asesino invisible #esdepobres el mundo en blancos y negros

Escrito a las @ 10:06 PM el dia 18 Abril 2011 por admin

estatuas humanas Leganés 2016


Entre las cosas buenas que puede deparar la torpeza de llevar a reparar tras la investidura de Rajoy el aparato TV averiao, reducido a soporte del supletorio devuelto a su sitio, y por tanto, pasando de las elecciones americanas, cuyo resultao daba por descontao por si se me ocurre hacer quinielas, unos cuantos minutos de radio con los mismos hablachines que en el plasma se interrumpen entre ellos y no pueden hilar ningún argumento, pero en la soledad del estudio, identificar la pobreza energética como asesino invisisible en 1 país de gente tan digna que ni siquiera pide ayuda cuando le van a cortar la luz, como la anciana de Reus muerta en 1 incendio provocao por 1 vela con la que iluminaba su soledad. Luego empezaron a morir los grandes personajes, y ya con el aparato repuesto, asisto estupefacto a las puñaladas y navajazos, auténticos tiroteos verbales entre políticos y periodista como 2 caras de la misma moneda, como se demuestra porque la muerte en soledad de la anciana de Reus y Rita Barberá ha sido extraordinariamente parecida en la forma, pues a su manera, la alcaldesa antes prepotente había obedecido la orden de ni quejarse siquiera cuando la estaban despellejando los suyos y mandando SMS amenazantes parecidos a la escena del Padrino en la que el consejero de las ofertas que no se pueden rechazar va a visitar al arrepentido a la cárcel de máxima seguridad tras haberle comido la lengua el gato en la comisión de investigación del congreso americano, que era lo que más pena me daba de los programas que la linchaban a diario entre semana a los que los amigos de alma de Rita cuando ha muerto califican de hienas, auténticas llamas sus lenguas mientras azotaban a la anciana política abandonada a la intemperie por los suyos cuando estaba gravemente amenazada. Muy parecidas ambas al asesinato de Isabel Carrasco, pero 1 vez más, esas víctimas que se encomiendan a su dignidad, solo benefician al enemigo que las aprieta, personas de su máxima confianza traicionada a las que probablemente es a quienes siguen haciendo llamadas de auxilio con su dignidad. En el caso de Isabel Carrasco, cuyo sustituto también ha sido salpicao por las mordidas de la Púnica relacionadas con la eficiencia energética, la alegría con la que esa misma gente merecedora de su confianza en vida ha ocupao sus 13 cargos y sueldos públicos, abunda en el mismo impulso certero de los que probablemente en los funerales hicieron muchas declaraciones de pena, pero no hay más que ver como el suceso golpea sus conciencias. Filtraciones de conversaciones privadas por conductos oficiales de WikiLeaks a finales 2010 y los #Panamapapers de 2016 abundan en lo mismo: no solo son atribuibles a sus séquitos de confianza, sino que además los depositarios se las dan a analizar a medios de comunicación tan fuera de toda sospecha como que en las elecciones faverecen descaradamente a la tendencia considerada de pensamiento único, el suyo. Es lo mismo que desconocer deliberadamente en sus declaraciones que las compañías eléctricas cortan el suministro eléctrico a quien no pagan, y atribuirles cualquier tipo de interés periodístico o humano cuando se desencadena la tragedia. Pero por si alguien quiere darse tanta importancia como Fidel Castro cuando llega la hora de la partida, conviene recordar que Bernie Eccleston, patrón de la Formula 1, también recibió 1 paliza en su apartamento de Londres realcionada con la celebración de este premio en Valencia, llegó a condicionar la celebración del evento que ha costao 290.000.000 € al erario público a que los candidatos descabalgaos y expuestos al escarnio público ganaran las elecciones, que de hecho ganaron de manera arrolladora en mayo 2011. Y con datos reales en la mano, teniendo en cuenta que el despiadado linchamiento público se ha producido entre las elecciones generales de diciembre 2015 y las de junio 2016, el PP se ha recuperao de los traspiés que calificaron de hostión y vuelve a recibir cifras cercanas al 40%. No se puede decir lo mismo de los programas que convirtieron en caída en desgracia de la lideresa en espectáculo, pues si a finales 2015 alcanzaban cifras de espectadores record de 9.000.000 en los debates, ni siquiera aparecen en las parrillas de audiencias, por lo que no es seguro que sea algo parecido a regodearse en tragedias lo que da el karma a los espectadores, aunque sé el voto.

- ¿Acaso no nos vimos inundados el verano de 1994 por una avalancha de imágenes espantosas, aunque muy trabajadas?, Edgard Roskis en Ajoblanco que la erupción del volcán Nevado del Ruiz en Armero, Colombia, una catástrofe natural, también grabó en la mente de la historia la oscura, la negra mirada de Omayra Sánchez, la niña que durante horas agonizó ante los ojos del mundo en una ciénaga. Omayra vió llegar quizá por primera vez en su breve vida varios helicópteros cargados con sofisticados equipos de televisión, radio y prensa, pero en ninguno llego la bomba de agua, el generador eléctrico y el equipo médico que, probablemente, habrían salvado a Omayra de la muerte. Un retrato que le hizo Frank Fournier en plena agonía mereció el Premio World Press Photo en 1986. En 1994, el fotógrafo sudafricano Kevin Carter mereció el Premio Pulitzer por una imagen en la que se ve con demasiada nitidez a un buitre que espera pacientemente la muerte de una niña en los alrededores resecos de lo que era al parecer un centro de refugiados en Sudán captada en marzo de 1993, otro premio polémico el Pulitzer de 1994, pues el fotógrafo declaró en un reportaje emitido por TV que después de espantar al buitre no ayudo a la niña, “pues pensé”, dijo ante la cámara, “que había demasiados niños en esa situación”. Carter, murió axfisiado por emanaciones de gas dentro de su coche el mismo verano de 1994, pocos meses después de la foto y del premio con 33 años en lo que sigue siendo accidente para unos, suicidio para otros según las noticias que han seguido apareciendo sobre los sucesos de 1994 en 2007:
- Es la foto más importante de mi carrera, declaró Carter poco antes de morir, pero no estoy orgulloso de ella, no quiero ni verla, la odio, todavía estoy arrepentido de no haber ayudado a la niña. Carter había sido el primero en fotografiar una ejecución mediante el sistema del collar, un anillo de gasolina alrededor del cuello de la persona a la que se ejecuta prendiéndole fuego en Sudáfrica en los últimos tiempos del apartheid. El choque entre las ideas de solidaridad y profesionalidad terminó estallando sobre la conciencia de los periodistas occidentales con motivo de los lamentables sucesos de Ruanda. El artículo de Edgard Roskis titulado “Blancos filman a negros”, publicado en Le Monde Diplomatique y traducido al español por Ajoblanco en enero de 1995, hurgó en las heridas abiertas al afirmar: “la región de Goma y el triángulo de la zona humanitaria segura creada por militares franceses, tenían la ventaja de proporcionar a estilistas y demás cazadores de premios, en un reducto casi tan limitado como un hipermercado, en abundancia y al instante, el tema inagotable que alimenta constantemente nuestra imagen de África”. Las catástrofes naturales y las no naturales que suceden en el mundo entran en nuestras vidas junto con la comida. Al empuñar la cuchara, un busto parlante nos anuncia que van a dar paso a unas imágenes que necesariamente tienen que herir nuestra sensibilidad y nos tragamos la sopa viendo la agonía de Omayra en una ciénaga, de la niña acosada por un buitre a la que nadie ayudó, de los hutus, de los bosnios, de los kurdos, de los niños del Brasil, del Perú, de Colombia, y de tantos y tantos de nuestros semejantes. El resto de la comida discurre tranquilamente entre los sucesos que nos rodean, mas digeribles y si les da tiempo a los editores de imágenes, hasta diseñados. En el postre, los spot publicitarios nos recuerdan que si queremos seguir comiendo así de tranquilos, debemos comprar los productos blancos y relucientes que los mas vistosos de nuestros semejantes nos muestran con la mejor de sus sonrisas. El consumismo de objetos y en menor medida de experiencias, como por ejemplo el turismo o los deportes de riesgo, verdaderos motores de la economía en las sociedades llamadas desarrolladas, vende sus productos envasados aprovechando el tremendo, el sobrecogedor a veces espectáculo que ofrece la misma realidad en la que vivimos. Por decirlo de otra manera: todo eso que vemos está pasando realmente aquí, en el planeta Tierra, y ahora. Según la lectura que nos ofrecen las imágenes que se emiten, que se ven en los medios de comunicación, la única ideología vigente que parece merecer la atención general es la que rebuznan mas que dicen unos chistosos barrigones cuyos mensajes racistas hasta con los del pueblo vecino, machistas, irreverentes con cualquier creencia seria, irrespetuosos con los débiles, etc., son aplaudidos por una masa tan encandilada por los efectos luminotécnicos como adormilada en el momento en que son requeridos para plantar cara a tanta injusticia, a tanta miseria. Es probable que a la vista de estas imágenes, de todas las imágenes, las personas que sobreviven en los lugares que llamamos subdesarrollados, mas del 80 % de nuestros semejantes, sientan que nuestras fronteras son como una alambrada de espinos de un gran campo de concentración y exterminio en el que solo ellos están atrapados y por eso se juegan la vida para atravesarlas. Mejor sería presentar un mundo gris en nuestras imágenes, pues ni nuestras sociedades son blancas y relucientes como la superficie de un electrodoméstico ni las suyas son tan negras y aristosas como una piedra de carbón. No está ni entre las posibilidades ni entre las obligaciones de los fotógrafos el arreglar las situaciones que fotografiamos, pero sí se nos puede exigir que no pisoteemos los cadáveres y por supuesto, que no hagamos carroña de la cara miserable con la que a veces nos mira la realidad. Esa miseria aparentemente ajena y lejana, también es nuestra miseria y no está tan lejos.

ritmo de la tribu AMPa Víctor Pradera Carnaval Leganés Sahara ritmo de la tribu AMPa Víctor Pradera Carnaval Leganés
  • Comente
  • @ asesino invisible #esdepobres el mundo en blancos y negros
  • RSS

Que piensa de este post?

Debe estar registrado para postear un comentario.