SELECT_-*-_ post


CSS Templates 1 CSS Templates 2 CSS Templates 3 CSS Templates 4 Flash Templates 1 Flash Templates 2 Flash Templates 3 Flash Templates 4

los algoritmos son conjuros

Image 04

Las campañas mediáticas contra el Reggaeton. que entonces se llamaba solo Reggae y localizaban en Jamaica, empezaron en 2011 o antes. Hoy se sigue mezclando con el funk de origen inglés. y se canta o rape en inglés y español con palabras mezcladas, pero en su origen se relacionaba con la religión Rastafari de Bob Marley, homofobia, que significaba y significa que no hay artistas transgénero que triunfen como en #Eurovisión y los reality show, aunque sí ponen la música de fondo, pero sin bicho, y el que sobrevive en las campañas mediáticas: machismo. El acto con más asistencia de público de las fiestas de agosto en Leganés, que también vi anunciar en las de Toledo, lo monta el canal FM #kébuena, y además de artistas de ambos géneros, a veces dúos y más raro de ver grupos, solo con mirar al público queda claro que de lo que nunca los podrán acusar de racismo. Si acaso, coincidió el lanzamiento de la campaña mediática cuando la mayoría de inmigrantes eran Latinos, y que empezaron a notarse los efectos de la crisis, por lo que los racistas serían los que urden este tipo de campañas. Las letras en español, pues hay intérpretes españoles destacados como Enrique Iglesias, Juan Magán o Adrián Rodríguez, no suenan machistas, pues las tararean cuando oyen los 1º compases las muchas mujeres entre el público, cuando yo estuve mayoría incluyendo madres con sus hijas y sus parejas, más raro de ver los padres ni gente con aspecto de enterradores como en las tontulias de la tele. Doy por hecho que la religión y la homofobia brillan por su ausencia en actos públicos, sean conciertos, emisiones de radio o cualquier otro que se ocurra. Desconozco si hay versiones más extremas, pues se han llevado a juicio casos de enaltecimiento del terrorismo, y se han discutido emisiones de la tele, películas, pronuncimientos de tipo nacionalista. Pese a todo, en 2018 sigue la campaña contra el Reggaeton con cursillos municipales contra las letras de estas canciones, que, por si les vale, tengo diccionarios en los que vienen algunas como canvas, retrato, blin blin por las joyas, dem bow por el ritmo de fondo, que las incorporaría con gusto en cualquier lista, pero no recuerdo ni 1 sola palabra o estrofa de las que ponen de ejemplo en las reseñas de prensa cuando les hacen entrevistas a los de los cursillos. No hago campañas a favor del Reggaeton como las cadenas de radio y las discotecas, ni falta que hace, pero la inquina contra ellos la relaciono con el software y la sindicación por libre de Internet (no se me ocurre otro medio de difusión para esta música y casi diría que cualquier otra que YouTube y sus cuentas en redes sociales) en tanto que no tienen firmas o marcas como las de los anuncios de la tele que las respalden. Es prácticamente imposible leer y oir mensajes que no sean diatribas despectivas en las que parece que lo que más escuece a los que tienen líderes y amos de la cosa es que artistas como Luis Fonsi y Enrique Iglesias hayan colao temazos como Despacito y Bailando entre los más reproducidos de todos los tiempos, en dura competencia con los ingleses que copan estas listas, pero en español, y en vez de los de sus amiguetes del cole y protagonistas de las series infames que perpetran.

Por si a alguien le resulta chocante asociar fenómenos como la turismofobia, recientemente acuñao, antes conocido como gentrificación, a Leganés, también debería saber que la última vez que alguien se tomó la molestia de hacer recuentos de nacionalidades, había vecinos de 105 diferentes; pero si no le convence también puede pasarse por la estación de tren y metro Leganés Central en hora punta. No creo que sea el mismo tipo de turista y de turismo que en Ibiza, Valencia, Barcelona, Mallorca, San Sebastián, en muchos aspectos, pero algunos detalles de lo que está pasando en los sitios punteros durante el verano 2017 sí son reconocibles. Así, el 13 julio se celebró la 1ª manifestación de vecinos contra las molestias creadas en los alrededores de la plaza de toros la Cubierta, pero coincidiendo con 1 pleno del ayuntamiento y ante sus puertas la misma tarde que se batieron los record de temperatura. Puede ser esa la excusa o cualquier otra que pongan a la poca o nula asistencia de gente, pero también es verdad que la otra, quizás la única manifestación que pasó por los alrededores de la plaza inaugurada en 1997 fue la de los terroristas que se inmolaron en Leganés Norte, otro punto muy alejao del foco de tensión, poco después del 3 abril 2004, y los altercaos con intervención de antidisturbios en las fiestas de agosto 2013 cuando se suspiendieron los encierros y más recientes por la concentración ante sus puertas de asistentes a 1 congreso de santones que no habían pagao el alquiler del recinto (ni las medidas de seguridad, pues también se quejaron de impago las enfermeras del retén obligatorio en esos eventos), en ambos casos desacuerdos administrativos con la empresa concesionaria del coso que, pese a su mala prensa (la manifestación por las molestias en la zona de copas fue jaleada con reportajes de parte en la prensa local) sigue siendo la que más impuestos devenga de la por otra parte tranquila ciudad. Otra vez que hubo problemas de racismo y xenofobia en Leganés Norte con los realojos, me pillaron trabajando en la prensa nacional, y como conocedor de la ciudad desde niño tuve oportunidad de entrevistar a las 2 partes, con el resultao que la pelea que motivó las manifestaciones (en aquella ocasión se dirigían hacia Parquesur, zona comercial bastante alejada de la del conflicto, y otras manifestaciones que recuerdo parten o acaban junto a la estación de Leganés Central y en la plaza llamada de los Cabezones por la avenida de Fuenlabrada, siempre en zonas alejadas del conflicto que dibujan en la prensa como auténticas batallas campales) había sido entre 2 perros y sus respectivos dueños en la plaza llamada del Laberinto, con la desgracia añadida que 1 de las dueñas que se llevó la peor parte (le rompieron 1 brazo y tenía magulladuras en la cara, aunque por motivos de seguridad no hice ni se publicaron fotos de su cara) y a la que tuve oportunidad de entrevistar, era chilena. Pero además, cuando pregunté a los convocantes de las manifestaciones por las molestias que creaban estos vecinos para motivar las manifestaciones que tanto escandalizaban, lo más que llegaron a decirme era que los niños robaban chucherías en las tiendas del barrio. Los bares de copas en los aledaños de la Cubierta ni siquiera viven su mejor momento tras los cierres y alcaldadas de Jesús Gómez, que saltó a la fama cuando impidió el traslado de las macrofiestas de Flores tras la tragedia del Madrid arena y mantuvo el pulso judicial con dinero público contra la empresa concesionaria, pero hasta su nefasto mandato hubiera despertao la envidia de los empresarios de Ibiza si hubieran visto lo que yo cuando volvía del trabajo las noches de viernes y sábado en metro, motivo principal por el que estos bares y empresarios se trasladaron desde el polígono Urtinsa de Alcorcón a Leganés. Aunque no quiero dármelas de listo, pues no es ni la zona de ocio ni mi actividad preferida, tras las protestas que se airean en la prensa y las políticas parece haber intereses de otras zonas y actividades con mucho menos éxito, y no tanto que esta zona ni en general la ciudad sean tan conflictivas como la pintan. Supongo que el memorial de protestas y conflictos que relato abunda en lo mismo, pero son sucesos inconexos y aislaos, con frecuencia ajenos en 20 años de existencia de la plaza de toros en la que realmente se han impedido los actos propios, pues la particular fisonomía de su cubierta hace que solo sean aptos a la música electrónica, de la que se llevaron a cabo los principales eventos en sus primeros años de existencia, y no tanto a los cantautores tristones que abundan.

Culos, tetas, picantes

Cacyreus marshalli, barrena del geranio, Pelargonium zonale, especie sudafricana de mariposa que llegó a la península Ibérica en una importación de geranios, también procedentes del Sur de África y es muy visible en su metamorfosis como pequeña mariposas de color marrón que pone los huevos en el envés de las hojas. Las orugas recién nacidas se introducen en los capullos agujereándolos y devoran su interior. El geranio presenta un mal aspecto general y casi no florece con los capullos ennegrecidos y vacíos al tacto. Los tallos afectados también presentan oscurecimiento con partes secas o claros deterioros. Se pueden reproducir de 5 a 6 generaciones desde marzo hasta octubre, por lo que hay que tratar la planta cada 15 días aproximadamente o cuando veamos las mariposas volando pulverizando bien a una distancia de unos 40 centímetros. Cacyreus marshalli solamente ataca a las partes aéreas del geranio sin dañar las raíces, por lo que cortando las partes afectadas continúa viviendo. Si se aplica un regenerador de inmediato la planta resucita y vuelve a lucir todo su espledor en pocos días.

La mujer está realmente bien, además es él que la abandona a ella ceñida de negro a las puertas del tren de cercanías en la estación de Atocha donde sigo atento su mirada desconfiada a diestra y siniestra desde una cara muy blanca en el juego de claroscuros de los túneles y los andenes de las estaciones, compañeros de viaje en el horario nocturno del tren de cercanías de Madrid, todavía sigue brillando reflejada en el ventanal del tren que se aleja con ella pasajera tan fugaz como la belleza efímera. En otra ocasión coincidí en el agobiante horario de tarde con otra pareja mixta. Se sentaron a mi lado, él debajo y ella sobre sus rodillas.
- ¿Cómo estás? -le preguntó ella preocupada.
- ¡Caliente, caliente! -respondió él impaciente. Seguro que hay más mezclas. El cinturón de pobreza y marginación enquistado en los suburbios de Madrid ha ido dispersando por las ciudades de la periferia metropolitana a las sucesivas oleadas de inmigrantes que hemos venido a parar aquí: extremeños, manchegos como mis padres, andaluces, castellanos y gallegos desde los años 60, sudamericanos desde los 70, europeos del Este desde los 80, africanos ahora mismo. Y cada vez más estaciones de tren. Visto de lejos, detrás del gran atasco parece una gran colmena con ventanas, antenas de televisión y coches aparcados. De cerca es lo mismo, sólo que de cerca. Y salvo el piso incendiado o la pelea salvaje de todos los meses, que al fin y al cabo recuerdan a los periodistas la existencia real de todo esto, no pasa nada de momento. El ponerse a pelar una naranja en la ventana y tirar los desperdicios a la calle, las maltratadas dentaduras sin excepción de ningún tipo, algunas miradas fieras que incluso pueden recordar auténticas cacerías de cabezas humanas, las cicatrices en el entrecejo memorizando las peleas a cabezazos y otras señales por el estilo, delatan a los recién llegados más que los rasgos faciales o el color de la piel. Poco a poco todos empezamos a dejar de ser especialmente ruidosos o silenciosos, a no parecer especialmente algo, a pasar desapercibidos. La higiene corporal y la social va marcando las pautas de la integración. Por el idioma y por la inusual felicidad absoluta que delatan sus miradas se pueden distinguir animadas conversaciones entre jóvenes polacos, cameruneses o marroquíes que esperan la llegada del tren de cercanías en cualquier estación, con sus vaqueros, con sus cigarrillos, escupiendo continuamente de pura alegría. Este era el nivel de sus sueños más imposibles, muy parecido al de mis padres y al de todos los emigrantes en su momento. Es éste también el conformismo que lo va pacificando todo, un que puede ser mejor, sí, pero también puede ser mucho peor, un respiro, un "¡uf, al fin un lugar tranquilo bajo el Sol!". Desde aquí, el racismo se ve de otra manera: no es que sean como nosotros, es que nosotros hemos sido como ellos. Cuando están distantes, otros compañeros de viaje lo olvidan y reproducen con palabras los lemas racistas, esos "que nos quitan el trabajo", "que venden droga" o lo que sea, tan hipócritas. Pero de cerca todos conocemos a alguien que nos ha ayudado o al que hemos ayudado, todos tenemos algo bueno que contar, todos sabemos que somos iguales. Debe ser que en las colmenas, en esa especie de celdillas superpuestas, no se puede sentir ningún apego a nada que merezca la pena. Pero también es que todos sin excepción, aunque lo olvidemos a veces, estamos huyendo siempre de la miseria, de la marginación, de las religiones opresivas, de las luchas tribales, del racismo, de los nacionalismos beligerantes, de las guerras y de todas esas cosas que creemos que se van quedando perdidas en algún lugar del tiempo. Alguna vez habrá por aquí casas de Marruecos, de Venezuela, del Chad o de Polonia que harán rancias a las de Extremadura y Andalucía. Y serán lo mismo, lugares de encuentro para bailar, para hablar, para comer cosas maravillosamente raras. Antes, estúpidos nacidos en cualquier parte que se hacen banderas con los fantasmas del pasado olvidado nos están arrastrando a vivir un futuro de pesadilla. Pero de momento no pasa nada por aquí, nada periodísticamente relevante quiero decir.

Image 03 laberinto de corrales | encierros de Dolores

eXpedientes @ACADEMIA15M

eXp. @ACADEMIA15M
Previsualizar Visitar

oreja de Judas #seTas otoño
Previsualizar Visitar

los 5 avisos
Previsualizar Visitar

bar free @OccupyInferno
Previsualizar Visitar

pedos del Diablo
Previsualizar Visitar

la zancadilla de Petra
Previsualizar Visitar

Tex Mex la vida en la frontera no espera

En la 2ª mitad de los #años80, otra de aquellas revistas mensuales escindida de otras, lanzó sus 2 primeros y por tanto principales números, pues duraban poco con 1 reportaje sotre la frontera que luego conocería como #TexMex, en la que nos familiarizaba con los coyotes, luego el narcocorrido y por aquel entonces, donde estábamos de corazón con México y sus migrantes, pues aquellas tierras también fueron suyas, cazados casi como animales, enjaulaos y desde luego, la posibilidad de vivir las experiencias más brutales y desgraciadamente reales, no voy a insistir en la tragedia cuando ya por ejemplo ver 1 animal despachurrao en la carretera ó 1 ave partida bajo los cables de alta tensión eléctrica, nos provoca tristeza y desagrado. Ya en 1988 recuerdo lo mucho que me impacto conocer y hacer reportajes e incluso ir a alguno de los club de lucecitas de la carretera que va de O Porriño a la frontera de Portugal, que ya por aquel entonces, aunque desconozco cómo estará (los puestos fronterizos entre España y Portugal los quitaron años después, aunque no se precisar la fecha ni importa, pues ya entonces era de baja intensidad y la ruta esa que digo afectaba casi a los camioneros más que a la gente corriente) era 1 sitio distinto del resto de Galicia. La ciudad de El Paso, por ejemplo, es de las más florecientes económicamente de México, quiero decir que la frontera es en sí misma 1 industria, pero mi tesis desde entonces era que la frontera era algo que se me acercaba y no tanto que yo tuviera que ir para verlo in situ, aunque también recuerdo que alguna vez me ofrecieron hacer 1 reportaje dentro de 1 patera partiendo desde Marruecos a gastaos pagaos y remuneraos, pero no acepté porque siempre me tocaba la china mientras que a los otros los ponían a hacer reportajes de moda y bodegones dentro de las redacciones. Quizás lo que me tiró para atrás es que si a estos sitios vas con el dinero por delante te conviertes casi en 1 pipiolos y eso de que pongan precio y aseguren mi vida pues nunca me gustó podía evitarlo. Otra premonición muy parecida a esta de que la frontera era algo que se me acercaba sin que tuviera que moverme del sitio fue en el cine la película Blade Runner de Ridley Scott también de los #años80, que se inspiró lejanamente en la novela ¿Sueñan los androides con ovejas mecánicas? de Philip K. Dick, aunque sin desmerecerse, ambas son auténticos clásicos, obras maestras entre las de su género, pero también la 1ª en la historia que presentaba 1 futuro sucio y lleno de contaminación, oscuro y áspero, muy diferente de las naves espaciales que parecían cocinas de formica llenas de gente vestida en chándal que hoy nos parecerían antiguaos: el futuro, quizá el presente, es muy sucio. Dicen que en la matanza de #Ceuta no había protocolo de actuación, pero desde luego que sí experiencia, como la de Lampedusa, isla al S Italia y otras zonas calientes. Pero desde el punto de vista de ciudad fronteriza que se viene a más a base de convertir en negocio algo parecido al tráfico humano que no diré de #esclavos para no ofender, sería Gibraltar, donde también reside el negocio de la piratería, 1 cosa divertida que recuerdo es que en los secuestros de barcos en el Índico llamaba la atención de los dirigentes que los piratas del océano Índico se enteraban rápidamente de lo que decían aquí, pero esos eran sus agentes e intermediarios en las City de negocios y no tanto los grupos de apoyo en tierra firme de los piratas y secuestradores tan reales como la impresión de que la frontera se nos acercaba y que el futuro que nos toca será sucio y desagradable o no será. Otra de las veces que recuerdo haber discutido en las #iRedes sociales fue porque alguien dijo:
- La realidad supera la ficción, pero aplicao al crimen chapucero a más no poder de Isabel Carrasco en el seno del PP León, que por los efluvios que sigue emanando y otras pasadas tan digeribles como el botillo en verano, como la de los chulazos de Ponferrada del PsoE sin ir más lejos, debe ser como la crema de la mierda, pues de allí han salido o estudio los dirigentes más nefastos que se recuerda y no tienen visos ni de hacerse enterao de sus propias fechorías. Siendo quizá demasiao estricto, pues este años también ha sido cuando he leído el relato original del Padrino, novela de Mario Puzo publicada en 1969 que da pie a la célebre saga cinematográfico, y la verdad es que no le llega ni a la suela los talones del anuncio TV en el que afeitan el pellejo seco con 1 aparato eléctrico, el marido policía o cualquiera de los que se presentan y hasta se creen como los buenos de la película. Pero no han pasao ni meses desde el magnicidio maragato que se nos ofrece otra de esas historias a medias entre las películas y las leyendas urbanas, según denunció Morad Mohamed a la Guardia Civil a las 22.50 del lunes #4a 2014, el domingo #3a a las 18:30 fue tiroteao Mohamed Taibeb Ahmed, alias el Nene. a bordo de su lancha predilecta, Phaton de color blanco a 800 m de la costa de Marruecos desde otra lancha de color negro por 1 sicario de otra banda rival liderada por Ahmed Barrak apodao el Zocato que, siempre según la denuncia, fue el que dirigió la agresión. Aunque el Nene se tiró al agua para esquivar los disparos, se encuntra desaparecido desde entonces. Por si esto fuera poco, el #29a se anuncia el estreno de otra película dirigida por Daniel Monzón, el de la premiada Celda 211 de 2009, inspirada en las andanzas de 1 narco de Ceuta apodao el Niño muy parecido al desaparecido cosecha de 1975, al que se calcula fortuna proporcional a la cantidad de hachís que ha cruzao y cruza el Estrecho de Gibraltar. Pero desde lo conocido, el personaje se inspira más en Santiago Fisterra, el narco con el que se asocia tras su llegada a Ceuta la Reina del S, célebre novela del Académico Arturo Pérez Reverte de la que se hizo 1 discutido serial que se paso por TV en España y varios estados de América incluído EE UU, estado de la productora que lo llevó a cabo. Aunque los espectadores encontraron agraciao físicamente al personaje que lo interpreta, recuerdo que me llamó la atención su sobreactuación, pues además del tráfico de hachís también es noticia frecuente entre personas, y también es sabido que en la realidad ambos se entremezclan, de forma que los conductores de lanchas rápidas son 1 oficio al margen de la mercancía que transportan, mientras que en la teleserie el personaje se permite expresar algunos remordimientos y lagrimillas cuando aparece tan turbio asunto como de refilón. En lo que se refiere al Nene de carne y hueso circulan otros desenlaces tan probables o improbables como la denuncia, desde 1 desaparición interesada aprovechando el tirón de la película de la que se anuncia estreno inminente, que volvería a conectarlo con la Reina del S, versión que se adorna con el anuncio de sus familiares de que había dejao el narco desde que tuvo 1 hijo. Es desde luego 1 desaparición contos los ingredientes para ser pasto de los telediarios, pero circunscrito el asulto a lo que es real como la vida misma, coincide con 1 avalancha por mar que se añade a la ya conocida de las vallas y casi más preocupante, el endurecimiento desde las respectivas metrópoli con sede en Bruselas y Londres de los controles fronterizos, pero en la verja de Gibraltar, asuntos mucho más graves donde la realidad se impone por goleada. Pese a ser ficción, se podría decir de la novela dedicada al narco en el estrecho de Gibraltar de Pérez Reverte lo que de la voz de Gardel, y no lo digo tanto por las casi siempre bellísimas mujeres e hijas de los narco que continúan con el negocio cuando son detenidos o los mata, y a la que siempre se las llama la Reina de donde sea cuando son detenidas o les pasa algo, sino porque en la lectura original se ve que la delincuencia en la multifontera está directamente relacionada con el blanqueo de capitales en la colonia. Pero es que además, siempre según el relato del que he leído hasta las explicaciones del autor en sus artículos, antes que por estados o bandas, la delencuencia está estructurada por oficios que difícilmente se relacionan, de forma que evitan o diversifican riesgos, de forma que los conductores de lanchas rápidas, las llamadas #f1 del mar, son elegidos por la mercancía y casi nunca al revés. Puede resultar más chocante, siempre según el relato de Pérez Reverte, que en los garitos de moda coinciden con frecuencia los conductores de las lanchas de la Guardia Civil y del narco, que no solo se conocen sino que se respetan como 1 profesional puede respetar a otro, y en caso extremo, cuando Fisterra sufre el accidente que le cuesta la vida, es el Guardia Civil del helicóptero que los persigue el que se juega la vida tirándose al mar para salvar la de la Reina del S.

el clásico #halaMadrid

El Padrino Mario Puzo, 1969.
la Reina del S, Arturo Pérez Reverte, 2002.

Unidos a golpe de corneta

Mariló siempre lleva la razón

himno al abucheo

Instagram

Gisèle Freund, La fotografía como documento social (Photographie et Societé, 1974), Gustavo Gili ed., 1986.
Lecturas: Mis anécdotas preferidas, Carlos Fisas, Plaza y Janés 1997.