trampolín a la fama: Pardo de Vera Vs Monago

Escrito a las @ 1:27 AM el dia 6 Diciembre 2015 por admin


Creo que la presente, tal cual, es de las publicaciones más perfectas que he visto nunca, incluyendo cualquier medio de comunicación, aunque ha tenido que ver con varios, como pretendo explicar. Lo 1ª, la repercusión de la noticia, pues suelo tener fama de interesarme por asuntos que luego parece que solo me interesan a mí, no tengo más que decir que la comparen con las que compitió por captar la atención y eclipsó con gran dramatismo las 24 horas siguientes y lo que queda, pero es que vi el momento cuando se publicó, y participé en el alboroto inmediato que provocó cuando estaban emitiendo la tertulia rijosa #elCascabel 13Tv (único programa de actualidad en esa franja horaria, me resulta tan indiferente el partidismo y propiedad de los medios de comunicación como las cosas que hay en la calle cuando salgo a pasear, no se preocupen por mi salud mental) sobre la que explotó como 1 bomba hasta el punto que cortaron la emisión para dar paso a los deportes haciendo como que no la habían visto, aunque 1 tertuliano sí se hizo eco y lo mencionó, pero fue parecido a como si de repente se les hubiera colao el #ebola en el plató. No era para menos, pues aunque la casualidad no existe, el equipo de propaganda de Monago y el PP, donde era 1 de sus puntales, había emitido durante varios minutos en llamada telefónica de su 2º en el cargo en Extremadura la justificación o respuesta a la 1ª publicación de unas horas antes solo de los viajes; y era hasta convincente, han seguido con la misma trola echándose más mierda encima, como de costumbre, pero lo que admiro es el efecto inmediato y contundente y allí donde esperaba ver aparecer 1 periodista curtido, eso solo es capaz de hacerlo 1 maestro de los grandes, nunca me decepcionará Ana Pardo de Vera, encima joven que da envidia, que también lo ha explicao la mar de bien el Las mañanas de cuatro º que dirige Jesús Cintora con la etiqueta #ViajaconMonagoM4 que he seguido con esa emoción que solo produce el periodismo y grande, hoy que es 1 día perfecto para decirlo, ha habido en la España de otras épocas y también se practica en otros países. Gracias Ana Pardo de Vera, y si #podemos cómete el mundo, el futuro es tuyo y los que te veamos con la admiración que mereces. Como devolución de afectos reproduzco de la colección de Fisas la más bella anécdota que conozco sobre el trampolín a la fama: Érase 1 vez 1 director en Río de Janeiro, competente y buen conocedor del oficio, llamao Leopoldo de Míguez, que durante toda su vida trabajó incansable y se afanó dirigiendo óperas y conciertos para lograr la realización de su única y ardiente ambición: ocupar 1 lugar en la historia de la música. Por fin consiguió su propósito, pero de forma indirecta e insospechada. El destino lo utilizó como trampolín, y si su nombre se ha hecho inmortal no es por por las muchas noches que dirigió, sino porque en 1 ocasión durante la primavera de 1886 se negó a empuñar la batuta. Había preparao con sumo cuidao la 1ª audición en Rio de la Aida de Verdi, pero los cantantes y músicos italianos no parecían tener gran aprecio por sus cualidades. Refunfuñaban y constantemente le hacían observaciones diciéndole cómo se hacían las cosas en Milán. Durante el ensayo general el cantante Roveri rehusó continuar alegando que con la forma de dirigir de Míguez la orquesta entorpecía su labor. El buen Leopoldo perdió la calma, arrojó la batuta y abandonó el teatro muy enojao, asegurando que no volvería a poner los pies en él mientras lo ocuparan aquellos italianos. La empresa se encontraba en situación comprometida, pues Míguez era popular, sus incondicionales tenían mucha fuerza y las localidades estaban agotadas para la función. Superti decidió sustituirle, pero apenas subió al estrao para empezar la función fue saludao con fuertes protestas y gritos:
- ¿Dónde está Míguez? ¡Queremos a Míguez! Superti, confuso, abandonó el atril. 1 joven maestro de coro, Arístides Venturi, probó suerte con el mismo resultao. En aquel momento, 1 violoncelista de la orquesta que hasta entonces había observao en silencio los sucesos, abandonó su sitio, se dirigió hacia el empresario y le ofreció sus servicios como director. Tenía 19 años, nunca hasta entonces había dirigido 1 orquesta y mucho menos 1 conjunto tan complejo como es 1 representación de ópera. Se llamaba Arturo Toscanini y había algo tan autoritario y decidido en la actitud del joven que la empresa aceptó su ofrecimiento. Ocupó el atril sin titubear, miró sin arredrase al público, que no paraba de gritar, empuñó la batuta y con gesto enérgico cerró la partitura que tenía delante. El público al darse cuen pareció sorprendido y algunos espectadores rieron. Pero se hizo el silencio, apagaron las luces de la sala y Toscanini dio su 1ª entrada a la orquesta. Durante toda la representación los aplausos se sucedieron sin cesar hasta el final en imponente crescendo que reventó en ovación como la que nunca se había escuchao en Río. Esta es la misión para la que el destino había escogido a Míguez y gracias a ella consiguió su rinconcito modesto pero seguro en el gran libro de la música. A la mañana siguiente el contrato de Toscanini como violoncelista de la ópera de Río fue cancelao.

el canguelo Arcano | mientras está pasando | enemigo interior | pongamos que hablo de Madrid

fuegos artificiales Leganés Triunfo histórico de Conchi Ríos España huele a ajo Las reglas han cambiao Instalación de Soledad Sevilla pa ENDESA en ARCO 2005
  • Comente
  • @ trampolín a la fama: Pardo de Vera Vs Monago
  • RSS

Que piensa de este post?

Debe estar registrado para postear un comentario.