bala de plata

Que las palabras, llámenlo #frases, oraciones, a veces sílabas como sí o no, son actos plenos, a diferencia de lo que dice la ministra portavoz que también quiere meter mano en la Academia de la Lengua, es de las mayores rectificaciones que he tenido que hacer en caso de mucha menos importancia, pero igualmente incorrecto desde cualquier punto de vista. La 1ª y mayor objección que se puede hacer a tan desafortunadas palabras, que anuncian o desafían peores intenciones, que es lo que no son actos y no se juzgarían hasta llegar el caso que se materializaran, es que aunque la ministra tenga en su mano restringir el crédito y asfixiar a los académicos de la lengua e intelectuales que sí dan importancia a las palabras, y en algunos caos afortunaos, viven de ellas, los franceses y suizos que formularon los principios científicos de la Lingüística. y por extensión las bases de la corriente de pensamiento llamada Estructuralismo, entre otros el sistema que dice representar la ministra portavoz, quedan muy lejos del alcalce de la ministra y quienes la nominaron para algo que se toman como otro reality show de la tele. Podría darse el caso que la ministra, en su ignorancia, necesitaría que palabras tan desafiantes como las que trata de menospreciar, aparecieran publicadas en letras de molde, como por ejemplo las agendas y plames por los que mantienen empapelaos y encarcelaos a muchos catalanes, pero por lo mismo se puede decir que la escritura en su origen se inventó para tratar de recordar en adelante palabras que lo merecieran -el Curso de Lingüística general de Saussure son apuntes de clase de sus alumnos, y de filósofos tan influyentes como Sócrates, Diógenes de Sínope o Cicerón, se sabe con certeza que no escribieron, mientras que de Ana Rosa Quintana, de William Shakespeare o de Homero lo que se sabe es que el nombre de la firma no es realmente el del escritor-, por lo que el mismo acto de salir a decir que las palabras no valen nada, algo parecido a lanzar #comunica2 de prensa anunciando que se va a sacar 1 #comunica2, solo compromete a los que darían por buenas las paparruchas más absurdas con tal de que contribuyeran a distraer lo que sí merece atención de manera más perentora que las amenazas e intentos de chantaje. Cuando aparecieron las pantallas táctiles con el mismo formato QWERTY que los teclados de las máquinas de escribir, aunque mucho más incómodos y pequeños, y no digamos ya con la tecnología OCR de reconocimiento de voz, los refractarios de la lectura y en especial, de la Mecanografía, sintieron llegada la hora de su revancha como los de la prensa deportiva, rosa y amarilla que cuando solo había SMS de los móviles se jactaban de no haber redactao ni 1 en su vida profesional, sin reparar siquiera que lo verdaderamente importante era lo que se decía, el mensaje por cualquier procedimiento, hasta cuando se redacta 1 hoja de reclamación, mientras que lo otro es confusión, ruido (cuando se superponen los mensajes, como por ejemplo las frecuencias de radio en la guerra fría) y vacío comunicativo, más visible si cabe cuando lo único que se tiene que decir a lo que parece 1 desafío en toda regla, es que las palabras no valen nada, pues empezando por las de la ministra portavoz, tanto esa vez como en adelante. Otro fino analista observó recientemente que los dirigentes más espabilaos procuran interferir mínimamente, cuanto menos mejor, en la vida cotidiana de sus súbditos porque les va en ello el mandato, no el obtenerlo, pues ya lo han conseguido de la manera que sea, sino su duración. Las prohibiciones, en especial las caprichosas que se promulgan apenas para darse publicidad cuando no tienen otra cosa que ofrecer, tienen su lao bueno desde el momento que son costosas de imponer y más aún vigilar su cumplimiento, hasta las concebidas para recaudar que necesitan su dosis de agentes para las multas, y cuando les vienen mal dadas y han caído en desgracia, aunque siempre parecerá poco para lo que merecen algunos mentecatos atroces, se vuelven contra los promulgadores a los que se debilita solo con desobedecerlas. Y aunque no se demuestra que los errores también castigan a los que mandan, por mucho que durante sus mandatos se vean muy guapos ante el espejo mientras se las ingenian como demonios se atizan otro crédito a cargo sus súbditos, el escarmiento ya lo merecería para disuadir a otros.
- Más estudia 1 pobre su causa que 100 abogaos, #Anonymous. La naturaleza siga su curso implacable y la evidencia se impone sola. El célebre dibujante Mingote, fallecido el #3ab 2012 fue otro de los miles arruinaos en la estafa #Ponzi ejecutada por Lehman y Madoff que todavía algunos consideran diferentes, cuando ha pasao casi 1 lustro desde noviembre 2008, mientras los dirigentes del momento regulaban la normativa de los puertas de discoteca tras el fallecimiento del jóven Ussía, familiar de 1 juntaletras protegido de Mingote, de los que hablan bien del él y mal de #15m, en el Balcón de Rosales, suceso sobre el que sí corrieron ríos de tinta, titulares a 5 columnas, hasta números especiales. Se supo lo de Mingote porque el sheriff del oligopolio mediático competidor del suyo le ofreció si se iba con ellos cubrir o resarcir sus pérdidas en el gigantesco fraude, 800.000 ?, de cuya renta o intereses al 10% ó al 7% según la modalidad de inversión que tuviera, si directa o a través de intermediarios, aunque luego se los descontaron en la liquidación junto con el -50% perdido, es decir, 400.000 ?, la mitad, además de bloqueaos y sin ganancia durante lustros, desde 1987 según declaró Madoff en la cárcel, enfermo terminal que cumple pena de 150 años que no se conmuta por la de muerto por si puede ayudar a resolver el suceso cuyas secuelas golpean sin piedad economías y sociedades de personas, familias, empresas y países enteros, como si no hubiera ganao na, desde que lo invirtió. La sutileza ésa de que los actos de los dirigentes y millonarios también tienen consecuencias, aunque no tengan votaciones en el horizonte y su único objetivo proclamao sea no adelentarlas les cueste lo que le cueste, esperando que aparezca cualquier otro a cubrirles las espaldas cuando algo se les tuerce o haciendo que parezca que en realidad se nos tuerce a los súbditos, se ve que son gente mucho más apresurada, incluso disipada en la toma de decisiones que las que les atribuyen los historiadores que los estudian como acumulación de sucesos inconexos, tan sin sentido como se antojan desde el 1º momento. Se les da o procura dar cierto sentido en el estudio, como para darle conclusión y acabarlo de alguna manera pero no porque lo tengan en sus actos atolondraos. El gran dilema de algunas religiones es la propia historicidad, o sea, que pasaran de verdad los sucesos que se cuentan en los textos escritos de actos memorables en los que están basadas. Recuerdo 1 debate en el que se defendía la historicidad de los personajes mesiánicos de las religiones, gente enviada o sobrevenida que se supone va a resolver los problemas y con frecuencia se convierte en el problema, precísamente por la propia incoherencia y lagunas de conocimiento vedadas a los historiadores, variedad de interpretaciones de los propios antos y muchas más frente a otros acabaos, redondos como suelen ser los de las novelas y los cuentos. Según sus exégetas y muchos hagiógrafos que le conocieron, Mingote, quien al menos hasta finales 2008 vivió confiando en el prójimo más que nadie, y no solo porque nunca hayamos tanto ese capital ni en sueños, sino también porque lo nuestro no lo querían, pues parece que Lehman y Madoff se cuidaban muy mucho de no hacer negocios con pobres, solo a su costa, nunca habló mal de nadie y como suena increíble añaden:
- Lo peor palabra que se oyó de sus labios fue mentecato dedicada a los que cometen con reiteración los mismos errores, Forges. Aunque tampoco hay palabras inocentes, pues por emplear esta misma contra los mismos financieros y políticos del régimen (mucha gente lo pensaba, más difícil leerlo u oírlo hasta que parece casi compasivo, venganza blanda del amigo que se va), Jesús Cacho, el fundador, mayor accionista, director y lo que se quiera de El Confidencial fue defenestrao por sus propios socios y colaboradores a finales de 2010. Ya se sabía lo de Lehman y Madoff y Cacho solo decía que en semejante tormenta incluso el dirigente más avezao de los imaginables lo tendría francamente difícil, sino que además nos habían tocao los más mentecatos sin reparar que en su propia casa le estaban segando la yerba los mismos merluzos consentidos de ese régimen de cosas a cambio de las migajas de lo que quede del mismo expolio que se trata mantener oculto a toda costa. A mí mismo 1 vez que me ha pasao que me han dejao el sitio y puesto a mi disposición los recursos necesarios para sacar adelante algo, y cuando estaba consiguiendo casi el milago, o creo que directamente milagro de que los ingresos en publicidad empezaran a parecerse a los gastos corrientes, también me habían metido de aprendiz de ventaja, o sea, del dueño 1 especie pornógrafo que entraba por las noches a las instalaciones a telefonear a otros continentes no por el horario sino por hacerlo a escondidas y cargarlo en la cuenta de gestión.