Featured

- La iluminación también influye en los estaos de ánimo y sentimientos, crea atmósferas alegres y relajadas que provocan bienestar y seguridad pero también pueden causar ten sión y agresividad, Ingo Maurer.

sinónimos de amistad

#yopreguntaría ¿cuál es el líquido más caro?

7
febrero 2019

- ¿Se conocen casos de intoxicación por P. semilanceata?, preguntó el Presidente de la Sociedad Micológica Errotari, porque tuve hace algunos años una polémica en la prensa a cuenta de una entrevista que me hicieron sobre #seTas alucinógenas, concretamente sobre el Panaeolus sphinctrinus o mongui, frecuentemente consumido en los meses de octubre y noviembre en la zona del Duranguesado Urkiola Gorbea. Intenté informarme sobre casos en el Hospital de Galdácano y no supieron contestarme. Suelo dar charlas en otoño sobre diversos temas y ésta es una pregunta típica.

Bien saben los dioses que odio justificar nada y la que sigue ni es la excepción pero que me aspen si sabía que había que tirarles pedradas a las liebres, Lepus capensis de mal agüero para espantar el mal fario enestos tiempos que vale más lanzar pedradas que palabras, pero ya se sabe que lo que la naturaleza no da ni Salamanca lo presta. El hecho de tener que dar y recibir información veraz por verdadera, además de imprescindible para intentar acertar las decisiones, o sea, se supone que somos los 1º interesaos, pero entra en contraste con los sectores expresamente protegidos de la intimidad de cada 1 y sus excepciones razonables según la situación y en menor medida el momento. La irrupción de la informática, es decir, conjunto de técnicas y conocimientos más o menos sofisticaos para hacer acopio, ordenar, manejar, automatizar en su funcionamiento y generar nuevos datos en la comunicación mas su uso en redes abiertas como Internet, donde se pueden relacionar y cruzar con otros datos para obtener nueva información desconocida incluso para los propios interesaos o de cosas que todavía no han sucedido con bastantes posibilidades de acierto, ha envejecido e incluso dejao fuera de circulación, por desconocimiento y contumaz ignorancia la sin embargo reciente ley de protección de datos del 13 febrero 1999. Botones de muestra son las agendas de llamadas propias y recibidas almacenadas en las tarjetas de los terminales de telefonía celular o móviles que proporcionan los operadores para el funcionamiento de su complicao Sistema, dato sensible cuya pérdida por avería o extravío notamos con fuerza. Si en su caso, siempre lamentable tratamos de recuperar nuestros datos, pues todo indica que el titular o propietario del número tiene derecho de acceso, corrección y cancelación de datos que siguen siendo suyos, aunque depositaos en el operador de telefonía celular o móviles que sea, siempre parecerá que son de cualquiera menos del legítimo que los reclame. Como prueba de confianza el operador intentará seguir cobrando por todos los medios a su alcance por un servicio que no se puede prestar y el sólo hecho de reclamar convertirá al titular o propietario en principal sospechoso del accidente. Y no tanto por expropiación para hacer otro uso, aunque sea ilegítimo sino que lo más probable es que se pierdan por desidia, incompetencia & ignorancia como si fueran de nadie. Imaginarse la tortura que puede suponer cambiar la domiciliación bancaria o el envío de las facturas cuando se cambia de residencia demuestra que por muy poderosos que hayan llegao a ser los medios que se emplean para tales menesteres, lo que cuenta es lo que se hace con ellos o más bien lo que no se hace, es decir, nada. Teniendo en cuenta que quien más, quien menos nos tiramos 1 mes al año tratando de reparar, compensar, rehacer las consecuencias fatales de fallos de memoria, pérdidas & extravíos varios poco será el tiempo que perdamos tratando de defendernos o en su caso intentar paliar lo inevitable. Frente al ansia de ocultación y oscurantismo que pretende la propaganda de los que no tienen ningún empacho en mandar colgar sus caretos de las farolas cuando les toca pedir votos, bueno será recordar también que cualquier persona que ofrece y si es necesario expone sus datos sin reparo, entre otros su propia imagen junto con su identidad real a lo mejor es porque no tiene ningún miedo en particular, no vive preocupao por lo oculto que se pueda descubrir y si es falso o incorrecto, tanto mejor tener voz propia y en lo posible medios para corregir rápidamente lo que haga falta y por supuesto, no alberga ninguna mala intención, como se demuestra. Instalao el problema o complejo en nuestras existencias tanto más desgraciadas debido a este tipo de accidentes y pérdidas se pueden complicar hasta el infinito y hacerse insuperables cuando intervienen 3º en discordia, managers, animadores, vecinos, apoderaos, partidarios, amiguetes y cizañeros de ocasión que en el peor de los casos se erigen en portavoces por su cuenta. Da pena ver sobre todo a señoras de importancia reconocible que se han pasao la vida rezando por seminarios y confesionarios buscando finalmente quien les escriba los libros de sus vidas para acabar metiendo la pata ruidosamente. Aunque los desmentidos del escándalo no dejan ver las hojas caídas vuelve a echarsen falta la importancia de la propia voz, aunque nos equivoquemos siempre será mejor a que se equivoque quien sea a nuestra costa. Es lo que los más taurinos deseamos a los aspirantes a Torer@ a los que en sus entornos doran la oreja porque otro día pueden volver a su casa sin pierna o sin brazo:
- Que no te engañen y mucho peor cuando de la manera más aviesa que se pueda imaginar los adlateres se han hecho con las llaves para encender o apagar a su antojo. La pobrecilla de las fotos, a la que descubrí temblorosa cuando llevaba largo rato sentao en sus proximidades, me hizo desistir de las piedras que les tiraba a sus congéneres creyendo que espantaba maleficios según creencia acendrada, pero preocupao porsus temblores me levanté rodeándola mientras procuraba no tapar su punto fuga y quedé sorprendido, impactao por la mirada que se ve.
- Anda, deja las piedras en su sitio y no hagas más el idiota tú también, que a lo mejor otro día me tienes que buscar para comer. Pues sí, ya consciente demi animalidad zombi (el suceso ocurrió en el junio negro 2010, pues mis cámaras oscuras, llamadas digitales por algunos, también dan fecha y hora junto a la prueba) empecé a congeniar amigablemente con los animalitos salvajes y libres, aunque los insectos y en especial las mariposas siempre se me dieron fenomenal poniendo cuidao no tapar su punto fuga y lanzando 1 golpe rápido de flash para llamar su atención. Se podría pensar que los atonta y algunos los tengo que espantar con el dedo cuando me canso hacerles fotos y vídeos, pero noles perjudica el flash, pues están hechos al fuego del mismo Sol que nos madura y al final nos consume, todos somos hijos de la star que más calienta, hasta las plantas. Y vale, qué pueriles, qué ridículos podemos parecer a nos semejantes en ocasiones, algunas celebradas por siglos, como por ejemplo la comedia Las avispas de Aristófanes en la que los atenienses ociosos como ahora llegan a juzgar 1 perro, pero volvamos a las casualidades que no existen, pues en otra de sus comedias más celebradas del ramillete que se conservan, Las nubes, puso en solfa a los sofistas de su tiempo y en la escena al mismísimo Sócrates bastantes años antes del proceso que le condenaron a muerte bebiendo cicuta por revelar secretos propios de los dioses y corromper a la juventud que asistía extasiada a su academia. Aristóteles, Platón, Jenofonte entreotros fueron testigos también de su muerte, cosa que se hizo el propio sabio acatando tan injusta condena, pues se sabe que Sócrates en persona, también maestro de Diógenes, asistió a la representación y celebró las ocurrencias de Aristófanes (Sócrates también era calvo y en alguna escena le resbalan los piojos del ambiente andrajoso en el que a tenor de la comedia se desarrollaba su celebrada academia). En tardes sucesivas llegué a ver hasta 4 liebres 4 en el mismo wallpaper a sus anchas, peleándose levemente, incluso podrían estar jugando y también eligiendo con cuidao las yerbas de las que comían levemente que ni siquiera revisé, pues pensé que el producto de sus divertidas andanzas ajenas a mi presencia era el resultao demi indiferencia instintiva.
- Las liebres no confían ni en la alfalfa, Medicago sativa, según la greguería de Ramón pero a mí me perdonaron las piedras que les tiré otras veces. Se movían a sus anchas, sin nervios y con mucha gracia, bonitas de ver cuando se levantaban como los kanguros de los documentales, también por el color azulao de sus largas orejas vistas sin temblores. Otra vez vi venir a otra corriendo de lejos hacia donde estaba sentao, pararse a poca distancia, mirar enmi dirección y casi reconocerme formando parte del paisaje, pues aún se pegó otra carrerita hasta 1 yerba que quedaba a medio camino, de la que comió levemente, como probando para continuar su paso a muy pocos metros, casi al alcance de la mano delante de mí, donde pegó un pequeño acelerón sin exagerar que redujo a su trote habitual cuando estuvo a la distancia que consideró pertinente, yo sin inmutarme. Era evidente que me había visto y su cambio de ritmo sin exageraciones, pero notorio me llevó a pensar incluso que me reconocía, incluso me recordaba, aunque a su manera. Eso después las tormentas, pues cuando apretó el secarral se acostaban de forma que sólo las levantaban y ponían en fuga los perros de presa de los domingueros, también divertido al verlas a saltos tomándome la espalda y encamándose en los matorrales detrás mío, convertido ya en su guardaespaldas de confianza con la piedra a mano, pero para el perro fiero. Las deslumbrantes dehesas del centro y S de la península Ibérica eran encinares aclaraos para favorecer el pasto de toras y toros, ovejas, cabras, cerdos y otro ganao doméstico. La conservación de ese ecoSistema favoreció e incluso salvó otros muchos otros animales, plantas y hongos endémicos, con frecuencia amenazaos de extinción e incluso extinguidos en otros sitios, pues dependían de las aproximadamente 1.000 ganaderías bravas destinadas a la lidia y los privilegiaos terrenos que se les dedicaron por siglos. Cualquier perjuicio que se les causara desencadenaría tal catástrofe ambiental sólo comparable a la también deslumbrante idea de no matar los toros de lidia en las plazas, pues la sobrexplotación del ganao bovino para hamburguesas y sus residuos, al ser más de la cuenta en el menor terreno posible también es devastadora donde se produce.
- Las liebres, como es sabido, corren mejor cuesta arriba que cuesta abajo y el matacán es 1 liebre que se resabia y a fuerza de carreras y años enmagrece, se la desarrollan las patas traseras, se la arquilla el pecho y corta el viento común dalle, por lo que su carne ni siquiera es codiciada, Miguel . Al contrario de lo que se creen los ignorantes, las liebres no son ciegas como los viejos avaros quetan estúpidamente fueron estafaos por Madoff, y a quien temen son sus perros Lazarillos que arruinan países enteros con sus burdas añagazas. Es la posición de los ojos lo que limita su visión frontal pero en zig zag, incluso cuesta arriba ven perfectamente.

Mariló siempre lleva la razón | laberinto de corrales | encierros de Dolores | fiebre del sábado noche

NO se quieren enterar

Instagram
1973
Taurus
Discursos interrumpidos
Benjamin
2002
Alfaguara
La Reina del Sur
Pérez Reverte
1996
Bruguera
El mundo es 1
Clarke
eXp. @ACADEMIA15M
Previsualizar Visitar

oreja de Judas #seTas otoño
Previsualizar Visitar

los 5 avisos
Previsualizar Visitar

bar free @OccupyInferno
Previsualizar Visitar

pedos del Diablo
Previsualizar Visitar

la zancadilla de Petra
Previsualizar Visitar
Featured Image

la torre inteligente de Madrid

Ernest Hemingway, Fiesta 1926, Muerte en la tarde, Por quién doblan las campanas.

fuga de cerebros

Mis anécdotas preferidas, recopilación de Carlos Fisas, ed Plaza & Janés.
Camilo José Cela, Viaje a la Alcarria, Espasa Calpe, 1ª edición 23-XII-1952, 19ª edición, 27-X-1989.