Encierros de Dolores

Mariló tenía razón

No veo tanto problema en los errores que también yo pueda cometer como en perseverarlos, repetirlos, continuarlos como la linde el tonto por lo mismo que me da reparo la gente que me haya podido ver en faena y recordar la cagada que sea como pa no cometerla ellos, pues a lo mejor se zafan de la suya solo viendo el castigo ajeno. Hasta en eso soy celoso, si es que he lograo ver los errores y subsanarlos, me los callo haciendo como que los olvido y así poder reírme aliviado cuando los veo penándolos a otros y los reconozco. Emperrarse en algo mal hecho provoca siempre menos problemas al responsable o irresponsable de los que debería y que salpique su afecto a su entorno laboral, cuando había, o familiar con frecuencia más que a los propios por la misma lógica que me aplico a mí mismo pues que los penen y quien se los perdona pues el doble, yo lograr taparlos es mal menor que los atenúa pero a su manera son enseñanzas de mucho valor tanto las propias que sufrimos como las ajenas que vemos. Si además nos han inducido al error otros, que es a lo que conducen el engaño y la mentira, pues tanto peor serles dóciles en la respuesta airada que merecen y hacerlo notar como se pueda el tiempo que haga falta, que por lo menos actúa como disuasorio, pero ya que algo que hemos hecho y no ha gustao, no ya que haya caído presa de la indiferencia, sino que hayamos molestao a alguien y no hayamos sido ni capaces de corregirlo y tratar de subsanarlo a tiempo, creo yo que es diferente a ser imbécil a secas. Como en los tiempos clásicos que los poetas no se sabe si se revelaban o consagraban recitando sus composiciones en los entierros de otros, Mariló Montero se ha venido a más y de qué manera en el entierro de otra grande.
-¿Qué hay dentro el coche fúnebre Sara Montiel? Ahora to el mundo dirá que son sus descubridores, o que habían visto sus cualidades antes casi como los fan de Isabel Pantoja se atribuyen haberla lanzao al estrellato antes incluso de haber nacido y que fue ella la que lo malogró yéndose con otros. Mariló se ligó a su anterior jefe en TVE, con el que mantuvo 1 sonao romance, pues no en vano está casada con otra celebridad de las ondas, por lo que también estoy convencido que si los que heredaron su programa en directo tomaran medidas correctivas contra la nueva estrella de las mañanas se levantaría tal revuelo que se volvería en su contra. Y además, si en el género de arrancar carcacajadas en los velatorios y entierros más circunspectos se da el carnet de genio a Quentin Tarantino, sería injusto quitárselo a Mariló solo por ser mujer de muy buen ver.
- ¿No te da miedo estar 3 h. en directo? Porque, claro, estar 15 años dando paso a vídeo, paso a vídeo, y ahora tienes que manejar directos, tiempos, entrevistas, pasar de 1 tema a otro… ¿Te ves oxidada?
- ¿Qué es oxidada? se defiende Anne Igartiburu.
- Perder la fluidez de los directos, Mariló. Luego pregunta por sus colaboradores y al ver que Anne dudaba sobre qué nombres podía decir y cuáles no, Mariló intento dejar de nuevo en evidencia a Igartiburu con una ironía cargada de mala leche:
- Pues si no lo sabes tú… ¡Si medio programa es tuyo! Lo has inventado tú, es lo que has dicho. Has disfrutado mucho creando, ¿no? Anne, parece que estás enfadada, hija, que estás hablando conmigo, te veo como con tensión.
- No, qué va. Estaba pensando en la pregunta anterior. Aunque casi nadie sabíamos que la exposición a los focos, cámaras y el cromalit de los fondos oxidan, pero en eso de pasar vídeos tiene razón Mariló, por más que en algunos casos reúnan en 1 sofá tremenda tertulia de bocazas y voceras que lo comentan después, pero también habría que incluir en el género a los presentadores longevos pa abundar en lo mismo: lo que llaman producción propia en las cadenas TV en su inmensa mayoría son de pasar vídeos con o sin tertulia posterior o público. Ca vez más cuesta ver entrevistas incisivas como las de Mariló.
- ¿Sabes cómo funciona 1 pene? Le espetó a su compañera Paz como si la examinara, pues los últimos acontecimientos luctuosos, sucesión de muertes, entierros, trasplantes y sus comentarios jugosos de actualidad concitan la atención general más que sus aburridas y repetitivas competidoras en su horario. En los programas de Mariló hay acción, hacen gimnasia, cocinan, a veces taconazos y 1 espectacular verstido de cuero con cremallera que no parece de lo más adecuao de acuerdo con el horario, y quizá la contrapartida es que en la mayoría de sus intervenciones nutren los otros pasavídeos de las TV. Pues sí, cuando puedo elegir también me he hecho adicto a los programas en directo que pergueña Mariló a base estar viendo durante meses sus dosis de sí misma, tan personal como intransferible, más destacadas en los otros programas pasavídeos. Me decepciona que el 90% sus emisiones traten sobre niños y sobre to niñas desaparecidas, muertas, arrancadas de los brazos de sus padres y abuelos, en casos judiciales no cerraos o en falso, pero eso al fin y al cabo es lo mismo que la competencia con la diferencia que en vez de pasar vídeos hacen conexiones en directo con su red de corresponsales y colaboradores. El resto del tiempo Mariló también lo dedica a entrevistar y hablar de gente que busca notoriedad cultivando su personaje, pero como ellos quieren que se vean, la cara buena o amable, donde su programa en directo parece tan peñazo como los de Igartiburu. He llegao a pensar que la magia por la que nos atrapa a sus admiradores es algo que está fuera de control, como si los duendes manejaran su lengua cuando le funciona más rápida que el cerebro, lo que equivale a cualquier momento, como los participantes de Gran Hermano. talanqueras #fiestasLeganés2013 Ruben Pinar hizo el quite de la mariposa a Canalla
Pinar hizo el quite de la mariposa a Canalla
Ruben Pinar hizo el quite de la mariposa a Canalla Ruben Pinar el 13 de abril de 2008 en las Ventas
Pinar el 13 de abril de 2008 en las Ventas
Ruben Pinar saliendo a hombros por la puerta grande de las Ventas el 7 de junio de 2.009 Juan Antonio Llorente, Historia crítica de la #inquisition española, siglo XVIII.
Raymond Chandler, El largo adiós, Bruguera & Planeta, 1981 y 1984.
10 Estrategias de Manipulación Mediática Noam Chomsky.
Soledad Puértolas, Recuerdos de otra persona, Anagrama 1996.
Gisèle Freund, La fotografía como documento social, Gustavo Gili 1974.
Ernest Hemingway, Fiesta 1926, Muerte en la tarde, Por quién doblan las campanas.
- ¿Por qué mi abuelo no corrió en san Fermín? John Hemingway, nieto del Nobel El Mundo #19j 2009.
Joaquín Pérez Azaustre, Literatura y toros o Manolete y Hemingway, san Isidro 2008 especial ABC.