, con del tabique de la delgada nariz muy pronunciao y los orificios nasaeles arqueaos de forma muy peculiar; la frente amplia y abombada, y el pelo escaso en torno a las sienes, aunque abundante en el resto de la cabeza, cejas muy pobladas que casi alcanzaban la nariz, con 1 pelo espeso que parecía rizarse por su abundancia. La boca, a juzgar por lo que podía verse bajo el bigote, tenía expresión fija y bastante cruel, con dientes blancos sumamente afilaos que sobresalían por encima de los labios de 1 rojo notable que demostraba vitalidad asombrosa para 1 hombre de su edad. Por lo que respecta al resto, sus orejas eran pálidas y extraordinariamente puntiagudas en el extremo superior, la barbilla amplia y recia y las mejillas firmes, aunque delgadas. En conjunto daba impresión de palidez excepcional, asía era el original que se describe en el relato antes de saberse que era inmortal y su método. La novela en la que están basadas las diferentes versiones, es de la que más hay, hasta 160 de las que son reseñales las que participaron Bela Lugosi, Christopher Lee, Frank Langella, John Carpenter entre otros, eso solo en cine, fue escrita a máquina, innovación técnica absoluta en su momento, en 1897. Bram Stoker, su autor, se basó en leyendas medievales de vampirismo y hombres lobo de los Balcanes y entre otros elogios que ha recibido, Oscar Wilde la calificó como la mejor novela de su siglo y André Malraux incluyó al célebre vampiro entre los 3 únicos mitos creados en los tiempos modernos junto con Don Juan y Fausto. Al cumplirse 100 años de la muerte de Stoker la Casa del Lector de #Madrid sita en el Pº de la Chopera 10 expone hasta el 8 de septiembre 2013 la 1ª edición de la que se considera 1ª pieza literaria totalmente mecanografiada, sin manuscritos, que además está escrita en forma de crónica periodística, cartas, fotos y ensayos sobre el autor y su obra principal. A diferencia de la parte buena, quien se la crea, que puedan tener las religiones y creencias, lo que es la mala parece universal y ha sobrevivido al tiempo en gran parte porque las maldades y temores fueron siempre las mismas y se han tenido más próximas o cercanas que las bondades. Así por ejemplo tenemos la recién hallada puerta del Infierno en Turquía que en la primeras versiones aparecía descrita como 1 gruta que emitía emanaciones de gases tóxicos, de forma hacía realidad 1 de los principales preceptos de esos lugares en singular o plural, pues parece haber otro en Occidente además del de Oriente: de allí no se vuelve y los que lo hacen, por ejemplo Teseo, el mismo que derrotó al Minotauro en el laberinto de Creta, también Eneas, Orfeo, Ulises y alguno más, mitad mitos y mitad dioses, que como mínimo son los que ayudan a sus protegidos, normalmente heróicos a volver del sitio en el que moran los muertos. Pero es que además los arqueólogos acaban de descubrir 2 estatuas que no vienen sino a confirmar que el nombre del lugar recién descubierto estaba bien puesto, como se confirma. En el canto XI de la Odisea, Ulises accede por mar al país de los muertos, localizao en el extremo septentrional del mundo, más allá del río Océano que separa el mundo de los muertos del de los vivos. Hesíodo distingue el Hades subterráneo del Tártaro, más profundo todavía, donde se produce el castigo reservao a quienes osan desafiar a los dioses, que será el #concepto que se impondrá en la Grecia y Roma antiguas. Este lugar de desolación está cercao por los ríos pavorosos Éstige, de tortuosos meandros, cuya sola mención es garante de los juramientos, Piriflegetonte o de fuego y Cocito el de los lamentos, que se unen para formar el Aqueronte de aguas cenagosas. para penetrar al reino de los muertos el alma en pena debe atravesar este río en la barca de Caronte, pagando al siniestro barquero 1 óbolo que se colocaba en la boca del difunto, sin la cual el alma permanecería en la orilla próxima al mundo de los vivos errando por toda la eternidad, mientras que en la otra orilla del Aqueronte se abrían las puertas de los Infiernos guardadas por el terrible Can Cerbero de 3 cabezas.
- Preferiría ser #esclavos de 1 humilde granjero que reinar sobre todos estos muertos, dice Ulises ante la sombra del glorioso Aquiles. Serán las elaboraciones posteriores las que establecerán la topografía más o menos subterránea con tratamiento diferente según los méritos realizaos en la vida terrestre, desde los Campos Elíseos para los virtuosos hasta el Tártaro, lugar de castigo para los criminales. Sólo a veces se sugiere algo parecido a la reencarnación de las almas, pero antes de volver al mundo de los vivos deben beber el agua del río Lateo, el del olvido. Veremos que aparece en las excavaciones que se siguen realizando.

Culos, tetas, picantes

Pues hala, 1 tema alegre pero de actualidad en las fechas que se le dedican. No soy demasiao partidario del sitio en sí, pero en lecturas que tengo hechas de Antonio Gala y de lo que sería 1 tipo de turismo más intelectual, como el que se hacía cuando se leía y pretenden revitalizar, también recomiendo visitar #sinmiedo para hacerse idea de los sitios, me refiero a mercaos y cementerios. Y por lo mismo, puesto que otra vez me tomo mis precauciones respecto del sitio concreto, esta vez no hay duda, se trata del de Leganés y en las tomas por donde da el Sol al otro lao de la tapia de los #graffiti, reposan mis familiares que ya se han ido, lo sé por asistir a sus últimas ceremonias, por lo que además puedo asegurar que a la parte que se ve hay que ir ex profeso, aunque mucho mejor de visita o acompañamiento.
año 1117 Según la tradición popular recogida por José Ramos Zambrano, María de la Asunción de Butarque, Nuestra Señora de Butarque, se apareció ante el Cristiano.
1536 Se levantó la ermita de Butarque en el lugar donde reposa la actual imagen de la patrona de Leganés, pero la original en madera policromada datada en el siglo XV está en el Museo Arqueológico de Madrid. Como era tradición antiguamente y los sigue siendo en algunos sitios, el cementerio está en los aledaños de las iglesias, aunque Leganés ha crecido mocho y en cierto modo empequeñece la ermita con soberbias vistas al arroyo Butarque y Madrid.
años 90 En 1 lance de los encierros que todavía se hacían por el actual campus en Leganés de la Universidad Carlos III de Madrid, antiguas instalaciones del cuartel militar en situación de abandono, 1 mozo de la localidad no fue capaz de subirse a la talanquera al paso del toro, y fue corneado y muerto casi en el acto. 1 vez terminao se celebraba 1 rueda de prensa en la que el alcalde leía algo parecido a 1 parte de guerra (con frecuencia la tornillería de los tubos era tanto más peligrosa que los propios toros, nada que ver con los actuales de madera, abrazaderas y barrera doble con pasos francos parecidos a los burladeros de las plazas) y nos espetó a los periodistas locales que nos conocía según llegaba:
- Ya tenéis el muerto. Como suele ocurrir en estos casos, la trágica noticia tuvo más recorrido en la prensa local. de forma que aunque no se suspendieron los encierros ni las fiestas, tanto los datos personales del fallecido (se llegó a decir en corrillos: "brillante actuación policial del toro", pues tenía antecedentes) como el propio suceso y circunstancias, se apoderaron de las noticias, de forma que es lo único que se recuerda. Fue en 1 de esas animadas tertulias de autoridades que alguien habló de la fama de virgen vampira, en el sentido que cuando la sacaban de su aposento en la ermita junto al cementerio a mediaos de agosto, de vuelta siempre se llevaba a alguien. 1 ó 2 años después fallecieron por las mismas fechas de agosto 2 constructores muy conocidos, aunque no sé si entre ellos, de derrame cerebral que muchos asociaron al efecto de los móviles, que usaban profusamente cuando casi nadie tenía, y fue otra vez en esas conversaciones que yo recordé la leyenda de la virgen vampiro, por lo que probablemente me aparezca atribuida en algunas informaciones publicadas. Con ocasión de algún comentario jocoso sobre los cambios políticos me llegaron atribuir el Principio de Peter de los Dr. Lawrence J. Peter y Raymond Hull. Pena la mía con lo que han sido en España la poesía, el teatro y la literatura en general y los tiempos que nos ha tocao sobrevivir casi en el vacío.
2006 Fue el peor año de mi vida, ya no trabajaba en la prensa, ni siquiera la localy a principios de ese año fatídico sufrí tremenda caída yendo al trabajo y como resultao me operaron de desprendimiento de retina, debo aparecer en las estadísticas de accidentes laborales graves, aunque me empeñé en hacerme el fuerte y estuve a pique de no poder ni verlas, pero fue en agosto de ese mismo año que fui ingresao de urgencias en el hospital Severo Ochoa por 1 crisis de hipertiroidismo que estuvo a punto de llevarme al corral de los quietos junto a la ermita de la virgen vampiro. Fuertemente medicao como estuve, pues pasé varios por la zona llamada el palomar junto a los enfermos que merecíamos vigilancia permanente, me causó fuerte impacto cuando me recuperaba en planta, el ingreso y muerte la misma noche de 1 joven arrollao por 1 vehículo en el recinto ferial de la localidad, donde se celebraban las fiestas que yo veía en la distancia desde el ventanal del hospital. El caso fue particularmente trágico porque el que cogió el coche y se puso hacer cabriolas en medio del gentío era otro del grupo de amigos que ni siquiera tenía carnet de conducir. La imagen del dolor de mi vida, sin duda la llegada de la que debía ser abuela del fallecido agarrada por otros familiares los apenas 10 m que separan la salida del ascensor hasta el pasillo de la habitación de difunto; y en el banco frente al ventanal, pues yo me salía a medianoche a los fuegos artificiales desde allí, otro grupo de familiares que vió la misma escena con 1 sentimiento inenarrable de verdad. Pero la cosa no acaba ahí. Justo por las fechas que estuve ingresao también lo estuvo 1 de mis amigos de correrías por la misma zona del Butarque donde pasó su infancia y nos contaba anécdotas de cuando era niño y salía de caza con su padre. Ya mayores, en algunas fiestas señaladas preferentemente de invierno, acostumbrábamos comprar provisiones y hacernos 1 pic nic en las fechas señaladas de paso que paseaban sus perros por la zona que gracias al relato de este amigo fallecido considerábamos casi nuestra. De mi época de trabajador en la prensa había conservao mi equipo fotográfico carísimo y mataba el gusanillo en la naturaleza. De aquellos tiempos en la prensa, 1 de los reportajes que más se difundió era el de las supuestas apariciones en el mismo sitio en la senda de las de el Escorial, se supone que 1 forma parecida en la corteza de 1 árbol, aunque en el reportaje se veía a 1 mujer entregando 1 sobre a la santera y creo que algunas cosas que escribí no gustaron. El caso es que a mis compañeros de pic nic domingueros años después, de vez en cuando los arrastraba por la ribera mirando las cortezas de los árboles y creo que haciéndonos alguna broma y comentario jocoso. Había lo que parecían los restos de 1 jardín antes cuidao en situación de abandono, apenas delimitao en el que nunca vimos a nadie, pero 1 vez que nos metimos dentro y nos echamos unas risas, el amigo que digo que estuvo ingresao en el hospital por las mismas fechas perdió las llaves del coche que nos llevó entre otras, que además se lo habían prestao para que revisara, pues tenía conocimientos de mecánica. Me parece que tuvieron que recuperarlo días después por procedimientos poco recomendables. A mí eso me lo contaron, pues fue la última vez que fuimos y casi nos vimos hasta después de mi ingreso hospitalario. El amigo que digo tenía 1 aparato en el pecho y en cierto modo fue la 1ª y última vez que discutimos, pues a mí me habían salvao la vida en el hospital y trataba de contagiarle mi fuerza, pero solo le agobiaba y me quitaba de encima.
21:07 #14a A la caída del último rayo de Sol se saca la talla actual de la ermita junto al cementerio en el mirador sobre el Butarque. Como el recibimiento de autoridades se hace en el patio del campus de Leganés de la Universidad Carlos III, muy cerca de donde se produjo la cogida mortal de los encierros, es coherente que habiendo trabajao en la prensa local por lustros, ha sido en este reportaje que puedo contar que minutos antes se hace subasta de lo que llaman lanzas cotizándose las delanteras a más de 1.000 ? y otra novedad es que por encontronazos entre las peñas festivas, alguna de las cuales se ha hecho célebre por concursos como el de eructos del que se hicieron varias ediciones, y la hermandad de la subasta, este año no hubo acompañamiento abriendo la procesión que había sido calificao de verbena, de forma que en la grabación me sentí parte del Leganés profundo, muchas caras conocidas de los comercios del centro pero también compañeros de colegio, instituto, viajes a la universidad cuando no teníamos y algunas cosas que hemos sacao adelante, pero al menos sí puedo decir de cuando trabajaba en la prensa que había gente sobrevenida como el comisario de policía o los diferentes encargaos de prensa, por ejemplo de Aznar y Gallardón entre otros, me buscaban para relacionarse. No quiero desmarcarme tampoco, pero los amigos de las correrías por el arroyo Butarque eran de las afueras y además, sobre 1 del que no he hablao, hay algo que me he empeñao en no conocer que también ocurrió en el famoso episodio de las llaves. Realmente cuando estuve ingresao en el hospital de los que se morían, cuando trajeron a la cama de al lao al padre del compañero del que no he dicho nada todavía, sí estuve convencido que pasaban algo parecido a las diapositivas de mi vida. Y lo conocía doblemente, por 1 parte como protagonista de 1 noticia por haber sido salvajemente agredido por unos jóvenes que hacían botellón en su interbloque (sé que tuvieron su merecido, pero hay cosas que no se pueden contar) y luego con su hijo en su casa y casi a su familia. 1 vez nos acompañó a coger lombrices por el arroyo, pues cuando se iba a la parcelas con sus otros hijos le gustaba pescar y enseñar a sus nietos, pero en esa ocasión recuerdo que llevaba 1 pala y 1 cubo y con alguien que nos cruzamos se produjo 1 anécdota divertida. El caso fue que iba por delante de nosotros alguien cogiendo cardillos y al preguntarle si había muchos, dijo:
- Alguno he cogido, pero por ahí detrás vienen unos con 1 pala arrasando. Además del pic nic, alguna vez cogíamos setas que nos comíamos o hacíamos cocinar en bares y nuestras casas y luego las llevábamos a probar. Y también después de aquella mala fama que nos dieron cogíamos los cardillos de campo como se ha hecho siempre en los pueblos, vida brava que yo también conocí de niño hasta que me trajeron al suburbio. También llegamos a ver 1 culebra enorme recién muerta, tan poco había pasao desde que la mataron hasta el punto que me pegó 1 buen susto creyéndola viva, y nos estuvimos haciendo fotos practicamente prohibidas hasta de enseñar: y otra vez los perros mataron 1 lagarto. Creo que aquellas correrías por lo que ha sido sepultao por la autopista de peaje R-5 fracasada que sale de la M40 a la altura del estanque del Butarque por donde más daño hace hasta Navalcarnero de la que todavía no se han pagao las expropiaciones, aunque ya no se puede andar por allí, es al que murió, pues era el que lo había conocido a la vera de su padre cuando salían de caza, pero debió ser algo parecido a 1 bosque frondoso. Haciendo mucha memoria, pues en lo que pasó estuve muy enfermo y fuertemente medicao, esos paseos otoñales e invernales por el arroyo dejamos de hacerlos por larga temporada mientras hicieron las obras, y fue en 1 encuentro el año fatídico que volvimos a lo que quedaba y además el coche, partido el camino que hacíamos por la autopista, de forma que fuimos a dar al patio cerrao de las apariciones como supongo que las otras veces íbamos siempre por otro sitio en el que había algo que queríamos ver todas las veces, creo recordar que 1 tocón enorme con setas de chopo y yesqueros como la Trementella mesentérica donde se formaba algo parecido a 1 cueva y 1 poco más arriba la fuente de la Teja, parada inevitable que por cierto también formaba parte de las supuestas apariciones pero en la otra parte del arroyo, por lo que en el recinto de las apariciones. Como he trabajao muchos años de teleoperador y de antes puedo asegurar sin miedo a equivocarme que solo estuve cuando hice el reportaje que fue distribuido por la agencia EFE y publicao en publicaciones que no miro nunca y la vez del reencuentro viniendo desde la parte contraria y avaluando los daños que se habían enseñao por la parte del recorrido que nos gustaba, pero es que además muy raramente digo tacos y de tipo religioso o sexista ninguno, por lo que si hubo sacrilegio o pasó algo en el jardincillo abandonao donde se producían las apariciones modernas de la virgen del Butarque, fue cuando volvieron a buscar las llaves perdidas. Pero es que además los días que estuve ingresao y sin hablar mucho con el padre del compañero fallecido siempre estuve esperando su visita o la de sus hermanos que también conocía y que no se produjo. Fue cuando murió el que perdió las llaves, estando yo bastante restablecido (el ingreso hospitalario múltiple fue en agosto y el fallecimiento poco antes de las navidades del mismo año 2006) que nos encontramos de repente por la calle y me dijo que había venido al entierro casi de incógnito. Fue entonces que le pregunté por su padre y me contó que habían tenido problemas familiares graves y que él mismo y sus hermanos quedaron divididos por los diferentes apoyos, de hecho el padre solo había vuelto por el historial hospitalario, tema protegido donde los haya. Como había mucho que contar, pues yo había asistido a la agonía del amigo fallecido (no quise ir a su entierro, pero sí cuando hicimos la colecta de la corona puse mi parte, aunque me fue devuelta porque lo incineraron y además aprobaron mi decisión de no ir porque yo creo que algunos sin conocernos no gustábamos a su familia) me dijo que eso no podía ser, que practicamente estaba proscrito en ese barrio por algo que había pasao cuando al menos 3 conocidos y familiares de lo que estoy contando casi con piel de gallina estábamos hospitalizaos. Como la vez anterior que me había visto yo estaba practicamente en los huesos, síntoma del hipertiroidismo que me provocó la crisis que casi me lleva al otro barrio, además de recuperarme cuando me diagnosticaron y en el tratamiento, sobraban las palabras con solo verme recuperao para la vida. Supe que había vivido en 1 pueblo de Huesca, donde estaban más baratos los pisos que compró con su parte del que tuvo que dejar, y luego, siguiendo a otra pareja que se echó, vivía en Galicia. Sobre lo que pasó cuando estuvimos ingresaos y convalecientes, le dije que no iba a ir al entierro, pero que en los días anteriores sí había pasao algunas horas con él sin hablar ni 1/2 palabra, pues se enfadaba conmigo y se agitaba visiblemente. Alguna vez me han dicho que es envidiable mi relación cordial con personas que he conocido en cualquier momento a través del tiempo, pero me temo que eso se basa en que nunca me meto ni me interesan los problemas personales de nadie y menos los conflictos si puedo evitarlos.
- Haces bien. De lo otro que pasó fuera, cuanto menos sepas mejor para ti. En los años de bonanza de la burbuja inmobiliaria, cuando se estaba hinchando, muchos obreros firmaban 1 contrato laboral cada día que iban a trabajar con efectos secundarios que solo observo, como el absentismo cuando el trabajador que fuera tenía impedimento mayor o también que se formaban cuadrillas más o menos organizadas, con los papeles repartidos entre ellos, que iban de obra en obra además de animarse unos por otros a no faltar, pues compartían transporte, pero trabajo no les faltaba. Conocí a 1 de esos faltones habituales, de los que se emborrachaba a tope la noche anterior a los reconocimientos médicos, cuando se los hacían y además que me parece que vomitó en alguna consulta.
- Que salga todo, es lo que me contestó cuando le pregunté alguna vez y también que por qué no faltaba esos días. Es evidente que si lo peor que te puede pasar es que te despidan y eso pasaba todos los días al acabar poco había que temer de los vampiros de los sindicatos. Mi viejo amigo, ya fallecido, era desertor de los motores en reencarnaciones anteriores, de hecho nuestra común afición a los desguaces de coches, igual en mi caso que a las herramientas informáticas dejadas en barbecho, era lo que más nos relacionaba, y además que yo tenía por entonces el típico cocho viejo y reconozco que este conocimiento era 1 chollo. Fue el que me contó lo de los contratos día a día en las obras cuando alguna vez me lo encontré fuera de horario de trabajo en mis solitarios días libres, que eran siempre entre semana. Y 1 vez que se animó 1 anécdota jugosa y es que llegó haber 1 encargao de la obra que venía a buscarlo a su casa cuando se dormía. El caso era que en la misma caseta de obra en la que firmaban los contratos al llegar era donde guardaban los aperos más preciaos al irse, entre ellos el dumper, carretilla mecánica de valor inapreciable en las obras que, además de arreglarla cuando se rompía, también era el único de la obra capaz de meter y sacar el aparato de la caseta en la que lo guardaban, tanto por la posición de la pila como porque a mitad de recorrido tenía que hacer 1 maniobra doble o triple en 1 giro so pena de llevarse la caseta por delante. Junto con la molestia de tener que ir a buscarlo a su casa muchos días que se dormía, el encargao debió procurarse rápido otro escondrijo más espacioso para el dúmper, pero mientras duró se produjo lo nunca visto: no solo había trabajo todos los días sino que en algunos casos extremos eran los propios encargaos los que iban a buscar a sus casas a los obreros que se habían quedao dormidos.

Image 03 laberinto de corrales | encierros de Dolores

eXpedientes @ACADEMIA15M

Instagram
eXp. @ACADEMIA15M
Previsualizar Visitar

oreja de Judas #seTas
Previsualizar Visitar

los 5 avisos
Previsualizar Visitar

bar free @OccupyInferno
Previsualizar Visitar

juegos de troll
Previsualizar Visitar

pedos del Diablo
Previsualizar Visitar

academia quiXote
Previsualizar Visitar

el ojo aventurero
Previsualizar Visitar

la cuadrilla del Coleta
Previsualizar Visitar

SELECT_-*-_post
Previsualizar Visitar

la zancadilla de Petra
Previsualizar Visitar

Neonaturalismo

- En el mercao de setas silvestres organizao espontáneamente por los campesinos de una aldea checoslovaca antes del desplome del régimen comunista y la posterior escisión en 2 países tos reían, cambalacheaban, daban, tomaban y demostraban irrefutablemente que, dijeran lo que dijeran los fanáticos, la actividad comercial era de los placeres más naturales y deliciosos de la vida, tan imposible de abolir como el amor, Bruce Chatwin, Utz, 1988. Los refugiados bosnios de las 3 religiones en guerra que fueron acogidos en Leganés en diciembre de 1992, mostraron gran sorpresa y desagrado al llegar y ver que aquí no había playa. Sigue sin haberla, pero los bosnios encontraron la playa y hasta el paraíso de sus sueños en el hipermercado Parquesur, inaugurado como el más grande de Europa en diciembre de 1989. ¡Y es que daba gusto ver a los bosnios en Parquesur!: en familia, con los zapatos destrozados, pero limpios, con los pantalones de tergal raídos y los jerseys deshilachados y llenos de pelotillas, pero limpios, las mujeres con los cabellos teñidos o desteñidos más bien en vetas doradas como el bronce y negras como el betún, pero limpios, hablando a gritos entre ellos con los ojos como platos, pero contentos. Los bosnios habían sido víctimas de todos los bombardeos menos de uno: el publicitario, y apenas tenían en sus bolsillos el pobre salario humanitario, que debe ser un asco, pero eran unos consumidores excepcionales: llegaban a Parquesur junto con los dependientes encargados de abrir las tiendas y encender las luces de los escaparates y se iban, siempre en transporte público, junto con los empleados que apagaban y echaban los cierres, portando el único objeto voluminoso, barato y muy útil que habían comprado en todo el día (por ejemplo, una almohada de gomaespuma), si es que habían comprado algo. Aprendida la lección el Alcalde de Leganés citó directamente en las puertas del hipermercado Parquesur al Presidente de la República de Tartaria, y a toda su comitiva en la que fue la primera visita oficial que el presidente de una república independiente ha cursado a Leganés, acontecimiento de enero de 1994. La comitiva hizo un amplio recorrido por el hipermercado deteniéndose a visitar las estanterías de Alcampo y Galerías Preciados entre otras. En uno de los pasillos ajardinados y climatizados, el Presidente de Tartaria regaló al alcalde de Leganés un reloj de pulsera como el que llevaban en el espacio los cosmonautas ex-soviéticos. El alcalde de Leganés, un pardillo en protocolo internacional, no había portado ningún presente para su invitado y presa de los nervios, no se le ocurrió que allí mismo podía haber tirado de la Visa y haberse hecho con un peluco con alarma y cronómetro para corresponder al presidente de los tártaros, que se fue sin comprar nada en el hipermercado, pero contento. ¡Y es que para los que han sido educados con ideas basadas en el materialismo histórico, ver un hipermercado repleto con toda la variedad de objetos que se fabrican en la Tierra debe ser como visualizar un cielo lleno de ángeles, santos y vírgenes para los que han estudiado en colegios religiosos!.
Pero sólo debe sucederles las primeras veces. 2 años después de su llegada a Leganés, los refugiados bosnios de las 3 religiones en guerra habían sucumbido totalmente en el consumismo. Intercaladas entre crudas imágenes de actualidad captadas en el campo de batalla en que se había convertido su expaís, sonrientes señoritas de largas piernas y encorbatados señores con el pelo engominado, se les habían ido apareciendo a los bosnios enseñándoles la imagen de un objeto asociada a su precio, siempre en números rojos, el nombre y la marca del objeto y en letra pequeña, sus características: color, dimensiones, plazo de garantía, un posible regalo adicional, etc. Los bosnios, que aprendían rápidamente el idioma cada vez más universal del consumo mediante este avanzadísimo y aparentemente gratuito método audiovisual, empezaron imitando lo que debió parecerles nuestro uniforme: calzado deportivo de saldo, vaqueros de saldo, chupas de saldo y tabaco de gorra, que hasta los niños se lo sacaban a cualquier viandante que veían fumando por la calle. Les daba lo mismo que fuera rubio o negro con tal de que pudieran componer la estampa misma de la felicidad con el cigarrillo entre los labios. Y junto con lo más abstracto del idioma, que es lo último que se aprende, los bosnios terminaron por descubrir que no era lo mismo un pantalón vaquero de saldo que uno de marca y por supuesto, que no valía lo mismo. Así, del gorroneo de tabaco pasaron a regalar a los vecinos de Leganés ramitas de olivo "por la paz en Bosnia" a cambio de un donativo y de ahí directamente al tajo, a buscar trabajo remunerado para poder comprar más y mejores objetos.
- Los bosnios se han integrado -sentenciaron las autoridades.
En paralelo al proceso integrador de los hoy felices consumidores bosnios, yo había sufrido un proceso desintegrador inverso por culpa de mi profesión: la fotografía. Cuando colocaba bien colocadito el objeto que iba a fotografiar y lo limpiaba 1.000 veces para que se viera limpito y lo iluminaba por todos lados para que se viera clarito, sabía que los objetos sólo se veían de esa manera tan bonita en las fotografías. Entonces me hice consumista de imágenes. También había visto cómo, una vez desprecintados, los objetos sufrían una agonía irreversible que los llevaba cada vez más rápidamente al trastero, luego a la basura y finalmente a los descampados esteparios que rodean los suburbios de las ciudades. Entonces empecé a cuidar y a conservar los objetos que ya tenía, que eran prácticamente todos los que necesitaba mas algunos repetidos. Pero esta desintegración me estaba convirtiendo en una especie de ermitaño contemporáneo. Sí, me había liberado del tiempo de consumo: horas de búsqueda y comparaciones, gestiones y papeleos varios para conseguir créditos y pagos aplazados, actos de compraventa, igual a...; pero junto con el tiempo dedicado al consumo, también había perdido la mayoría de relaciones y temas de conversación que entablaba con mis semejantes. Sí, me había convertido en un teletrabajador con teléfono, telefax, televisión, telecorreo, telerevistas, teleperiódicos y todo tipo de telecomunicaciones, tanto de ida como de vuelta, pero apenas pisaba la calle. ¡Y es que cuando quise darme cuenta, me estaba perdiendo la fiesta del consumo, una fiesta por la que los marroquíes se juegan la vida tratando de cruzar el Estrecho de Gibraltar en una barca o por la que mujeres dominicanas, polacas, rumanas, búlgaras, nigerianas, etcétera, están dispuestas a esclavizarse en cualquier trama sexual sólo para estar aquí, una fiesta a la que yo estaba invitado desde que nací y que se celebraba todos los días a apenas unos kilómetros de mi casa!. Así, el 1º de mayo de 1994 me levanté muy de mañana, me arreglé de buena gana y me fui a pasear por el hipermercado. La amplia zona de aparcamiento de Parquesur estaba hasta los topes, los comercios que no eran del ramo de la hostelería, de la recreación mas algunas pocas y pequeñas tiendas de minucias, estaban con los cierres echados, pero los pasillos climatizados y ajardinados estaban repletos de gente de todas las edades, familias enteras, paseando, simplemente paseando: sin carros, sin bolsas y vestidos de fiesta. ¿Cómo?, me dije, ¿hay tantos bosnios en Leganés?. Y tan bien vestidos, y tan guapas las bosnias. Esto es, pensé, que de la misma manera que las ciudades medievales se articulaban alrededor de las iglesias y las burguesas alrededor de las plazas mayores, las sociedades consumistas se están articulando en torno a los hipermercaos: ahora estoy en el centro de la nueva ciudad. Y abrí los ojos para verlo todo. Estaba en un barrestaurant, frente a un jukebox, entre un póster de Marilyn y otro de Elvis y a punto de pedir una Cocacola cuando lo comprendí todo de golpe. ¡Bosnio, bosnio, bosnio!, me decían con la mirada los que descubrían mi desasosiego por haber comprendido de repente que durante todo este tiempo yo también había sido un bosnio de otros, sólo que había empezado antes y había tardado más tiempo en enterarme. ¿Y ahora qué?, pregunté con la mirada a los que se reían de mi.
- Ahora puedes volver a empezar a consumir cuando quieras, pero desde hoy ya te puedes ir sin comprar nada, pero contento. Los Yaghanes, tribu de Tierra de Fuego extinguida a finales del siglo XIX eran nómadas por naturaleza, aunque rara vez iban lejos. El etnógrafo padre Martín Gusinde escribió:
- Se parecen a nerviosas aves de paso que se sienten dichosas y gozan de paz interior sólo cuando están en movimiento, Bruce Chatwin, En la Patagonia, 1977. Un otoño le encargaron a unos fotógrafos de una revista de arquitectura un reportaje sobre el arroyo Culebro, un lugar también llamado Polvoranca por un poblado en ruinas del mismo nombre que hay por allí. Lo que no hay es tal arroyo serpenteante, sólo una estepa desértica en la que parecen navegar las grandes poblaciones de Alcorcón al Norte, Fuenlabrada al Sur, Leganés al Este y Móstoles al Oeste. Justamente por la mitad pasará la autopista de circunvalación M-50 y con el pretexto de revitalizar el arroyo están calculando las posibilidades macroeconómicas, o algo así, de estas tierras abandonadas. Como acercamiento visual al que fue escenario de aventuras infantiles, tardes de novillos y cacerías de lagartijas sigo recomendando el viaje en tren desde Atocha hasta Móstoles o Fuenlabrada, los 2 extremos del arco que describe la línea 5 de cercanías al Sur de Madrid. En los tramos a cielo abierto podía elegir el lugar apropiado para empezar su reportaje y desde ese momento conocería más que yo. Hacía más de diez años que no había vuelto por allí. No tenía ni fotos.
- No debe haber na. Antes había una pequeña laguna y una fuente, pero la gente lavaba los coches y todo eso ya desapareció. Una calurosa tarde de octubre los fotógrafos fueron en tren a Fuenlabrada y desde allí, caminando, atravesaron el desierto en dirección al Noroeste hasta Alcorcón. Cuando me contaron este paseo otoñal me pareció una secuencia de película tipo Paco Martínez Soria en la que uno de la ciudad va a un pueblo o viceversa, como pretexto para el estúpido baile de boinas. ¡Joder, mira que atravesar andando semejante estepa! Pero pasaron 3 cosas que me hicieron cambiar de opinión y sentir, por así decirlo, la llamada del desierto. Apareció en un periódico un retrato del cantaor Chato de la Isla anunciando una actuación. El Chato, vecino de Fuenlabrada, pasa sus soleadas tardes de ocio paseando por Polvoranca colgado de un pequeño aparato de radio. Los fotógrafos se lo encontraron en la estepa y su imagen con el camino desértico al fondo captada por uno de ellos me ha parecido desde que la vi una refinada idea de ocio. Una avería técnica en el obturador de la cámara de uno de los fotógrafos produjo una veladura en algunos de sus negativos. El trabajo estaba resuelto, pero quería más tomas fotográficas para elegir a gusto. Decidió hacer una segunda visita y me pidió que le acompañara en coche. De mi primer encuentro con la estepa recuerdo los espejismos propios de las llanuras, aún en las más vacías, la cinta de Gipsy Kings que hacíamos sonar todo el rato y que no tuve la suerte de conocer al Chato, quien, dicho sea de paso, no es un excéntrico solitario. Por la estepa había ciclistas, corredores de fondo y caminantes yendo de un lado para otro en todo momento. Aceleré la lectura y me ventilé en un pis pas Los trazos de la canción, el relato del viaje de Bruce Chatwin al corazón desértico de Australia para estudiar la religión y el modo de vida de los aborígenes como ilustración a su hipótesis sobre el origen nómada de los primeros humanos sobre el planeta Tierra. Chatwin, un evolucionista contemporáneo, describe en este libro un paisaje de hace millones de años en el que tras una glaciación desapareció abruptamente la estepa arbórea que separaba la selva del desierto y los monos que se refugiaban de las fieras prehistóricas con dientes de sable (¿los dragones y otros monstruos de las leyendas heredadas de nuestros ancestros?) trepando a los árboles tuvieron que elegir un camino. Los que se irguieron para andar y se adentraron en el desierto cantando (¿origen del lenguaje?) para poner nombre a lo que les rodeaba y orientarse (el miembro del cuerpo que les evolucionó para luchar con ingenio contra las nuevas dificultades fue el cerebro) son probablemente nuestros más lejanos antepasados. Según la hipótesis de Chatwin, infinitamente más brillante que lo que pueda parecer en este somero repaso, ésta es la razón para que los de nuestra especie sólo encontremos sosiego y felicidad cuando estamos en movimiento. En los mapas, Madrid es una telaraña sobre cuyos hilos se asientan las concentraciones urbanas e industriales. El continuo hormigueo de los madrileños y nuestros aparatos por las vías y los medios de comunicación cada vez más y más complejos, empieza a parecerse demasiado a la inmovilidad y la incomunicación. No es ése el movimiento que produce sosiego y felicidad. Y esto a cambio de ruido, polución, malos olores a los que por fuerza de la costumbre somos insensibles y basura, sólida para el tacto y visual para los ojos; contaminación detallada para todos y cada uno de los sentidos que empieza a parecerse al monstruo selvático que echó al desierto a nuestros primeros antepasados. Una fría tarde de invierno, un Arco Iris sobre la línea del cielo de Madrid a la altura de la estepa del arroyo Butarque hizo las veces de sirena. Me apeé del tren en la estación de Zarzaquemada, un privilegiado balcón (por razones incomprensibles, en vez de un túnel levantaron una escombrera de unos cinco metros sobre el nivel del suelo para este tendido ferroviario) sobre la extensión infinita: las autopistas radiales de Extremadura y Toledo a los lados, la M-40 y el arroyo venido a cloaca de Butarque atravesándola transversalmente, asentamientos humanos en concentraciones de chabolas y caravanas, industrias ilegales, las tapias y los desperdicios del gran cementerio del Sur, carreteras, caminos, senderos, tendidos eléctricos, una hilera de siete árboles carbonizados... Cerca de la estación, al pie mismo de la estepa, un camión había dejado olvidada una montaña de escombros desde la que se podía fotografiar lo que se veía desde allí. Pero justamente al pie de la montañita, unos yonquis en faena me hicieron sentir su incomodidad por mi presencia y la de mi cámara. Además de los yonquis, las estepas pertenecen a los jubilados, los parados, los inmigrantes ilegales, los lisiados que aún pueden andar y otros especímenes marginados de nuestra sociedad. Los herrumbrosos ex-coches, sus manchas de aceite y de restos de detergentes utilizados para lavarlos, sus neumáticos y todos los excrementos que exige para su cuidado el rey de nuestra movilidad, demuestran a las claras la hipótesis de Chatwin: decididamente los humanos somos nómadas, unos nómadas bastante vagos y guarros, pero nómadas al fin y al cabo. Ahora mismo están llegando a las estepas los primeros ex-contestadores automáticos, ex-aparatos de TV en color y ex-ordenadores que hace apenas un lustro llegaron a nuestros domicilios como gran novedad. Por un momento pensé que éramos los humanos los que estábamos fabricando un desierto a nuestro gusto para caminar alegremente por todo el planeta Tierra, pero cuando me envolvió el miedo de la oscuridad supe que no éramos nosotros los que estábamos fabricando un desierto, que era el desierto el que venía hacia nosotros a toda velocidad para hacer dunas en nuestros corazones.

el clásico #halaMadrid

Comunidad de Madrid BOCM 26 junio 2019 auxiliar administrativo C2 libre | #lalista admitidos y fecha examen pendiente
Personal Auxiliar de Servicios | #lalista y fecha de examen pendiente | programa
BOE 17 junio 2019 seguimiento general para 8.102 puestos de trabajo, sobre todo auxiliares y administrativos, pero también de gestión de sistemas y técnicos informáticos, se presentaron 118.625 aspirantes, 52.108 en Madrid y 66.517 en 13 sedes provinciales más | otras direcciones de Internet: Instituto Nacional de la Administración Pública las plantillas con las respuestas 21 octubre | Ministerio de Política Territorial y Función Pública | Punto de Acceso General
Ref 183553 | TÉCNICOS AUXILIARES DE INFORMÁTICA DE LA ADMINISTRACIÓN DEL ESTADO libre | seguimiento | plantilla correctora PDF | alegaciones PDF
SERMAS categoría Auxiliar de la Función Administrativa libre | publica #lalista aprobados Servicio Madrileño de Salud consulta personalizada de notas concurso de méritos, en su caso, hasta el 29 noviembre 2019
SERMAS categoría Celador publicada #lalista aprobados por orden alfabético PDF | puntuación PDF Servicio Madrileño de Salud | pendiente de publicar la nota final

Unidos a golpe de corneta

Mariló siempre lleva la razón

himno al abucheo

Federico Jiménez Losantos, el paseíllo en andas, #15e 2014
cae Güemes, marido de Fabra y gerente de Unilabs, empresa privada a la que favoreció en la adjudicación del servicio que antes privatizó.
Jesús Cacho Asalto al poder, la revolución de Mario Conde 4ª ed. 1988 colección Hombres de Hoy y La estafa Ibercorp y el fin de 1 era (con Casimiro G Abadillo) 5ª ed. 1992 Temas de Hoy Planeta ed.
esRadio aplaude la castaña bien pegada de Florentino Pérez al periodista el estado @periodistadigit.