¿qué alienta la pulsión destructiva?

Escrito a las @ 9:39 PM el dia 21 Abril 2015 por admin



- Ver tragedias en escena purga las propias de quienes las contemplan, Aristóteles explicó así el éxito indudable delos dramones entrelos espectadores, más o menos cuando el final y muchas veces el trasunto acaban mal. Memorables son por ejemplo los baños de sangre que jalonan las diferentes secuelas dEl Padrino de Mario Puzzo y Francis Ford Coppola, siempre entrelas mejores y más premiadas películas dela historia. Purga es sinónimo de catarsis, algo así como quese limpia, purifica el alma, aunque solo sea porque puede haber algo mucho peor. Durante largas temporadas he tenido contratos de responsabilidad a deshoras, en festivos, guardias, hasta fin de tarea o cierre diario, horarios nocturnos, siempre bien remuneraos, entre otras características, son puestos quese ganan, conquistan por estar preparao, incluso pertechao palo peor, ese tipo confianza que hay que merecerla, pues con frecuencia estaba solo o con otros trabajadores parecidos a mí alo suyo. No hay reuniones decisorias ni consultas a superiores, se está ahí por algo y aunque nunca me han visto dotes de mando, sí cierta fiabilidad en tareas de enjundia. He resuelto o aclarao autentificaciones de llamadas telefónicas a jueces, incluso hablando conlos propios jueces, identificaos como tales, igual que yo; altas casi instantáneas en servicios prácticamente imposibles o enquistadas, entre otras incidencias diversas, mirao al techo oal store durante horas bajo vigilancia y a veces, solo pa entretenerme, he cogido casos lost dela papelera pa pasar el rato y solucionado alguno, también cierres de edición de periódicos locales, siempre comprometidas, pues afectan al trabajo de muchos, se gasta mucho dinero en ca edición y se contraen muchas responsabilidades. Lo cuento porque no ha sido 1 ni 2 la ocasión, sino más, y tampoco flor de 1 día ni por accidente, sino temporadas enteras, y solo fui descabalgao de las tareas porel exceso confianza delos mediocres y sus ganchos familiares que copan las pirámides y probablemente las envidias que generan los sueldos altos sin cargo asociao, siempre víctimas fáciles en los recortes que deciden otros, aunque en ocasiones también con consecuencias fatales, de loque siempre me alegro sinceramente por verse venir: periódicos que costó meses levantar, se hundieron en días cuando más se necesitaban y así. Aunquel despido es libre ylas empresas llevan lasde ganar contra sus propios trabajadores como víctimas a mano, las actuaciones abusivas descaradas también comprometen, aunque poco palo que merecen, pero mola poner en dificultades alos demás pa enmascarar las propias miserias, pues que aproveche también cuando tiene consecuencias fatales. La pulsión destructiva no es voluntad sino falta, muy parecido al abandono en los pueblos, pues entre no producir o que no producca loque sea y tenerlo abandonao va 1 mundo, casi es insulto y delos severos. Las historias reales, inventadas o mediopensionistas quese recuerdan porque lo merecen tienen planteamiento, nudo y desenlace, al menos 1 inicio, minuto 1 que puede ser el big bang, la gran explosión primigenia sise quiere, y 1 final, tanto los cuentos comola vida, osu respectivo segmento representativo, que puede ser bueno o malo después del trasunto. Puesto que nos gusta ver y oír más que sentir o vivir desas historias reales o inventadas, quelo necesitamos y hasta pagamos por conocer los simulacros recreativos, lo raro siempre ha sido que gusten también y tanto lasque acaban mal, consu dieta espectadores y por supuesto, su cuota premios aún mayor si cabe, por muy denostaos y teledirigidos que estén los premios. Decir que es drama o comedia, incluso clasificarlas como tales en las tablas estadísticas, forma parte dela descripción ylas tragicomedias, mezcla de ambas, tal como aparecen citadas desdel siglo XV, no dejan ser otro recurso estilístico, como por ejemplo elque define la maestría indudable de Quentin Tarantino, capaz arrancar carcajadas delos espectadores en las situaciones escénicas más truculentas, pero noes la risa ni reir el último loque diferencia las tragedias delas comedias hastael punto preferirlas, al menos palos demás. Es paradójico hasta explicar, pero nuestros pequeños dramas existenciales son más llevaderos por los ajenos que contemplamos, aunque nilo queramos reconocer, y posiblemente es por eso quelos que mandan en empresas, negocios, pelotazos, gorrillas, instituciones, gobiernos y to esa ralea, aunque no sean suyos, sea así como mejor se manejan. En la zona oscura, escondida del monstruo SITEL, donde se ejecuta el corralito interminable de llamadas sin sentido que tanto gusta ala afición, en especial cuando se pagan sus facturas sin rechistar, lugares siempre secretos, sin distintivos exteriores, se ve claro quelos magazin y suplementos dedicaos ala informática están hechos siempre por varones adictos al juego, sino nose entienden sus contenidos espúreos ni algunas informaciones que discriminan olo pretenden, la informática por sexos. Sies difícil ver 1 mujer con 1 periódico de información general entrelas manos, no ya deportivo (tampoco me he creído nunca sus datos de difusión entre otros, apenas el modo encarecer su propaganda pero me he echao mis carcajadas compasivas a costa las becarias del Marca cuando he visto el careto del Pantuflo, su anterior director, con motivo su despido por cambio cromos alas pantallas TV que finalmente nose ha producido, pero siles mola y no pagan alos voluntarios y becarias, hasta se entiende que adelgacen a ojos vista cuando sus tragaderas logran zafarse detan nefasto influjo), pero nunca de informática. Es otro mundo, pero no esla informática el repelente, sino cierta idea quese da dello, de loque desconozco su intención, sila hay, pero la realidad es otra. Circunstancias como ser mecanógrafo titulao y usuario de informática de oficina, más conocida como ofimática, me ha proporcionao otras perspectivas basadas en experiencias que nose corresponden con loque se dice en las informaciones nien la películas. Nunca he visto 1 sola actuación convincente de 1 personaje oficinista, aunque sí los escenarios, por ejemplo El Apartamento dirigida por Billy Wilder en 1960. Digamos que 1 actor o actriz se va con 1 taxista o a descargar camiones unos días, más raro pero pa interpretar papeles de tales, aunque se cree quede oficinista, y por extensión de informático no hace falta, yalo sabe to cualquiera, como los deportes oque selo digan alos entrenadores, algunos ingenieros titulaos, loque tampoco los salva. Recuerdo también los consejos bienintencionados sobre mi vestuario enel trabajo, también demi madre, y mi respuesta desganada, pero firme:
- Déjalo, ni telo imaginas, convencido sin duda ques la espantosa chulería delos incapaces más atroces la prueba del algodón del éxito social y económico que nadie les rechista, pues 1 cosa es valer pa trabajar y otra bien distinta mandar. La vez queme tocó de gallo corral, Gallus gallus entre mujeres de varias nacionalidades, descubrí que solo disfrutaban y mucho conlas conversaciones ingeniosas y chispeantes, a veces crueles contra mí, que estaba solo e indefenso entrellas alo mío, aunque nome estaba permitida la venganza, ni siquiera contra los artistas de sus preferencias (es extraño también, pero si alguien ha lograo superar la indifencia generalizada, aunque sean increíbles sus méritos, está como inmunizao y a salvo comentarios maliciosos palos restos cuando mandan las mujeres, comoel algo habrá hecho, pero al revés), también la gastronomía local (en cierta ocasión llegamos a aficionarnos alos picantes que nos servían de sde 1 restaurante argentino cercano, creo queal límite delo quese puede soportar quienes no hemos nacido y crecido en sitios específicos, pero la vez queme atreví conla enchilada -especie empanada de carne picada y especias- muy picante me entró 1 llamada en pleno bocao y echaba humo hasta por las orejas) y también memorables los berrinches quese cogen, al borde el ataque nervios, cuando algo noles sale enel plano informático, delo que culpan invariablemente ala pobre e indefensa máquina que tienen delante, que he visto tratar comosi fueran sus maridos. Ya que nosu inferioridad, pues nolo son de hecho las mujeres, y menos en las oficinas, nunca reconocerán su propia ignorancia ni falta destreza, loque también las obliga a practicar el peloteo más servil y aceptarlo como mal menor (de hecho me hubiera gustao ser jefe de algunas, ylo intenté conseguir por méritos en varias ocasiones, aunque nunca me salió la cosa, supongo que porque nuestra propia vida que tratamos gobernar como podemos, se parece más veces alas tragedias que alas comedias), aunque sino era buscando la defensa de abusos de superiores, también escandalosos, rayanos enel esclavismo, prefieren vivirlo como en la distancia, comosi nolo hicieran, o sea que hasta sus propios maridos, siles querían de verdad, tenían que tragarse también sus relaciones consus jefes y alguna con laque tuve confianza extrema, me dijo que tenía que hacer como sino me hubiera dao cuenta, ni aunque melo hubiera contao ella en pleno charco lágrimas, inconsolable de verdad al verse traspasada comolos deportistas de éxito. Coincide conotra descripción que he leído, algo así comoque lo compañeros de trabajo varones que no somos jefes ni mandos intermedios, senos trata por parte las mujeres en los centros de trabajo como asus hermanos varones; nos reconocen y hasta nos quieren cuando nos necesitan pero la cosa no puede ir más allá. 1 vez que 1 compañero se ligó a 1 jefa de manera explícita, es decir, sin taparse ni necesitarlo, los despidieron alos 2, aunque fieles asu condición, también como pareja se enfadaron con el resto antiguos compañeros que apenas fuimos testigos ala fuerza de su enlace, nunca consus jefes quelos despidieron a ambos. Digamos que en las oficinas hay muchas tablas, como enel teatro, quese vive el trabajo como si fuera otra actuación no vinculante con el papel que interpretamos, comoen los dramas y tragedias ajenos y lejanos que no compromenten al verlos, si acaso purgan dela existencia cotidiana ysus miserias por lo mismo, condenaos como estamos, lost siempre. No hay salida y aunque algunos crean quel sabotaje puede cambiar la Situación entre tanto, soy más partidario de ayudarles, como dicen que hizo el bailarín Joaquín Cortés cuando la top model Naomi Campbell amenazó con suicidarse acercándole las pastillas, Felipe González conla PSV yel sindicato UGT y luego con Aznar en SINTEL, después la antigua Telefónica, Gas natural fenosa, Rumasa 2 veces, Air Madrid, Air Comet, viajes Marsans, siempre más rápido, no solo fácil, destruir que construir.

Gómez dispuesto a litigar con Carballedo la lista el PP hasta el Constitucional Europa Press

#pelisconrato #19hgenova #quemalrato

  • 3 comentarios
  • @ ¿qué alienta la pulsión destructiva?
  • RSS

Que piensa de este post?

Debe estar registrado para postear un comentario.

Ellos ya comentaron. ¿Algo que añadir?
  1. la sombra de la Cubierta es alargada | SELECT_-*-_ post @4:41 PM

    [...] parecen pocas pa lo que se merecen los ignorantes vocacionales. El caso es que la tal Eugenia Carballedo, madrileña cosecha de 1971 y licenciada en Derecho, fue diputada por Madrid entre 2009 y 2011 y [...]

    Star Comment Trackback
  2. los 5 avisos | las ortigas con las rosas @5:14 PM

    [...] parecen pocas pa lo que se merecen los ignorantes vocacionales. El caso es que la tal Eugenia Carballedo, madrileña cosecha de 1971 y licenciada en Derecho, fue diputada por Madrid entre 2009 y 2011 y [...]

    Star Comment Trackback
  3. la sombra de la Cubierta es alargada | pedos del Diablo @10:09 PM

    [...] parecen pocas para lo que se merecen los ignorantes vocacionales. El caso es que la tal Eugenia Carballedo, madrileña cosecha de 1971 y licenciada en Derecho, fue diputada por Madrid entre 2009 y 2011 y [...]

    Star Comment Trackback