Loading...

navegadores.

acceso remoto a redes

gordos a la parrilla 252|365

Vaya por delante lo mucho que lamento no haber tomao pantallazos de los twets de Assange durante la crisis catalana. Lo digo porque al que creía que yo mismo recopilaba cuidadosamente las etiquetas o hashtag y los plantaba en el mapa hasta el punto de sepultarlo, como sigue pareciendo en campaña, buen susto se pegaría. Por si Assange no lo sabe, el Cid, heroe viejuno que podría confundir con 1 no menos malo torero, es célebre por haber ganao batallas después de muerto, como su cuenta en la Red, que le siguen echando cuentas y se veía 1 vez cada 15", algo que solo se explica porque eso son interacciones sobre su mención, pues estaba encerrao en Londres y la mayoría de ellas aparecía sobre Barcelona, por cierto donde más se tuiteaba, pero eso son interacciones. La otra novedad es que resulta que ahora el señorito no es separatista ni los apoyó en ningún momento, otra media verdad que explica que la inmensa mayoría de esas 40.000 interacciones que conseguía 1 récord que sería envidiable para organizaciones benéficas, influencers, aparatos de partidos, anda que no habrá organizaciones y personajes rabiando en deseos de no haber sido alguna vez algo ni lejanamente parecido, y no necesariamente relacionaos con la política partidista y la tele. Creo que si se sigue hablando de Assange después de haberse retirao en la cumbre, no es tanto porque no se fíen de que pueda seguir actuando a escondidas, sino cavilando cómo demonios lo hizo para hacerlo ellos. Mientras siguen cargando sin piedad contra alguien encerrao en 1 embajada de Londres desde hace lustros hasta el punto de hacerle cambiar de tendencia en algo de lo que si algo demostró durante su participación estelar es que no había leído mucho sobre el asunto, otro de los candidatos favoritos que donde más aparece es en el Periódico de los traductores, lo que ha pedido precisamente es que no intervenga el aparato de su partido, que en los procesos de primarias, otras elecciones y las tontulias se da por invencible. Hasta los que hacen encuestas se ahorrarían 1 pasta en llamadas con 1 artefacto del que siguen hablando los partícipes y gente interada como si fuera el dragón que mató sant Jordi. Estoy convencido que los siempre amables visitantes y lectores saben distinguir entre interacciones, como las 40.000 a Assange durante la interminable crisis catalana conocida como monotema, 20.000 de y a Sánchez en sus no menos célebres golpe y contragolpe localizado en Ferraz, calle de Madrid, o las 2.000 injurias que mereció Federico Quevedo cuando insultó a la comunidad informática cuando nos insultó a costa del asesinato de Isabel Carrasco o de la muerte por cirrosis de Rita Barberá, pero como ha desaparecido de las tontulias y los medios, por si estuviera esperando resultaos a denuncias como las de Inés Arrimadas, Alicia Sánchez Camacho o Ferreras, casos públicos y notorios donde los haya, de lo que serían propiamente las acciones, origen o zona 0 que motivaron ese volumen de improperios. Mientras levantan las funciones vigilancia y control sobre las estafas y estafadores más atrocesas, las recomendaciones de los bancos centrales mundiales, continentales y de los países siempre son las mismas.
1 Tirar por los suelos trabajos y salarios, a veces despidos masivos por los que obtienen extraordinarias subidas en las bolsas, así como los sindicatos que los gestionan; nos quieren esclavos y sin tener que comprarnos.
2 Libre movimiento de capitales hacia las estafas pirámide, y por supuesto el reparto de beneficios en los paraísos fiscales, a lo que llaman globalización auténticos ladrones de bandera.
3 Quitar cualquier tipo de protección a los productos básicos, alimentación pero también vivienda y suministro de energía sin contrapartida, pues nunca dieron resultado en ningún lado semejantes recomendaciones a cambio de abroncar a las familias por no ahorrar lo suficiente. Ya me extrañaba a mí que hubiera háckers en países poco electrificados o que son noticia frecuente por sufrir apagones duraderas, con tiempo suficiente para intervenir en elecciones y referéndum de ciudades, regiones y países en los que ya votar a la contra los que estamos registrados, nos parece poco. Aún deben agradecer los malos perdedores en las votaciones que Cuba y Corea del Norte no estén tan rigurosamente amenazados como Irán y Venezuela, no se sabe en qué orden, por razones que probablemente sean sus reservas y recursos energéticos, como se sabe. Pero otra especulación mía según la cual la IP que se grababa era solo la del momento en el que se creaba la cuenta de correo electrónico, y no por ejemplo las conexiones posteriores, y otras cuentas, pues también hay servidores de páginas web y de los antiguos lectores de noticias y grupos de distribución de correo electrónico, todos estos que digo, mucho más seguros de interceptar e intervenir en el momento de conexión, pero cuando quieren investigar quién o quiénes hay detrás, algo fundamental en los ataques informáticos como los que se hacen continuamente, aunque solo sea para probar, y sin que se declare ninguna guerra que parece permanente, en el Manual de Cumplimiento Criminal Global de Microsoft reza:
- Todos los datos de registro los proporciona el usuario, excepto la IP desde la que se registra. En ocasiones el campo en el que se registra la IP puede estar vacío. En esa situación, la dirección IP del usuario no fue capturada por los sistemas de Microsoft durante el proceso de registro. Lo sabía porque en varias ocasiones trataron de reclutarme para impartir cursos, y por tanto registraron mis datos presenciales, en sitios sospechosamente cercanos y a veces los mismos en los que los había recibido, y todo por mi jodida costumbre de fabricarme 1 avatar completamente nuevo y lo menos relacionado posible, pues mis otros avatares no me conocen ni menos reconocen en el modo virtual, lo digo para los que creen que algo parecido se hace para actuar en plan títere de las otras cuentas, y no por ejemplo que el mismo buzón de correo electrónico y cuenta pueda servir para intercambiar archivos entre los compañeros del curso, entre otras razones porque los profesores no eran capaces de crear y mantener algo tan sofisticado, aunque fuera de modo intuitivo. Es mas, me atrevería a añadir que lo que espanta y produce miedo no es en ningún caso que acose a nadie ni menos que me importen 1 pimiento identidades que se esconden tras otras identidades, si es que alguno se pone en el modo trampa cazatalentos, o cualquier otra que se ocurra, pues tengo referencias de los que me conocen que mi forma de hacer o actuar o lo que sea, es realmente inconfundible, entre otras razones porque en modos más discretos, y sin necesidad de ir a dar la nota y llamar la etención, hasta por cómo se previsualizan las noticias que comparto me regañan, en modos discretos o secretos, no es que valga gran cosa, pero de lo que más me preocupo es de ser, parecer o decir igual, que es siempre lo mejor que puedo. Tengo #lalista de los 10 tipos de personajes malotes de Internet y pienso que podría reducirse a 3 amenazas:
1 acosadores, también conocidos como bullyer y troll, que suelen ser en el 99% de los casos según la Policía y los programas de la tele que se hicieron, del círculo familiar, laboral, amoroso o cercano a la víctima, sin duda la peor peste, y por desgracia no solo y donde más en Internet
2 suplantadores, amenaza conocida técnicamente como phishing, identificados como títeres y fakes
3 cansinos diversos, como los spammer, además de la ser la forma de actuar de los tipos anteriores, algo que provoca que cuando aparece alguien quejándose, el resto de usuarios no necesariamente malintencionados, tendemos a evitarlos, por lo que, el mismo usuario que alguna vez tuvo 1 mal rato, a la vista de los efectos que provoca, suele recapacitar.
El resto, por ejemplo lamers o cuñaos y newbies o novatos, extraña pareja a la que se debe tener en cuenta porque como siempre hay alguien haciendo el bobo, puede ser cualquiera de los anteriores; pero sobre todos los arqueólogos que bucean en avatares ajenos y los relanzan, que son los que más admiro y me gustaría ser como ellos si me interesara la casquería y me atreviera probar menciones de los que bloquean, junto con los chaters que escriben de manera telegráfica, algo perfectamente ortodoxo en la lengua castellana, y no que las abreviaturas y esas cosas sean otra, y muy especialmente los leechers o mirones del título, usuarios que solo desean aprovecharse del resto y no realizan ninguna aportación de valor, no constituyen ninguna amenaza, ni virtual ni presencial. Como en este aluvión electoral hubo convulsiones en la última semana de campaña de las generales, me permito recordar que a Juanma del Olmo, que también perdió su poltrona de diputado, le soplaron la cuenta oficial de su partido en WhatsApp por spammer, aunque en realidad era por no pagar como sí el resto de partidos. Ese fue el caso más comentado en las otras redes, pues por las mismas fechas desmantelaron 3 grupos Facebook de ultras con más de 1.500.000 inscritos, que a mí me parece 1 cifra realmente monstruosa y temible, y justo el día anterior había sido noticia que el partido de referencia había dejado de anunciarse y era el único de los grandes que no se anunciaba en los predios de Zuckerberg. Pero 1 detalle más llamativo, y no tanto el ruido o revuelo que hayan podido provocar, es que tanto en el caso del spammer como en el de la fachada ultra, eran usuarios con permisos de escritura restringidos, es decir, capados solo para recibir o seguir mensajes, técnicamente leechers que, como amenaza como para molestarse en hacer reportes o lo que sea, pues en 1 acto de agresión máxima como puede ser dejarlos sin pastores (yo jamás me apuntaría a grupos y cosas de mirones con permisos de escritura restringidos, como habrás supuesto) es realmente el poco reguero de lágrimas, que no hayn protestado siquiera, ni siquiera los reportes de otros malotes que les piden que hagan, pues tomarse como amenaza algo así, decir que eso que yo ni me imagino puede acabar con la democracia, pues será por defectos de la propia democracia como la falta de comunicación o incomunicación, que no haya participación como el Tuenti, cualquier otro que no se me ocurre, pues debe ser de las exageraciones más grandes que oí en mi vida. La nueva oleada de virus se instala con la forma de aplicaciones, por lo general disfrazadas de navegadores o de los programas habituales, banner de aviso en pantalla, el explorador de archivos, que parece ser la vía o brecha de acceso a los equipos, que como ocurre cuando estamos conectaos y corremos el riesgo de borrar nuestros programas y aplicaciones, la 1ª recomendación es acostumbrarse a convivir con ellos, pues estos ataques vienen siendo y serán continuos, y cualquiera que haya manejao móvil sabe lo fácil que es instalar y desinstalar aplicaciones. En ese sentido, antes incluso que hubiera #iredes #socialmedia, los vendedores solían informar a los futuros usuarios que el sistema operativo y los programas venían equipaos con filtros de contenidos diversos, los populares bloqueos, pero que era preferible no usarlos nunca en su propio beneficio. Como en España se han anunciao aplicaciones cuyo atractivo era ser como otras más populares pero que los filtros los ponía el propio mercachifle, por lo que el ciberataque de ransomware ha afectao a marcas, empresas, negocios y organismos que se dedican a eso, elaborando recomendaciones como que los seguidores de las #iredes no son nuestros amigos en la cola de los telediarios, mientras que el resto de usuarios, creo que muchos los que hicimos caso a la recomendación y no lo olvidamos, prácticamente somos inmunes y ni siquiera nos fijamos en cosas tan sencillas como la fecha de instalación de los programas, o tenemos en desuso otras formas de navegar como puede ser FTP -aunque no he tenido motivo para ponerlo en práctica, pues o bien los que se dedican a eso han cesao su actividad coincidiendo con el masivo o han debido sospechar que por mis archivos ni yo mismo daría 0,01 ?, he comprobao que con el programa en su versión gratuita y más popular se tiene acceso a los archivos del propio equipo de manera mucho más efectiva que el explorador de archivos, que no deja de ser otro navegador, y por tanto, puede ser la vía del ataque- o los lectores de feed o news, más conocidos como RSS por really simple syndicatión. En ese sentido, cuando ya tenemos localizao al intruso, otro modo de saber su alcance es que al intentar borrarlo por los procedimientos normales no se deja con el pretexto que se está usando. La vulnerabilidad que he descubierto a los inmediatamente anteriores al que ha puesto en jaque a los que se lo ganan opíparamente poniendo filtros al prójimo, de lo que doy fe porque el tráfico en los blog que manejo ha subido como la espuma, es que sí se les puede cambiar o modificar el nombre. Si tienen miedo a borrar algo que realmente les gusta, recomiendo introducir 1 espacio en el nombre, y en esa o sesiones posteriores en las que han procurao manejar sus programas y aplicaciones preferidos, lo pueden borrar con total seguridad. Por lo demás, lo de no poner filtros ni bloqueos que se pueden volver en nuestra contra cuando más lo necesitemos, como ahora por ejemplo esos equipos infectaos que sin poder volver a conectarse porque ni siquiera saben qué hacer, ya andan anunciando a viva voz que no se han visto afectao gracias a los también miles de #internautas, también romper las cadenas de mensajes, cualquier otra de las que se incluían de serie cuando la palabra #internautas era sinónima de programadores, sustituida a la vez por código que viene a ser parecido al de la circulación, parece que a los nuevos los examinan los que ponen filtros, por lo que si eso lo va arreglar el hacker de gorro de lana a ganchillo a sueldo de Telefónica, la principal y más impropia de las empresas atacadas, ya saben, pongan filtros o paguen a lo que los ponen y llámenlo sentirse seguros como las compresas y suplementos alimenticios que anuncian en el plasma los cocinillas de los becarios Michelín, a lo mejor lo que deberían preguntarse es si realmente necesitan máquinas tan sofisticadas. Se escribe ransomware, 1ª con N y 2ª M, y significa secuestro de equipos remotos. La otra barbaridad que urge desmentir es que al estar afectando la oleada de 3 variantes o mutaciones a intranet de organismos y corporaciones, eso no puede ser otra cosa que el explorador de archivos del sistema operativo, que es otro navegador con algunas Funciónes capadas y no tanto que esté actualizao o se tenga que actualizar, por lo que cualquier operación de copia de seguridad de archivos no hace sino expandir los virus. Por el éxito que han tenido otros post sobre el asunto candente en el planeta, -esta misma entrada no tiene otro objetivo que añadir contenido con fecha posterior al fatídico 12 mayo 2017, que ya me gustaría fotografiar algún periódico del día con la información si no fuera porque están plagadas de errores y vaguedades sobre asunto tan importante. Creo haber descumbierto la clave de borrado seguro, pues suele resistirse al operar en el propio foco de infección, y es abrir espacio intermedio en el nombre de la carpeta de archivos, y en sesión posterior o esa misma antes de cerrar quitárselo de encima como si fuera 1 mosca, pues otra de sus características es que suele disfrazarse de navegador y supongo que cualquier otro de los programas más utilizaos por el usuario, se corre el riesgo de causar males mayores. En letra pequeña, la otra recomendación inspirada en El mundo es 1, ensayo del novelista de ciencia ficción Arthur C. Clarke, y los ingenieros de telecomunicaciones que continuaron el tendido del cable telegráfico incluso después de descubrirse el teléfono, que como mínimo utiliza 1 cable diferente, y la múltiple invención de la radio aproximadamente en 1918, porque cualquier innovación puede presentar contratiempos inesperaos, como es el caso en el que nadie sabe que va pasar, menos incluso que lo que está pasando realmente -las cifras de equipos informáticos infectaos, así como los contagios declaraos son más falsas que las encuestas que se inventa Marhuenda para putear a Cifuentes-, volver al protocolo FTP en su versión gratuita en vez del explorador de archivos del sistema operativo, con la enorme ventaja que también Funcióna sin conexión, y respecto de la navegación en Internet, en este caso con conexión pero 1 dispositivo diferente de los navegadores son los lectores de noticias, feed, RSS, también en su versión más sencilla y gratuita, que permite hacer búsquedas y en su célebre doble pantalla, aunque no deja marcas de tráfico -sé que estas publicaciones gustan al nivel e incluso por encima de las noticias sobre Trump en inglés y en los agregadores, por lo que deduzco que se imprimen, traducen o marcan como favorito o cualquier otra que desconozco, pues he sido el 1º sorprendido al encontrar mis entradas donde menos esperaba- ni se ven las imágenes ni la publicidad, a efectos de purar supervivencia y manejarnos con seguridad en algo que apreciamos tanto, también los #internautas por nuestra cuenta y riesgo. Por lo que he visto al reproducirse y extenderse los ataques, parece ser 1 banner remoto como el de actualizaciones y parecidos que probablemente no esté ni en el propio equipo, pero es al cerrarlo o moverlo cuando se activa. En realidad, la precaución de interponer encima el software del protocolo FTP o el lector de news preferido, precedente de los actuales #socialmedia, en la pantalla activa, probablemente sea la mejor manera de defenderse de la infección.
- No tocar ni con 1 palo, en lengua castellana. Llegao el caso, se puede hacer notar cambiando la carátula o máscara de los archivos de texto, pero ese también es el momento de procecer a borrar las aplicaciones o cualquier otra que instale desinstalando y borrando. Y teniendo más cuidao la próxima hasta que se aburran los que se relacionan con el prójimo causando molestias. Ni siquiera me creo que se trate de encriptar ni menos llevarse los archivos como de copiar y cambiar alguna contraseña en los programas de señuelo, pero eso también lo hacen líderes políticos que se incautan cuentas con el pretexto que los hacen ellos, o los infiltraos con las contraseñas que pillan, algo que en 2011 eran tal epidemia que ni siquiera haya nadie en su sano juicio que reconozca siquiera que tienen o maneja dispositivos electrónicos. Serendipia, concepto o técnica en la que se basan las investigaciones y pruebas de los buscadores del futuro, es el arte ir a buscar algo y encontrar otra cosa mucho mejor. Por lo extraordinario de la mía de hoy, y por enredarse con sucesos del presente palpitante, me apresuro a narrar el proceso de mi hallazgo: obran en mi poder algunos libros sobre las corruptelas de los años 80´s y Noventa en España, y cuando salen noticias sobre salpicados en las del presente, me apresuro a mirar en sus índices de nombres, que por cierto parecen copiados al tratarse de la misma editorial, colección Temas de Hoy de Planeta, pero no en el orden de las páginas o pasajes que reproduzco. El caso nuevo era el apellido de la Joya, el detenido más reciente entre las piezas separadas del que debe ser ya gigantesco caso Villarejo, que como ya habrán adivinado, es el hallazgo serendípico (entre paréntesis algunas actualizaciones obvias), al que se atribuyen concesiones irregulares en los 80´s. La abrumadora imposición del buscador Google en nuestras vidas pulverizó con viento fresco los medios de comunicación que se propusieron en Internet con acceso restringido, por suscripción, previo registro e incluso de pago plegaron velas y se las envainaron hace tiempo. quedó en evidencia que la función de Google no se limita a buscar la información que se le solicita sino que la presenta ordenada de forma que toda páginas que no haya sido visitada por los robots exploradores o que no hayan podido acceder sencillamente no existe. Como efecto colateral también fue puesta en solfa que la intención de los medios de comunicación convencionales no es como se pretende ofrecer información sino influir en sus receptores imponiendo pautas de consumo, propaganda pura y dura y de pensamiento y además precisan respuestas, sus ingresos e incluso su me era subsistencia dependen del poder de influencia con el que se manejan y bastante menos de la supuesta calidad de informaciones en las que lo que brilla es su capacidad de censura tan sutil como todo lo brutal que haga falta. Nadie les pide cambiar la realidad, sólo se trata de ocupar un lugar, posición, castillo o bunker desde el que tomar partido. Lo típico es presentar lo que llaman información de manera fragmentada, incompleta, inconexa además de sesgada y en muchos casos después de los primeros momentos de desconcierto al resquemor de la noticia temprana cual gazapos de primerizos becarios en prácticas se impone rápidamente una suerte de versión única perfectamente intercambiable entre los diferentes medios de comunicación pues los demás hacen hilo así como por hacer algo. Cuesta menos ver el mundo como sucesiones de imágenes y sonidos que interpretarlo con palabras, entenderlo debe ser el colmo pero las búsquedas robotizadas impersonales de información tienen otra cara en la cuenta de resultaos o visitas que también sirven los robots matemáticos, googlebot se llama el más mítico de todos, nombre que se da al ingenio que rastrea constantemente contenidos que no sólo detecta y castiga las trabas de acceso a las páginas sino que además y como el algoritmo de visitas es la piedra filosofal de su rastreo permanente desnuda otra lacra que lastra tradicionalmente los negocios cuya materia prima es la información, tan dignos como fabricar clavos, parir bebés de encargo o imprimir barajas de naipes, a saber su contabilidad puramente especulativa hasta el punto de haber conseguido inflar una especie de globo bursátil de su capacidad de influir y adoctrinar con descaro a sus consumidores que en sus cuentas multiplicadas somos todos. Y es que cuesta creer que el objetivo de la mayoría de anunciantes y las estrategias de los patanes que les engañan de primeras sea cargarse los espacios de éxito que se dejen colonizar y el de que todavía nos caigan peor e incluso empecemos a sentir pena ajena por los personajes de los que se sirven como soporte, otra vez el eterno éxito incombustible que creen disfrutar los antipáticos de ocasión cuando se dignan mirarnos, aunque sea mal. A la vista la montaña de basura virtual con puntazos absolutamente repugnantes se evidencia que los estrategas de los anunciantes nos creen a su vez víctimas de tiranos impostores como ellos, o sea que los tenemos que aguantar a la fuerza como a los cansinos emplazaos en las bar de los camareros vagos cual espantapájaros o como algunos curas en pueblos de iglesia única. Un tal Reyero que presentó un carrusel futbolero en tiempos de exclusiva ya perdida se jactaba ante los conocidos que le hacían propaganda a pie de calle de no gustarle un pelo el objetivo de sus vomitonas sin gracia, rebuscao el chaval o más recientemente por decir algo someramente descriptivo el suplemento dedicao a lo virtual de la televisión estatal al final de un telediario nocturno cuyos reporteros de lo propio recorren a la luz del día los geriátricos conectaos para entrevistar a todos los jubilaos, nunca mujeres por aquello del gargajo verde de Internet, credibilidad lo llaman que logren enchufar la pantalla de plasma y cuyos colaboradores modernazos dan grima porque sus responsables piensan que otro programa que heredaron de nombre Redes cada vez más reducido a la madrugada más profunda donde como mínimo se demuestra que ancianidad no es necesariamente sinónima de ignorancia supina, aunque sólo sea la excepción que confirma la regla peca de intelectual, que muy mucho debe pecar a la vista de responsables que han engendrao comparación tan chusca. No puede extrañar que en la contabilidad administrativa de visitas, de 1 en 1 han vencido las páginas de otras páginas, especie de Sé lo que hicísteis... de la Sexta pero en Twitter, gigantesco en Internet que con un mínimo de recursos propios generan resultaos espectaculares aunque en el fondo y en la forma sigan siendo más de lo mismo de siempre otra vez. Para ofrecer resultaos contantes y sonantes en medio de cuentas tan distorsionadas se alumbraron a sí mismos los gurús de las posiciones en los buscadores que es lo mismo que decir en Google que a su vez es lo mismo que decir en Internet, especialmente creíbles las cuentas de los genios que inventaron las páginas recopilatorias de páginas. El hecho probao que trabajadores voluntarios eventuales no gurús de estas páginas de páginas acusen a sus gurús a los que sirven gratis de chuparse sus respectivas pollas entre ellos como los ganster de Pulp Fiction o de estar siempre haciéndose pajillas como Torrente y su Sancho Panza de turno en cada secuela para los que prefieran las citas castizas aunque escogías y la consecuente reacción de los gurús más gurús mostrando que lo que parecía una varita mágica es en realidad el viejo garrote vil de la censura que vuelven a enarbolar contra estas y otras críticas que les hagan los equipara de hecho a los autodenominaos artistas cuyo único objetivo es seguir saliendo en las páginas en papel couche en colores del Hola y parecidos para lo que no hace falta vender 1 pimiento, qué horterada sino que se dibujan unos pircing en el mismo photoshow de las revistas cuyas páginas frecuentan para que no les acusen de pirateo, se dice que se hace por cualquier otra causa perdida de remate y otra vez practicamente con nada logran alcanzar altas cotas de miseria que bien pensao que hay gente para todo, aunque a quién le importa.

lengua y literatura española programa PHP