espacios de inestabilidad

Escrito a las @ 11:28 PM el dia 16 Marzo 2016 por admin

Rita Maestre carnaval Leganés

Como elemento que crea espacios de inestabilidad ha sido calificao o descalificao el todavía diputao de Podemos Sergio Pascual, y como quiera que creo en las premoniciones, la única vez que estuve ante alguien muy parecido físicamente fue en 1 reunión de 2015 a la que llegué tarde y practicamente ocupé su sitio en la mesa, pues se fue a algo que había contao antes de que mi llegada, y curiosamente esa noche de sábado que apareció como tertuliano en el programa de la Sexta. Se supone que a los que se levantan de la mesa hay que ponerlos a caldo, pero puedo asegurar para su tranquilidad que no se volvió hablar de él en ningún sentido o signo, aunque sí de política, cómo no, pues era reunión de #internautas. Como los demás nos conocíamos de otras veces, no creó ningún tipo de inestabilidad, pero en otras reuniones parecidas a la que cuento sí hemos conseguido creársela a otros entre unos cuantos como los reunidos, por ejemplo algo hemos tenido que ver con la fragmentación del voto y que no haya mayorías claras. Pienso que el espacio de inestabilidad al que se han referido los amaos líderes no es achacable a ningún individuo o grupo ni aunque se quiera, sino producto de la tensión y a veces choque de fallas tectónicas entre lo presencial y lo virtual, ni siquiera es nuevo por más que no se acepte y algunos individuos y grupos sigan intentándolo. Recuerdo 1 asonada en la asamblea de la puerta del Sol al lado de la ballena en la que 1 joven arrogante de esos que parece que han inventao el mundo, se dirigía a los asistentes en términos insultantes recriminándonos a los que nos tamábamos la licencia de tuitear acciones fr otros estados sin pedir permiso a su grupo, y a tal efecto dijo dónde se reunían, la hora y el día mientras otros aplaudían. Nunca he creído en el éxito de organizaciones en las que la mano derecha del jefe te remite al secretario en nombre de la horizontal. También hubo 1 aplicación que se instalaba por defecto parecida a 1 secretaria virtual de lo más discreta que se interponía como filtro ante quien intetaba seguir su cuenta hasta que alguien avisaba, pues del intento de contacto de quien fuera se anotaba en inglés. Recuerdo la gentileza de otros que manejaban grupos que si algo salía mal es que no lo habíamos tuiteao los suficiente, y cuando salía bien tampoco sabían dónde nos habíamos metido porque en realidad los que no habían ido eran ellos. Como alguna vez se me ocurrió decir que no me gustaba cómo se hacían las cosas, al fin y al cabo mi grupo o asociación era preexistente y de hecho habíamos lanzado protestas parecidas desde el verano 2006, desde luego, bastantes meses antes del #15m 2011, apenas habíamos adquirido el compromiso o recogido el guante de servir de soporte a otras, se me animó a probar suerte y la 1ª cosa o encargo solía ser recuperar la contraseña de la cuenta en Twitter y a veces del blog. Cuando ya se había lanzao Podemos, 1 de las peticiones más llamativas de su grupo de organización descabezao era que les donaran contraseñas de sus cuentas que la gente no usara, algo que descartaron de inmediato por la incongruencia parecida a la de estafadores como Luisito o el pequeño Nicolás, pero cuando empezaron airear en programas de TV algunos tuits anteriores de los elementos que se iban revelando, sí que dieron el golpe con el mismo propósito sobre cuentas de su marca, algo parecido a que no debían usarse sin su permiso y someterse a la autoridad o supervisión de quien fuera, y tuve claro que el objetivo de aquellos intentos de control era bloquear y echar a gente, su forma de estar por encima y liderar muy parecida a las estafas de dinero y otras como el tocomocho o el timo del pariente. Por si alguien cree que Emilio Delgado, el de organización en Madrid que con su dimisión agotó la paciencia de Iglesias se manejaba de forma diferente, el 25 de abril de 2015 trató de intervenir en la organización local de Leganés pidiendo la dimisión o que se retrasara en las listas a Mercedes Condés, actual concejal que acababa de superar 2 votaciones, la de su partido y las listas Leganemos. Aunque no se ha explicao el motivo, la contrapartida era que los líderes autonómicos no iban a celebrar mítines en la localidad, por lo que en vez de argumentos o mensajes, apenas parece que es con este tipo de golpes como se imponen. Nada nuevo respecto del estilo rancio de otros partidos. Fue Tere Rodríguez, líder de Andalucía y de la corriente de los antiguos anti capitalistas, la única cara conocida que desfiló por la localidad en las diferentes elecciones, mentras que el senador Ramón Espinar, hijo de 1 alcalde anterior salpicao en el escándalo de las #tarjetasblack de Bankia y la diputada Tania Sánchez solo participaron en las reuniones de presión celebradas a escondidas, pastel que cuando se destapó dividió el voto entre Podemos e IU que juntos habría sumao el 33%, 5 puntos por delante de la siguiente formación política. Sobre las asambleas en las calles y las plazas, donde por lo general se hablaba sin la grandilocuencia que acostumbra la cúpula del partido para empoderarse de la gente y antes de las protestas, siempre corrió la sospecha de que estaban manipuladas. No recuerdo que lo estuviera ninguna de las que asistí, de hecho las decisiones que se tomaban eran irrelevantes (por supuesto que nunca dí la contraseña de mi cuenta, como nunca he hecho de ninguna, ni me apunté con mi nombre o cualquier otro dato en las listas que se pasaban) como para preocuparse en urdir algo parocido, salvo en aspectos que no fueran fechas, horas y recomendaciones de las protestas, modo de difundirlas que se recomendaba, evaluar las anteriores en algunos casos, algo que me parece digno de elogio, pero sí se manipulaba en grupos o comisiones parecidos a los de organización en Podemos, donde por lo general parece que se vienen a más algunos elementos a los que se descubren relaciones sorprendentes como que han compartido piso, profesor al que le hacían la pelota, incluso parejas y familias aparecen por doquier, pero sin ningún peso que no sea el esquema de tratar de aprovecharse con la arrogancia de bloquear y echar a gente o hacer que dimitan, como las más de de dirigentes territoriales, o cualquiera que se le haya ocurrido pedir permiso para tuitear en su nombre o marca. De hecho, cuando ha rebosao el escándalo de las dimisiones de cargos en Madrid, él o los que han tomao la decisión de hacer rodar cabezas han decretao de paso algo parecido a ley de silencio del que lo mejor que se puede decir es que ni siquiera se ha notado, pues debe haber muy poca gente que pique y se deje manejar hasta en lo suyo porque la organización, si la ha habido ha sido en las propias #iredes #socialmedia entre iguales.

fiestas Leganés #15m MIX Eivissa, la isla del bar #15m bajo 0º Gigantea Leganés Bolivar versus Organico
  • Comente
  • @ espacios de inestabilidad
  • RSS

Que piensa de este post?

Debe estar registrado para postear un comentario.