Nunca fui a Miami

- Jugué al ajedrez con Ernesto Guevara Lynch en su casa cerca del café la Biela, con vajillería oligárquica. Me habló de aquel niño asmático que trabajó en los barcos argentinos como enfermero y luego combatió como guerrillero en varias partes del mundo.
- Y tuvo tiempo, no obstante, de llegar a 1ª categoría como jugador de ajedrez, palabra de Jesús del Pozo. Estupefacientes, humo, terrorismo, terror, academias de vuelo, piratería, piratas, pedofilia, proxenetas, extorsión, juezas que nunca han visto situaciones en las que las presuntas víctimas no se presenten a declarar y son rápidamente sustituidas por otros más parciales a favor de las celebrityes, puretas, corrupción, paraísos fiscales, otros cercanos a tiro de yate, blanqueo y escondite de capitales, detenciones ilegales, selection off women object corporal mass 18 % pa las pasarelas y la reproducción de la elite, sometimiento a contratos secretos de puro leoninos, algo demasiao parecido al esclavismo antes abolido en una guerra civil a medias laboral y racial en aumento, mano de obra barata de variada procedencia dispuesta a to por pura necesidad, penas de muerte a extranjeros, discapacitaos, menores, ancianos, etcétera, licencias secretas y de película pa matar, ajustes de cuentas, secuelas de cuentas empezadas a ajustar en otros sitios que tal bailan, bandas desarticuladas luego reconvertidas en asociaciones culturales, la enigmática desaparición de 1 de cada 4 abejas sin dejar rastro que amenaza ocasionar pérdidas de 15.000.000.000,00 $ en la agricultura y derivados empezó en Miami, juego legal o ilegal, ni se sabe, ludopatía, alcohol, colecciones de caldos que se pudren en bodegas que se inundan por el clima tropical que no soportan, republicanos, votaciones con resultados previstos, si no doble vuelta anticonstitucional, artistas extranjeros establecidos que insultan a los intelectuales y en general a la inteligencia de su propio país, también aprovechan cuando se dejan caer pa hacer caja en su indigenato, to el world es 1 pa ellos con sus aviones privaos que aparcan en sus espaciosos jardines, de acuerdo con los que corren, con los que huyen, con los que se van, con los que echan rectoplastias sin pensar ni 1 pelo, no se les queme la neurona, contra lo que les peta, con los que yastán fuera que les vaya bonito.
- Sólo pueden concebirse 2 cosas verdaderamente infinitas y de 1 no estoy del to seguro, Albert Einstein. Un producto desos questá común queso cual película de gran presupuesto y lograda fotografía se desprendió de su pelambre cartagenera aunque se tomó la precaución de no rapársela del to pa acabar brindando por las causas benéficas asociadas a los menores pistoleros. En las interminables charlas junto a las maquinasirenas tragaperras de las oficinas mileurista la gente aburrida había votado otra lista de los 40 impresentables resumida como los que echarían de Love Spain con el truco de que el 1º del hit ya estaba fuera pero vuelve y se revuelve como si a la salida de Miami hubiera un cartel a Huelva como en Lepe. Ernesto Che Guevara, de los mejores prosistas en lengua castellana del siglo pasao, erudito lector incluso en sus peores momentos, hace mención de las 7 vidas del gato volador y vincula la pérdida de 2 de las suyas a las heridas recibidas en combates. De joven y avanzada la contienda contra un dictador al que derrocó mayormente preparándole una trampa a un tren blindao que descarriló, la vida perdida en otra herida le sigue pareciendo el presagio del comienzo de otra aventura al otro lado del río. Poco antes de su muerte, remite a su padre una breve carta:
- Otra vez siento bajo mis talones el costillar de Rocinante. Muchos me dirán aventurero, y lo soy; solo que de un tipo diferente y de los que ponen el pellejo pa demostrar las verdades. Puede que ésta sea la definitiva. No lo busco, pero está dentro del cálculo de probabilidades. Ahora, una voluntad que he pulido con delectación de artista, sostendrá unas piernas flácidas y unos pulmones cansados. Lo haré. Pos no cultivaré na con delectación, nunca iré a Miami ni de paso, nunca grabaré ni compraré na gravado con el impuestos privaos que va a parar a las arcas de la neurona incapaz de hacerse con la idea de comprarse un avión privao de los ociosos protegíos por guardaespaldas y alejaos de la pura vida, prefiero trabajar, aporreando los typewriter que vuelan, intentando convencer por teléfono de lo que sea a quien sea, transportando lo que haga falta y que se devenguen de los 1.000 € la Seguridad Social, la Mutua que da también pa investigación en el trabajo (cursos de especialización o de adiestramiento en nuevos retos), el Impuesto del Rendimiento de las Personas Físicas que sirve entre otros asuntos pa que las compañeras y compañeros socialistas me den órdenes y prohíban lo que se vean obligados a prohibir en beneficio de tos, que lo doy por bueno y es lo mejor gastao de mis 1000 € x 1 mes, que si no puedo ganarlo día a día, hora a hora, mes a mes, estamos aseguraos, tranquilos y conformes, vivan los dobles, viva JP, viva el dale, dale con dale Rubalcaba, viva Salgao, viva Alfonso, viva Felipe en la gloria eterna. RSS

Drácula Stoker

La novela en la que están basadas las diferentes versiones, es de la que más hay, hasta 160 de las que son reseñales las que participaron Bela Lugosi, Christopher Lee, Frank Langella, John Carpenter entre otros, eso solo en cine, fue escrita a máquina, innovación técnica absoluta en su momento, en 1897. Bram Stoker, su autor, se basó en leyendas medievales de vampirismo y hombres lobo de los Balcanes y entre otros elogios que ha recibido, Oscar Wilde la calificó como la mejor novela de su siglo y André Malraux incluyó al célebre vampiro entre los 3 únicos mitos creados en los tiempos modernos junto con Don Juan y Fausto. Al cumplirse 100 años de la muerte de Stoker la Casa del Lector de #Madrid sita en el Pº de la Chopera 10 expone hasta el 8 de septiembre 2013 la 1ª edición de la que se considera 1ª pieza literaria totalmente mecanografiada, sin manuscritos, que además está escrita en forma de crónica periodística, cartas, fotos y ensayos sobre el autor y su obra principal.