eXp. @ACADEMIA15M

Previsualizar Visitar

oreja de Judas #seTas otoño
Previsualizar Visitar

los 5 avisos
Previsualizar Visitar

bar free @OccupyInferno
Previsualizar Visitar

miserias del corporativismo

El descentramiento de la autoridad y los pedestales desactualizaos, no sé en qué orden, ni la relación que guardan entre ellos, son fenómenos de nuestro tiempo descritos en 2011 a propósito de la relación profesor-alumnos, que pasó como por arte de magia de querer prohibir los móviles en clase a que por efecto de los recortes se produjera tremenda oleada de protestas que a nadie se le ocurre que pudieran ser convocadas y difundidas por ningún otro medio. Es otra muestra del cinismo y escandalosa hipocresía que subyace en el corporativismo, que con motivo de la final de los 2 club de fútbol principales de Madrid en la final de la copa de Europa en Milán, vuelve a rememorar la escandalera que montaron con los hinchas del PSV holandés por las mofas soeces que hicieron a mendigos en la plaza Mayor de Madrid horas antes del partido que me importa 1 pimiento, como cualquier otro, pero tras criminalizar a estos aficionaos pasaban el testigo a Manolo Lama dando por hecho que solo existían ellos, que no se había enterao nadie de cómo arruinó otra final anterior en Alemania o que ya se había olvidao. A bote pronto se me ocurre que ni tanto ni tan calvo, pues si aceptamos que ese tipo de situaciones no se deben airear por haber gente dispuesta a imitar los comportamientos más deleznables, llegao el caso ambas son censurables. Pero en el colmo del despropósito, los éxitos deportivos de los equipos españoles que nos ponen a temblar hasta a los que no nos gusta el fútbol, pues no son comportamientos deportivos y el baldón de mierda cae sobre los paisanos de los energúmenos, coinciden con el escándalo de los #Pánamapapers, donde también aparecen artistas nacionales como Bertín Osborne, Imanol Arias y Ana Duato, donde 1 vez más se lanzan a las ondas comentarios como que tos deseamos pagar menos impuestos, o que el tipo impositivo que se aplica es demasiao alto, o que no se enteran como los dirigentes políticos y sus parejas, mientras los insolidarios que mezclan sus capitales con otros procedentes del terrorismo y el narcotráfico pa mantenerlos ocultos al fisco, son cualquier otro que no guardan relación con las produrosas productoras de televisión y anuncios publicitarios.