#cumbrepanama Obama conexión #nonosvanafrenar #valencia #ibiza2015 #mallorca

Tiempo de recreo

En 1991 Javier Marías metaforizaba el significao profundo de la década de los años 80´s de siglo XX como la de la humanidad entera tomándose un recreo escolar como los de la infancia, adolescencia y primera juventud siempre inmaduros; largo paréntesis en el que las lenguas, las matemáticas, la química y las leyes físicas a las que están sometidos los compuestos, pos to es química, no sólo la nueva cocina, la historia, la caligrafía, la geometría y otras disciplinas quedaban abandonadas en los pupitres y empezaban a ser importantes otras leyes, las del recreo y otras actividades, los juegos, vale y sobre to la tiranía de la imagen, más atentos a las tonterías, los presuntos chistes pa pillarlos al vuelo, los chismes y las zarandajas. Era otra denuncia del estilo de vida presuntuosa que caracterizó los disipaos años 80´s del siglo pasao y que se saldó con la consiguiente crisis que a duras penas se consiguió disimular en Love Spain.
- España huele a ajo, metáfora impagable que explicaba a un tiempo el auge de las olimpiadas y de los mundiales de tribus, las pasarelas, los coros y danzas, los cromos, las estampitas, el índice de selection | Selecció | Selección por masa corporal 18 % y un montón de novedades aparentemente desconcertantes por inexplicadas. Na como una metáfora pa dar explicaciones. A propósito del éxito de lo audiovisual se arguye que siempre será más fácil codificar y descodificar un relato en una sucesión de imágenes que verbalizarlo y descifrarlo en palabras, se entiende perfectamente con la metáfora del recreo. En los felices años 80 del siglo pasao los que tenían ventaja no eran los que más sabían o mejor asimilaban las enseñanzas, ni siquiera los herederos de las dinastías tiránicas autoimpuestas sino los que más corrían o más rudamente peleaban, los que ligaban en to momento, los jugadores de ventajas o directamente tramposos, los corrillos, las bandas, los matones, las apariencias y esas cosas. Pasao ese tiempo, periodo o paréntesis se suponía que la humanidad volvería dócilmente a sus preocupaciones pero no fue así o sí, es decir, la metáfora de Javier Marías, tan brillante como siempre no servía para anticipar o predecir el futuro que ya es pasado aunque no tanto, los que consiguieron posiciones de ventaja no volvieron a las aulas nunca más pero tampoco huyeron despavoridos, se quedaron por los alrededores de las escuelas recaudando sus peajes abusivos, los que lograron famas efímeras por sus carreras pedestres o sus puñetazos se instalaron en el candelabro de los honores, que nos seguimos moviendo más por los miedos que por los afectos pero sobre todo se instaló entre nosotros una sensación de desconcierto y falta total de referencias insuperable, lo de antes no vale para nada y en esas condiciones no hay avance que valga, no hay continuidad y la autoridad de los desechos de los seminarios y los cuarteles, los enseñantes funcionales del franquismo quedaba tan resquebrajada que no era raro volverlos a ver abrazados al Sol que más calentaba, ellos sí que sabían. Las posiciones personales siguen siendo trincheras y los enemigos irreconciliables son una piña contra todo lo que suena a sólido, a serio, a nuevo, a cambio, a amenaza para ellos. Lo de fuera es un invento excepto lo que ellos se traigan de sus exilios puntuales, sus garitas cerradas a cal y canto y sus gorrillas guardadas en una urna. La historia no se acabó sino que se congeló en la obsolencia de sus libros caducados, menos mal que nadie los ha leído ni falta que hace.

en septiembre rozo y urdimbre

Los rozos sin acento agudo son los terrenos que se han limpiao de malas yerbas y preparaos pa la siembra mientras que la urdimbre es el conjunto de hilos colocaos en paralelo en el telar sobre los que se formará la tela cruzando los otros. Entre el mural nuevo y el anterior de hace apenas unos días, la pared no se ha rozao, como se ve en sus flecos. Tal como ocurre en otros #graffiti de la misma zona, los escritores actúan en grupos y en muchas ocasiones las piezas nuevas se hacen sobre otras anteriores de la misma onda. El motivo de la ilustración aún por descifrar y etiquetar, es realmente nuevo, con lo que quiero decir que no hay piezas parecidas o yo no las he visto por los alrededores.
Marvin Harris, Toras, cerdos, guerras y brujas: enigmas de la cultura, traducción de Cows, Pigs, War & Witches: Riddles of Culture, 1974, varias ediciones de Alianza desde 1980.
Soledad Puértolas, Recuerdos de otra persona, ed. Anagrama, Barcelona, 1996.