Cicatrización con Aloe

Considerando que hasta el mismísimo Sete Gibernau anuncia periódicamente su vuelta al asfalto casi como Antoñete a los ruedos, buen momento en época de contínuos recortes en salud y pensiones, qué digo, viendo lo que hay y a la espera lo que amenaza por venir, conviene saber que cicatrizamos en 3 etapas llamadas inflamatoria, la de los puntos, el torniquete y la costra, proliferativa en la que la fibrina y el colágeno se reunen pa actuar en los bordes de la herida y de remodelación en la que se tensan los bordes a partir del mes y por 1 año hasta que el colágeno se reabsorve a sí mismo otra vez. Hay tantos tipos de cicatrizaciones como gustos pero nunca, nunca, nunca se borran del to. En las 2 primeras etapas la pulpa de las hojas del Aloe, mejor cuanto más puro, es un rápido cicatrizador a la vez que hidratante con la única precaución de no utilizarlo cuado la herida está todavía abierta pues también cicatrizaría por el interior, lo que puede no interesar. Por su parte el aceite de raíz de Rosa rubiginosa o mosqueta con su elevada concentración de ácidos grasos no saturados participa de las propiedades pa la cicatrización acelerada además a ayudar en la recuperación de la piel dañada, también repara las estrías y las arrugas aunque lo mejor lo de siempre, agua, jabón y evitar el Sol directo sobre la cicatriz. Por mi parte solo advierto que mancha la ropa y puede que la piel y resulta cara tanto en proporción como en comparación de forma que algo parecido a 1 envase mercromina vale lo que tres envases de Aloe 100% puro de la marca comercial más conocida de la planta liliácea originaria del N de África conocida como el médico en la maceta, que fue cultivada extensamente por los latinos antiguos pa obtener acíbar, jugo denso de legendario sabor amargo utilizado en medicina y farmacia por los beneficios que proporciona pal cuidado de la piel y el cabello, con efectos no sólo regeneradores, también protectores al expulsar las bacterias y depósitos de grasa que taponan los poros con nutrientes que actúan como regeneradores celulares, a parte que se puede extender bajo el maquillaje en la que sigue siendo su cualidad más apreciada. Se le atribuyen funciones o propiedades como analgésico, antiinflamatorio, antioxidante, antitumoral, antiulceroso, bactericida, cicatrizante, depurativo, dermoprotector, equilibrador, fungicida, hidratante, hipocolesterémico, hipoglucemienta, homeostático, humectante, inmunoestimulante, nutriente, preventivo, regulador, tónico por su contenido rico en vitaminas, sales y otros minerales, aminoácidos, enzimas, polisacáridos, antraquinonas, saponinas, esteroles, lignina entre otros. Se aplica enel tratamiento de abcesos, alergias, acidez de estómago, acné, artritis, artrosis, asma, candidiasis, caída de cabello, cirrosis, colesterol, dermatitis, dientes y encías, digestión, herpes, hemorroides, hipertensión, incontinencia, manchas de piel, problemas mestruales, protección solar y epitelial, psoriasis, quemaduras, rosacea, triglicéridos entre otros. En casos de quemadura solar, las más habituales, el Aloe alivia la irritación, refresca la piel y acelera la curación, igual casi que en cualquier lesión cutánea, incluídas las manchas oscuras. Fragmentos de El secreto de la filantropía en base datos relacionales RDBMS que permiten imprimir, detectan y se disponen según el dispositivo desdel quese visitan, por ejemplo móviles, comentar, compartir, rectificar, pues delatan tanto errores de bulto como invisibles, hacer búsquedas intencionadas, se distribuye o reparte el tráfico evitando molestias y caídas del Sistema y otras: El corralito ya está aquí | Riesgo país | Sin miedo pero sin esperanza | Balance Gallardòón | Cambios pero de configuración | Loque va de hoy ayer | Virtudes de la necesidad | Basao en hechos reales | Dûûble juego | Leyenda urbana de la buena fe 1985 - 2010 | Escopeta y perro | Recogida beneficios | El último pelotazo | El carrete nunca miente | Botín contra las cuerdas | 300 ganchos de ventaja | Sino había fondo Arthur C. Clarke, El mundo es 1, 1992.