derecha camuflada de izquierda

- Los gigantes NO Podemos caer, o sí

La secta en algunos países de la cienciología, fundada en los años 50´s por el escritor de ciencia ficción L. Ron Hubband, es 1 organización muy conocida por medios de comunicación y periodistas por su carácter litigante, en especial cuando se denuncian sus abusos físicos y psicológicos a sus creyentes 1 vez captaos, por ejemplo en campamentos de verano con menores y otros centros llamaos de reeducación, y también, como centro de recaudación que es, las exenciones fiscales que obtiene de la administración para sus ingresos. No sé del caso más que las dificultades que tienen algunos para sacar adelante documentos con declaraciones de antiguos adeptos, pero bastaría con la fama de litigante para ahorrarse molestias por hacer cosquillas a otro poderoso con recursos, cuando hay algunos que solo se dedican a eso y se ganan ricamente la vida. Me refiero a lo de tener que aguantar a la fuerza a tanto papanatas sin rechistar, algo parecido a la justicia poética, cuando meten la gamba y pisan charcos poder al menos restregárselo como ellos su desprecio e ignorancia de estómagos agradecidos que se creen que sus paisanos somos suyos a la fuerza y vamos hacer palmas con las orejas a lo que hagan y digan, casi como hacerles la ola. No digo que la revuelta o revolución de carácter global ofrezca o no su mejor cara que pueda según los sitios, más de 1000 ciudades en casi 100 países con su forma respectiva de interpretarlo, o que esté en su mejor momento, sino que antes ni siquiera se podía protestar y menos todavía a los que lanzan arengas mofándose de lo que no sea su contubernio partidista casi como speaker de retransmisiones deportivas, que es lo que les gusta a los de chándal y sofá viendo competiciones deportivas de pago desde que se levantan y que luego sientan cátedra y dan clases de magistrales de periodismo cuando ni siquiera lo son. Esa es otra, siempre son los mismos cromos de fracaso en fracaso, abonaos como los abejorros en primavera a las flores, que siguen sobrevolando porque nadie les ha dicho que no tienen pizca gracia, ni nunca la han tenido, y que les traicionen y estafen su mánager o el conserje de la puerta que los han aguantao es casi lo menos que merecen por cansinos. Y a cada revolcón que se peguen, pues algunos parecen propensos a las autolesiones y las penas, como abonaos, aunque sea son capaces resucitar a otro que ya se cría muerto antes que dar su brazo a torcer. El cambio de operador en las retransmisiones de #Fórmula 1 en la antigua España, nuestro sin embargo tan querido país decadente, nos trajo como regalo inesperao el programa recopilatorio de videotrompazos y otras imágenes de impacto descontextualizadas en tiempo y espacio, pero en especial la presentadora de domingos por la mañana y creo que festivos, pues la ví alguna vez. Y por supuesto que lo que me gusta es la presentadora, vestida siempre como la profe soñada por cualquier escolar, sofisticada pero cercana, por fortuna a su cadena no le debe llegar para estilistas y en ocasiones parece que para tela de los vestidos que luce tan guapa, pues de esos programas recopilatorios de videos de impacto debe haber cientos de miles en todas las cadenas. Mi preferida, además de hablar con gracia, se muestra expuesta, como agradecida a los espectadores de su programa de relleno, por más que yo piense que los gag suyos deberían ponerlos en los otros recopilatorios entre los videos más destacaos. Casi nunca se ve entera, apenas y a ratos trozos escogidos de tan prodigiosa anatomía, donde se nota que los cámaras, sin duda masculinos, la quieren y enseñan en todo su esplendor, que es mucho, ya digo, o a mí me lo parece. ¿Son periodísticos estos programas ómnibus que incluyen imágenes diversas comentadas con más o menos gracia? La medida sigue siendo la información y no tanto la comunicación concebida como arte y ensayo, como pretenden algunas que se presentan como comunicadoras sin saber ni lo que dicen. Ahora el contraste en forma de fobia y fondo, vamos, la fea: en otra explicación sobre la problemática de los trabajadores de Telemadrid, amenazaos de despido como mínimo y posible cierre, alguien que había escuchao su exposición con respeto, como no podía ser menos, les preguntó qué tenían que decir sobre abusos como criminalizar menores y manipular imágenes y datos de manera tan soez, pues donde hubo varios ejemplos lamentables esos cretinos se han pasao varios pueblos. El trabajador, que había obtenido su puesto en oposiciones, dio cuenta de las muchísimas movilizaciones, huelgas y apagones, fruto sin duda de la unión de la mayoría de los trabajadores, pero en particular dijo que los directivos y caras que veíamos en las pantallas los sufridos espectadores y en el fondo paganos, llegan como paracaidistas, familiares y allegaos de la misma clase decadente que dirige el país desde hace lustros. Mencionó a Samboal, presentadora del telediario nocturno donde todos los gatos les parecen pardos, recortan por su cuenta y jalean mayormente lo peor hasta como anticipo, pues se rodea de lameculos y chupamierdas, como no podía ser menos. Sin entrar en el tema de tener que mentir, aunque sea o parezca por obligación, 1 cosa es no saber algo y otra bien diferente saberlo, lo que se dice en ese programa son insidias y bajezas diversas contra el prójimo y además subvencionadas con dinero público. Periodismo sigue siendo recopilación de información de fuentes variadas, selección de lo más importante o que se considera de mayor interés y presentación de los datos de forma veraz, interesante, equilibrada. Pues oh sorpresa, en su reencarnación anterior era la que llamaba a los otros gumos de su cuerda, que no diré periodistas desde Moncloa, cacareando la célebre mentira que le costó esas elecciones y las siguientes, pese a lo cual cayo rebotada en los más siniestros y cutres telediarios jamás vistos. Son los mismos que declararon el fútbol de interés general y que en apenas 7 años han generado deudas y pufos en Telemadrid por 841.000.000 ? en la última regularización, casi la mitad del monto del fraude contable de la Comunidad de Madrid, otra que tal baila. Hasta parece que cualquier otra cosa que se diga o descubra sobre esta panda mentirosos que han desprestigiao su profesión y medios donde se han cobijao como avestruces ante el peligro será mucho peor, pero ahí se ven cada vez más prepotentes ante el desastre que provocan a su paso triste, venidos muy a más con el siniestro orgullo de los que creen que las meten dobladas. Desde mis ahora apetecibles 14 años que pegué el estirón, como se dice, tengo casi la misma estatura, pues aún no he encogido, aunque sí me han sobrecogido y siguen, pero desde aún antes que fuí operao de anginas mi voz o vozarrón ha sido siempre calificada de inconfundible, tanto al teléfono como en la radio cuando he interpretao personajes, por ejemplo en Onda Cero. Además que no puedo hacer imitaciones, o eso creo, pues pocas veces lo he intetao, ni otras imposturas con la voz, desde muy joven me junté con gente mayor que yo, de lo que recuerdo con agrado cuando jugué al baloncesto varios años. Nunca me importó por tanto ser el inmaduro del grupo, el peque en lo que se refiere a madurez mental, pues también tiene sus privilegios, por ejemplo que no te pidan el DNI y poder saltarte limpiamente las limitaciones por edad, aunque con riesgo. Si se fijan, to el mundo, no solo los chorizos y presuntos Julián Muñoz y José Mª del Nido a Jesús Gil y Gil, a quien llamaron Don en vida, le echan la culpa al muerto, pero los que tienen a mano alguno, también si hay menores por medio. Pero lo que no pude soportar como balocentista, incluso el trato francamente deficiente que mantengo con grupos preexistentes a mi llegada, no tanto los que se forma también contando conmigo, es cuando me llegaron por edad al mismo equipo tremenda banda organizada que se habían conocido en su colegio curas y tras ellos su entrenador. A cualquier edad estas bandas organizadas por los sotanas eran y supongo que siguen siendo muy egoístas, pues raramente me han enredao en sus manejos ni me he dejao encimar, pero los que digo del cole curas casi jugaban siempre ellos solos, al principio de los partidos para ganar porque ya se conocían y estaban acostumbraos a jugar juntos, con los papeles repartidos, o para meter más de 100 si iban ganando, por lo que a los otros nos dejaban solo los minutos de la basura cuando iban perdiendo y arrojaban la toalla para tener al alquien que echar la culpa, igual que cuando les vienen mal dadas en la vida, eso sí quieren compartirlo siempre, aunque si pudieran se cambiarían de bando sobre la marcha, solo que en los encuentros deportivos reglamentaos no se puede y menos durante los partidos. Siempre prefiero ir por libre, pero a gente menor de edad que he tratao después siempre he querido que sea parcido a como me trataron a mí de niño mis siempre generosos conmigo compañeros de equipo mayores con los que sí jugué y entrené muchas veces. Huyo como de la peste de egoístas y aprovechaos en cuanto los detecto, no tanto que me guste andar solo, pero más si hay varios que ya se conocen de cuando los abusaron los sotanas. Con el poco conocimiento de su causa o secta que tengo, siempre me parece que tienen carencias tanto en higiene mental como la corporal. A mí por ejemplo mis compañeros de equipo mayores me enseñaron muchas cosas de las que no te pueden enseñar ni padres, si son decentes, y de los míos doy fe, y tampoco los profesores y maestros, y estos que digo que me tocaron en suerte, si no tenían o había algo mejor que hacer hasta se dejaban guiar por mis caprichos, unas veces para desengañarme o ver cómo me desengañaba a mí también lo que fuera, y otras para volver hacer cosas que habían disfrutao en su infancia, que creo yo no es tan lúgubre como la adolescencia y juventud en las que estamos a merced de sectas y bandas de la peor estofa como las formadas en los colegios de curas y monjas que por desgracia abundan en España, donde la enseñanza casi se confunde con la religiosidad, es su debate eterno si tal cosa forma parte, que ni siquiera me distrae ni lo sigo. Cuando en mi etapa universitaria tuve acceso a explicaciones intelectuales sobre cómo aprendemos o adquirimos el lenguaje, entre otras cosas se dice o recomienda que los menores en formación o conquista de algo que realmente se desea, aprecian que les hablen o nos dirijamos a ellos como nos ven que hablamos y tratamos a los otros adultos, dando por hecho que no van a entender ni entiende to lo que se dice, pero eso es lo correcto y el:
- ¿Cómo están Vds? de los payasos de la TVE, los gritos, gracietas y voces engoladas o impostadas como se interpreta el periodismo y lo que es el mundo ese de los presentadores, lo incorrecto. Quiero decir que de modo natural, lo mejor que aceptamos es la naturalidad y también en las actuaciones es de lo que se trataría de dar apariencia, me refiero a la naturarilidad y que debería ser parecido a como lo hacemos normalmente. Si el follonero Jordi Évole por ejemplo hubiera estudiao en 1 colegio público en condiciones de igualdad, haría varios programas que se habría cargao al que pone voz engolada de fondo en sus reportajes, a veces interesantes pero que desmerecen por algunos detalles como el que digo. Junto con su egoísmo rayano en el delirio de los que forman parte de estas bandas y sectas, sus deficiencias en la higiene mental y corporal (a mí no me gustan ni las guarradas ni la gente guarra que las hace, ni siquiera ese tipo de presunto humor grasiento propio de colegios de curas que tanto se practica) creo que son reseñables por su resistencia a la ironía, algo que además les es totalmente ajeno, me refiero a que más parece que tienen casco incorporao y esos de las sectas y las bandas deficientes van siempre a lo suyo a piñón fijo, por lo que lo demás no existe, ni aunque se las suelten en sitios neutrales donde por desgracia se coincida con ese tipo personal, aún peor si se hacen fuertes entre varios elementos. La ironía se define como burla fina y disimulada y esos como mucho se agarran a lo 2º cuando dicen:
- No entiendo, que es como el no lo he pillao de los chistes. Ni siquiera me creo que tengan sentido del humor que no sea practicar la guarrada al prójimo o cualquier otra guarrería que se les ocurra, pero mayormente siguen disimulando. para ellos se trata apenas de no enterarse de lo que no les convenga con tal de seguir en la banda o secta que sea. No hay más misterio, de hecho ahí no hay nada porque están como lobotomizaos para otra cosa que no sea obedecer al que manda, que en sus casos nunca es ni el público ni el cliente ni el mejor, lo que tienen muy clarito siempre, y seguir la bola que ellos creen que es la de su conveniencia. La última cagada de Buruaga, como antes las de Mariló Montero, Manolo Lama, Cospedal y muchos más abundan en lo mismo: en 1º lugar no tienen ni pizca gracia como casi nada de lo que hacen tos estos, ni cómo visten, ni sus corbatas, ni quién los ha colocao donde se aparezca a quien guste, me refiero a lo que no sean sus meteduras de pata o cagadas, que es casi cuando yo me entero de algo suyo, aunque reconozco que hay gente sufrida que los ve casi para pillarlas al vuelo o dicho más finamente, para reírse de ellos. Y si los pillan como a veces ocurre, pues algunas son realmente barrabasadas de los que hacen dudar casi de la condición humana, ellos vuelven a lo mismo, 1º disimulan y cuando no pueden más, lo que llaman en diferido que es cuando se sienten obligaos a tratar de remediarlo o lo que sea, entonces dicen que lo hicieron a posta, pero eso ya se lo saben los que les hacen la ola y los piperos que aplauden lo que sea que hagan y digan los de sus partidos, partidas, sectas o bandas, como está mandao. Imagínense la escena o escenario vacío los que nos lo perdimos, que debimos ser la inmensa mayoría, pues cualquier programa de éxito puntual tiene más espectadores juntando los de la semana que los de las cadenas, canales o medios que no diré de comunicación, pues no dan lugar ala respuesta, pero que contratan últimamente a Ernesto Sáenz Buruaga, otro de esos santurrones quete enteras que siguen vivos porque vuelven a meter la pata, los vuelven a despedir, se piran de los platós, con suerte a otros países, o pegan cualquier escándalo para seguir dando la nota, que además se hace pagar caro. El sueldazo de 600.000 ? al año que se puso el tal Buruaga por seguir amodorrando al prójimo, que en sus ratos en la pantalla seguramente piensan a sus anchas, a resguardo de los Torer@s, ensus propios asuntos, sentó fenomenal a sus amos que lo tenían que pagar, hasta el punto que cerraron la cadena o canal, como antes lode Gabilondo ose zafaron del fiero Lama demostrando que todo tiene 1 límite, hasta las pérdidas serveras y más las derrochadas en mentecatos atroces que, superao el estupor de partida por tamaña audacia, solo pueden provocar risas compasivas o ni eso, al fin y al cabo otro energúmeno de las ondas que senos aparecen bajo los sotanas que debieron arrearles bien fuerte cuando los tuvieron a tiro, como Marcelino Menéndez Pelayo, a los que ponen cátedras y hasta cadenas que se inventan para ellos, como contó Leopoldo Alas Clarín, autor de La Regenta, clásico en lengua castellana, más conocida como español entre los grandes en el género del adulterio y con sotana por medio, que los quería tan bien como yo, pero además catedrático universitario de economía y derecho que se reía del grinko a sus anchas, especie Hoygan de los sotanas que enseñaban algo lejanamente parecido al griego clásico que ni siquiera sabían, amparaos en los inmaduros que los escuchaban ala fuerza (que nadie se crea, también yo tuve en los últimos años de universidad 1 profesora de lengua y literatura gallega nativa de Segovia y orgullosa de llo, pero casada con otro de esos catedráticos hechos a sí mismos, como sus cátedras y universidades a su nombre), apenas inquisidores o sus familiares nefastos, apestosos por lo normal, tan cutres comosus protectores que apenas preguntan y disponen contra los que pillan y se dejan, como los sicarios que se gasta Alierta en SITEL pero que, como Bisbal o Michael Jackson, se tenían y tienen que tomar sus precauciones y desaparecer haciéndose el turista despistao pero exigente cuando les cortan, queman, incluso toman el pelo, campo de entrenamiento o prácticas eltal Buruaga, descrito como más tonto que 1 perro, comparación de la que ni siquiera debo disculparme sino es con los perros, los simpáticos Canis familiaris por los que lo quieren ala fuerza. Pero ni volviéndose a tomar las ventajas escandalosas que se usurparon en monopolio podría ser ni lejanamente parecido a lo que fue, pues los que pintan como años de prosperidad apenas eran el mismo martilleo cansino de la misma crisis, que no se les iba de la boca, el estao permanente en el que instalan al prójimo cierto tipo ganadores. En condiciones igualadas, sinsus alcachofas ni megáfonos parecen muchos menos que cualquiera que haya sabido manejarse con dignidad, como muchos que aunque tampoco los tragan apenas se aguantan. El tal Buruaga también debe sospecharlo porque cuando se vio reducido a jugar ala silla como sus subordinaos salió despavorido del plató del propio programa TV que antes solo mangoneaba a su antojo pegando tremenda espantada. Algo así como que el perro doméstico nunca ataca la mano quele da de comer, igual que el tonto arrojadizo se dedica con saña al prójimo y algunas veces por fortuna también actúa contra sí mismo sino pilla nadie cerca, pero es muy difícil porno decir imposible que Jorge Javier Vázquez y sus palmeros por ejemplo, vayan a jugar juntos al tiro con arco o cualquier otro deporte de riesgo, como si se regalan armas cargadas. Tal como están dejando los convenios laborales, sindicatos, empleos, es 1 decir por animar, lo que están haciendo con las cotizaciones del prójimo, vaya canallas los que se valen de voluntarios, becarias, lacayos, hasta esclavos morales, como si se revientan juntos como la tribu los davidianos de Waco, United States y otras sectas religiosas de las que se atizan fuerte. También empecé a entender la invasión China del Tibet cuando vi en 1 documental cómo peregrinaban los tibetanos reptando por los caminos a cada paso que daban, haciendo algo parecido ala gamba de Tonterías las justas, casi acto de compasión la invasión, pero si el mal rollo de todos estos maniqueos, Gabilondo, Sostres, Dragó, Vázquez, Lama, Pipi Estrada, el propio Buruaga va de cabrear, tensionar que dicen, provocar hasta la indignación al prójimo para intentar salirse con la suya, difícilmente pueden seguir culpando a Internet de sus caídas abismales en ventas de ejemplares, cifras de espectadores y oyentes que hasta los mismos que ganan enesas encuestas ni siquiera se las creen, con pérdidas severas reconocidas de - 971.000.000 Unidad Editorial de Pedro J. Ramírez, - 2.100.000.000 la temida bandas Roures, - 3.213.000.000 Prisa con la rebaja por malvender los que eran sus mejores negocios, como los textos escolares, que disfrutaban en condiciones de monopolio, pero es que además en las crisis anteriores, y no solo las económicas, también en las convulsiones sociales, lo que se disparaban eran las ventas de ejemplares y cifras de negocio, verdaderos amos de esas situaciones los medios de comunicación antes llamaos de masas. Nadie más celoso de su libertad de expresión que los censura del resto, cómo no, pero peor que solo se enteren e importen sus desplantes los sotanas que los pagan de su cuenta. Luego dicen que se están perdiendo las vocaciones cuando lo raro es que las haya habido alguna vez, pues por falta de creencias, ni en ellos mismos creen.

puente de Rande

islas Cíes
ría de Vigo
Pedro J Vs Casimiro
pero ¿dónde está la orquesta?

suspenso de la Perlitas
Hasta luego Lucas