el nuevo TERROR

image

- Mario Conde, endandilado por el policía Sebastián Fernández Dopico (comisario de Chamartín, barrio en el que estaba la casa del entonces banquero de éxito), con el que había tenido algunos contactos profesionales desde su etapa en Antibióticos, decidió contratar sus servicios y los de 1 grupo de agentes de la Brigada de Interior (está escrito en letras de molde, pero ya verán los escépticos qué sorpresa si siguen leyendo) asesores. La iniciativa le proporcionó acceso inmediato a 20.000 expedientes policiales (sobre jueces, banqueros y políticos de la oposición de entonces, algo tan de rabiosa actualidad que si no encuentran el libro toda la gente interesada en el asunto, pongo a su disposición scaneos) que habían desaparecido de la Brigada de Información Exterior en 1982 por órdenes directas del ministro del interior Juan José Rosón Pérez y que meses después fueron repuestas de nuevo (y siguen coleando, pues a nadie se le escapará que este fichero heredado del franquismo es totalmente anticonstitucional y se dijo que había sido destruido casi cada vez que aparece otro escándalo que se relaciona). Sin embargo Conde necesitaba gente mucho más profesional, personas que fueran capaces de pinchar teléfonos, grabar conversaciones a distancia, efectuar seguimientos sin ser vistos y entrar en 1 piso, abrir 1 caja fuerte y fotocopiar los documentos que hallaran en su interior sin dejar huella. Poco antes el Banco de Bilbao (actual BBVA que pretende personarse como perjudicado en la causa contra Villarejo después de revelarse alguno de sus trabajitos entre caballeros que hacen negocios) lanzó 1 OPA contra Banesto (acabó en el Santander años después); los Albertos trataban de hacerse con el control del Banco Central (también fue engullido por el Santander) sin poner 1 duro y la guerra de dossiers entre banqueros había comenzado. Lourdes Arroyo, la mujer de Conde, recibía con frecuencia cartas anónimas con mensajes amenazantes para su familia elaborados con palabras recortadas de periódicos, al estilo del Chicago de los años 30´s, y esa situación a la que era imposible poner fin ponía nervioso al banquero. Conde había fichado para el banco a Jacques Hachuel, hombre del gobierno de Israel en España, y 1 día le consultó al respecto.
- Te puedo proporcionar algunos agentes del Mossad, hombres de Avner Azulai, antiguo jefe los servicios secretos de Israel en España, le dijo Hachuel.
- ¿Son buenos profesionales? preguntó el banquero.
- Por supuesto. Los mejores, sin duda. Hachuel, sin ser el típico espía de la gabardina, constituía el principal punto de influencia de Israel en España (en 1986 era el millonario al que cortejaban como Mecenas los editores de las principales revistas de la Movida, de manera parecida a Jaume Roures y George Soros en la actualidad, pero claramente como millonario de origen sefardí, pues esta faceta de espía la desconocía, aunque en aquellos años no se daba tanta importancia al asunto). En su casa de Puerta de Hierro convertida en 1 verdadera fortaleza, organizaba canciertos privados para 1 reducido grupo de privilegiados. Estre estos nunca faltaban 2 ó 3 ministros socialistas (Javier Solana, por entonces ministro de educación y cultura y luego al frente de la OTAN NATO 1 de ellos, y si bien no estuve en estas fiestas, trataba con frecuencia y colaboraba en revistas de algunos que sí estuvieron) a los que epataba haciendo que algunos virtuosos del mundo de la música clásica, como Nikita Magalov o Igor Pogorelich, interpretaban solo para ellos. Como experto en seguridad conocía las habilidades del Mossad, que por entonces tenía en España 1 de los principales campos de operaciones en Europa. Los agentes judíos se habían mostrado especialmente activos con la colonia de jeques, emires, príncipes y princesas árabes que todos los veranos visitaban Marbella. A través de la empresa española Consultores de Investigación, dirigidas por el ex policía José Manuel Villarejo, habían instalado más de 50 sistemas de alarma en las viviendas de los magnates árabes que, además de protegerles de los ladrones, captaban todas sus conversaciones y las transmitían por radio a Tel Aviv.

mala baba española

  • Paul Sterry, Guía fotográfica de las seTas de Europa, Edunsa 1995.
  • Walter Benjamin, La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica en Discursos interrumpidos, ed. Taurus, 1973.
  • José Díaz Herrera e Isabel Durán los Secretos del poder, 1ª edición noviembre 1992.
  • Juan Antonio Llorente, Historia crítica de la #inquisition española, siglo XVIII.
  • Soledad Puértolas, Recuerdos de otra persona, ed. Anagrama, Barcelona, 1996.

la parrilla

Marvin Harris, Toras, cerdos, guerras & brujas: enigmas de la cultura, Alianza ed. en varias ediciones desde 1980, título original: Cows, pigs, wars & witches: Riddles of culture, 1974.

Bankia cronología terminal
eXp. @ACADEMIA15M

oreja de Judas #seTas
los 5 avisos
bar free @OccupyInferno
juegos de troll
pedos del Diablo
academia quiXote
el ojo aventurero
la cuadrilla del Coleta
SELECT_-*-_post
la zancadilla de Petra

Enrique Riobóo La cara oculta de Pablo Iglesias 2014
Jesús Cacho y Casimiro García Abadillo, La ESTAFA Ibercorp y el fin de 1 era, 1992.

acciones Bankia preferentes | subordinadas

en Twitter las llamaron revueltas

Go To Top

asesino invisible | #esdepobres

image

- Centros de salud mental o, en ciertos casos, de día o rehabilitación y otras expresiones similares, son las adecuadas para referirse a instalaciones donde se atiende a parsonas con este tipo de problemas, mejor que manicomio. Quienes necesiten tratamiento, ingresan en esos centros, y no son recluidos, internados o encerrados. Afortunadamente es recomendación de fundeu, fundación de la agencia estatal EFE y BBVA para la defensa de la lengua castellana, que no sé quién lo necesita más y si es para otras cosas, pues me chafa 1 de mis mejores títulos, y en la localidad, y nunca mejor dicho de la localidad emplemática junto con Ciempozuelos o Mondragán, pero la que sale en las novelas de Benito Pérez Galdós el de los antiguos billetes, que también fue diputado, y al que me encomiendo como autoridad si me apuran. - Me tienen en el manicomio por esta gilipollez de los ricos y los pobres a pesar de lo mucho que me empeño en hacer de la escritura, hasta la mas mínima, una dedicatoria por ejemplo, una práctica rigurosa y sin concesiones, un ejercicio inhumano, Leopoldo María Panero en una carta de 1974. Pero los psiquiatras le llaman loco, loco...
- ¿Por qué me insultan? Tal vez por la sinceridad o por amar a la vez el verso, las heces y la bella catástrofe.
- Los locos dicen la verdad. Javier Rada, "Panero resucitado", 20 minutos, 5/01/2005. Como en la biografía titulada El contorno del abismo, vida y leyenda de Leopoldo María Panero, trabajo de investigación detectivesca del periodista J. Benito Fernández no se hacen valoraciones sobre la obra y la vida del poeta, actor y personaje Leopoldo María Panero Blanc, valgan las palabras del prólogo de Antonio Martínez Sarrión, otro de los 9 novísimos poetas españoles, antología de José María Castellet de 1970 que lanzó a la fama literaria a Manuel Vázquez Montalbán (1939-2004), al citado Antonio Martínez Sarrión (1939), a José María Álvarez (1942), a Félix de Azúa (1944), a Pere Gimferrer (1945), a Vicente Molina Foix (1946), a Guillermo Carnero (1947), a Ana María Moix (1947) y al propio Leopoldo María Panero (1948) como valoración del más joven de los novísimos: "Creo que a los antipanerianos mas recalcitrantes y graníticos, la activación de ese resorte (que salvó a Panero de morir en varios intentos de suicidio y otra serie de peripecias vitales como las detenciones por motivos políticos y por posesión de drogas y la estancia en varias cárceles y manicomios) no puede dejar de impresionarles dado que, al contrario de otros colegas coetaneos, a veces íntimos suyos y casi clónicos siempre por sensibilidad, desorden de vida, aceptaciones, rechazos y cosmovisión -pienso en Haro Ibars, Antonio Maenza, Eduardo Hervás, Antonio Blanco o Aníbal Núñez- todos los cuales, aquí, sin metáfora alguna, sucumbieron al canto de las sirenas con inexistentes o defectuosos tapones de cera en los oídos, Leopoldo María Panero, nuevo Ulises, aguantó el venenoso arrullo atado a su palo. Mas aún: pudo, a partir de él, elaborar, que yo sepa, un nunca oído canto -desigual, desvencijado, trabado en ocasiones, lo que se quiera, pero impar, personalísimo- en los anales de la mas exigente lírica española de este siglo. Tal o tales estacas de amarre -Leganés, Mondragón y otros centros de acogida y reclusión pa enfermos mentales, aunque sabemos que Panero seguirá hablando hasta la muerte de "policías psiquiátricos"- prolongaron, sin duda, la casi siempre valiosa vida de cualquier hombre y nos han dejado, por añadidura, pa atenernos tan solo a la poesía, desde Por el camino de Swan, la plaquette, con la que hace su tímida aparicion en 1968 hasta los que tengo por últimos libros suyos valiosos, esos Orfebre (1994) y Guarida de un animal que no existe (1998), palabras del prólogo de El contorno del abismo, vida y leyenda de Leopoldo María Panero, editada por Tusquets y presentada el 25 de mayo de 1999 en un centro cívico de Leganés por su autor, el periodista de Informe Semanal J. Benito Fernández. A Leopoldo María Panero Blanc, hijo del poeta Leopoldo Panero Torbado y Felicidad Blanc, hermano de los también poetas, actores y personajes Juan Luis, mayor que él, y Michi, el pequeño de la saga familiar que protagonizó las películas El desencanto (1976) de Jaime Chávarri, y Después de tantos años (1993) de Ricardo Franco, le consideran aún los que le odian como uno de los mejores poetas españoles de siglo XX, autor también de Así se fundó Carnaby Street (1970), Teoría (1973), Last River Together (1980), Dioscuros (1982), Poemas del manicomio de Mondragón (1987), Contra España y otros poemas no de amor (1990), Heroina y otros poemas (1992) y en prosa, En el lugar del hijo (1976) y Dos relatos y una perversión (1984), pero nadie se atreve a darle un premio por miedo al número que pueda armar, y los ha protagonizado muy sonados. En palabras de Martínez Sarrión, "en esto del humus intelectual o de cultura donde se hizo mi promoción, no fue exactamente lo mismo llegar a adolescente curioso e inquieto, así se decía, en 1956 (Martínez Sarrión es con Vázquez Montalbán el mayor de los novísimos) que en 1965 (como Leopoldo María, el mas joven), como tampoco era exactamente lo mismo pertenecer a una familia republicana, franquista o híbrida". El relato de J. Benito Fernández es un desfile de destacados vástagos de dinastías franquistas y antifranquistas que en ocasiones producen caprichosos encuentros y desencuentros que demuestran que no hay mayor fabuladora de enredos que la vida misma, como en la relación bastante cercana y duradera entre Leopoldo María, hijo de Leopoldo Panero, poeta predilecto en la dictadura de Franco, y Eduardo Haro Ibars, hijo de Eduardo Haro Tecglen, autor del libro autobiográfico El niño republicano. Este veterano escritor y periodista ha argumentado en numerosas ocasiones que más dura aún que la guerra civil fue la postguerra, 40 años de opresión, de represión, de respuestas exageradas y arbitrarias como las que sufrió repetídamente Leopoldo María. Su biografía es reveladora sobre esta siniestra época y también un ajuste de cuentas contra la severidad y exageraciones que se cometían en un pais inhóspito en el que nadie estaba a salvo. Estamos ante un poeta, un escritor consagrado desde muy joven, hijo de otro poeta, que ha estado publicando libros y articulos desde 1968, pero que a la vez o al mismo tiempo intentó suicidarse en varias ocasiones, hasta el punto que alguna vez el mismo se daba por muerto aún en vida, un poeta que sufrió encarcelamientos rigurosísimos, con peleas con otros presos y celdas de aislamiento, por motivos políticos y por posesión de drogas, internamientos frecuentes en manicomios y hospitales de los que en algunas ocasiones intentó fugarse e incluso lo consiguió, un escritor na mas, un poeta. En un pasaje de la biografía se dice que algunos contemporáneos de Leopoldo María "sentían una admiración profunda por la personalidad que había transgredido tan obvia, natural y lúcidamente las torpes barreras de la sociedad patriarcal española, las dobleces de su precaria vida intelectual, su inconfundible carácter gregario y tribal, su cobardía". En 1976, cuando se rodó El desencanto, el mediano de los Panero estaba destrozado física y psíquicamente, recitó sus poemas en un cementerio solitario y se peleó con su madre y con sus hermanos ante las cámaras. En el amplio retrato biográfico de Leopoldo María y los personajes que merodearon por su vida, J. Benito Fernández propone una detallada sucesion de escenarios insolitos en la literatura española, que a duras penas se levanta de las mesas del Café Gijón y los caminos trillados y tantas veces reiterados en numerosas narraciones y poemas. Martínez Sarrión explica en el prólogo que "salvo que uno se llame, por ejemplo, Jean Genet, y pocos mas, nunca supondrá lo mismo, debo insistir, oficiar de paseante en corte, rey de la noche, funámbulo en la cuerda floja, estridentista o poeta maldito a partir de un ambiente como el de los Panero, que intentarlo desde las chabolas del Pozo del Tio Raimundo o arrancando de los tugurios en Costa Polvoranca". Aún así, el recorrido vital de Leopoldo Maria, que lo tenia to a su favor, se sumergio en los sanatorios psiquiátricos de Leganés, Ciempozuelos y Mondragón entre otros, las carceles de Madrid y Zamora, descrita esta última por el poeta en una carta de 1969: "El tiempo es aquí gaseoso y tengo la impresión de que sobre mí crece la hierba", numerosos hospitales e inesperadamente hipermercados, como el de este relato de J. Benito Fernández: "En octubre de 1992 visité de nuevo a Leopoldo acompañado de un amigo fotógrafo. Le propusimos ir a comer, que eligiese el lugar. Nos llevó a un hipermercado. En Euskadi, en la patria de la gastronomía, nos metió en un lugar impersonal, de comida infame y con un fetido olor. Entre una irresistible humareda de mala cocina, rodeados de molestos carritos de la compra y un ensordecedor telediario, digerimos un escuálido y seco filete con patatas congeladas". En sus intervenciones públicas en radio, prensa y televisión, Leopoldo María siempre ha manifestado su deseo de volver al manicomio y a la ciudad de Leganés, uno de esos puntos de amarre que salvaron su vida pa la poesía y la literatura. Actualmente reside en Las Palmas y según el testimonio de J. Benito Fernández y la eterna sospecha de muchos admiradores, Leopoldo María, autor de frases como "si ya has encontrado lo que buscas, persevera donde todo ha huido", no esta loco. Como quiera que este es el argumento que utilizan J. Benito Fernandez y algunos periodistas pa promocionar la biografía del poeta, es necesario advertir que sobre la locura siempre se hacen interpretaciones correosas, como pasando rápidamente sobre un tema considerado incómodo. Queda sobreseida la necesaria distinción entre los locos con tendencias autodestructivas que conducen al suicidio, como Leopoldo María y la mayoría de los llamados locos, y los locos con tendencias psicopatológicas hacia los demás, comúnmente llamados psicópatas y que afortunadamente son una minoría. Estos 2 tipos de locos son diferentes en tos los aspectos, especialmente en el tratamiento que merecen, que debe ser humano y sanitario en cualquier caso. Así mismo se suele dar un valor absoluto a la locura, sin diferenciar siquiera sus estados latentes o leves, que afectan a la mayoría de las personas, de los estados criticos en los que muy esporadicamente pueden caer los (entonces si) enfermos mentales. Pero lo mas desagradable de estas interpretaciones simples y correosas sobre la locura es ignorar que tiene cura, que se cura, es decir, que los estados críticos remiten por si mismos (lo de que "el tiempo cura todos los males" es algo mas que un tópico demasiado común) o por tratamiento psiquiátrico a cargo de médicos que emplean fármacos, duchas frías y otros por el estilo, que son los que sufrió Leopoldo María desde su primer internamiento en 1968 a manos de los que llama "policías psiquiátricos", aunque el poeta siempre ha manifestado sus preferencias y de hecho es un gran estudioso de los tratamientos psicoanalíticos, es decir, las charlas de divan, la hipnosis, el subconsciente y similares. En sus propias palabras: "La culpabilidad reprimida se transforma en autoagresión de un superyo inconsciente (masoquismo, llanto, etc.), de modo que no veo las ventajas de escapar de donde no se sale mas que pasando por to, como decia Boheme", escrito en una carta de 1976. En cualquier caso entra dentro de lo posible que una persona que haya estado "loco" se haya curado, que pueda sanar. En el momento de juzgar a los literatos cuyas biografías presentan fallas y contrasentidos (la gran mayoria desde el punto de vista de los estudiosos de este tipo, pues lógicamente si no hay fallas o contrasentidos en la vida y la obra del autor en cuestión no hay estudio, beca o motivo de investigacion) casi siempre se aplica el tópico de salvar la obra literaria "a pesar de to". En este caso que también valga el tópico.

nido Pokémon GO en Leganés

La G es la C quese ha dejao bigote y perilla.
El hambre de hambriento no tiene H. ¡Con filigranas el ambre verdadera! El ambre, si es verdadera, se ha comido la H.
La H es una letra tan transparente y tan muda que no es raro que a veces no nos demos cuenta que no está en la palabra enque debería estar.
No sé por qué la I mayúscula ha de quedarse sin su punto.
La T está pidiendo hilos de telégrafo. greguería


- La muy chula llevaba en la frente 1 S de pelo

hongos tintero

Go To Top

delitos informáticos: Bárcenas otra vez

image

- No hay peor forma de injusticia que la justicia simulada, y no vean plagio en otro fallo de memoria para citar correctamente al autor pues de desmemoriaos trata el número 137 de agosto de 2008 la revista del ayuntamiento de Leganés, cuando reveló otra leyenda urbana atribuida al tirano anterior, al que se relacionaba con visitas frecuentes al afamao manicomio local que no diré secretas pues se hacían con gran despliegue de motos y vehículos oficiales que dejaron hondo recuerdo en muchos vecinos de la pequeña localidad entre 1950 y 1970. Como las visitas a Leganés para asistir a reuniones preparatorias inmediatamente anteriores y durante la guerra civil, es decir, en torno a 1936 fueron historiadas por Paul Preston e Hugh Thomas se pensaba que los encuentros en oscuros contubernios continuaron cuando acabó el conflicto armao directo de las 2 España, pues como se sabe la guerra sigue abierta, lo que se conecta con otra leyenda urbana de tipo infantil local sobre una tupida red de túneles subterráneos entre los edificios del pueblo antiguo con salidas al exterior, incluyendo los antiguos cuarteles militares y el seminario de los agustunos hoy reconvertidos en instalaciones educativas, recreativas o sanitarias. Pero el revelao de las idas y venidas de la escolta del tirano al manicomio de Leganés desembocan en otro misterio de consecuencias impredecibles pues al parecer en el hospital psiquiátrico Santa Isabel, actual José Germain residía 1 de los dobles que suplantaban al tirano en actos sin precisar y que era recogido y devuelto a sus aposentos secretos con la misma pompa y fanfarria de la que se acompañaba el tirano en sus desplazamientos. Más parece que por descargarse en los muertos se dice también en las informaciones que el de Leganés nombrao como Luis también sufría Parkinson como el tirano y estaba realmente encarcelao en el manicomio. Respecto del doble de la primera época del tiraro se dice, siempre con todas las reservas que fue fusilao encapuchao, otro clásico. En las obras dun centro de salud de nueva planta nada disimulao entre los antiguos palacios del siglo XVII convertidos en el reinao de Isabel II en manicomio quedó al descubierto en los subterráneos un pasadizo de medio cuerpo orientao en sentido Norte - Sur apuntando a los antiguos cuarteles militares. Ese Leganés subterráneo que, a la vista del estao del túnel comparao con las ruinas de la superficie nunca fue abandonao, ni 1 telaraña, ni 1 cascote caído del techo, tuvo existencia perfectamente ajena a la vida en la superficie, como se demuestra también por la revelación puntual del boletín local. Otras instalaciones subterráneas igual de secretas en la misma ruta del túnel da a pensar que las idas y venidas de las motos y coches oficiales del tirano tenían que ver más con un discreto centro de preparación y manipulao de dobles pues las mentiras, más aún de esas proporciones necesitan más preparación que las evidencias en forma de pruebas. - Se ahorca con la cuerda la ducha, predicaba la Homo sapiens var. policiae periodistae Política Militar en la tele nacional, ni siquiera llevaba puesto gorro de baño, añadía con media sonrisa dibujada en los labios pintaos color teal, el de los fluorescentes de los pasillos de los manicomios carcelarios que ya puestos los bloggers maoistas rápidamente dijimos que si querían timo del pariente incruento o sin timo o del telepariente, que de efectos y factores no conosco la dialéctica hueca de los telepredicadores socráticos por no ser calvo ni portar peluca pero el profesor en Sociología Alvin W. Gouldner llamó caparazones ideológicos huecos, como la concha tortuga de las sopas al instrumental utilizao por las clases sociales triunfantes cuando estabilizaban su triunfo de forma que, perdida su utilidad en la lucha directa quedaban activos como rituales huecos de sentido pero plenamente operativos aunque sólo fuera para alardearlos, por ejemplo los de la religión anglicana y otras llamadas protestantes en gran parte de Europa, siguen siendo cristianos pero a su manera o por si los volvían a necesitar. Alguien se te queda mirando fijo, te enganchas a sus ojos y ya no sabes si es otra gran hermana, otra triunfita, otra sobrina doble, otra mujer trabajadora, otro Love Spain.
- España huele a ajo que se viene a celebrar, otra predicadora florero de las mañanas, la azafata de premio mucho mejor, otra implicada en otra trama o el mal trago de las hîpôtêcâs, otra aparición de la ultracorriente, otro ente nacional, otra cara de Bélmez, que no otro zombie, que esos miran al suelo por delante de la puntera de sus bambas a cuadros, otra revelación, otro anuncio de champú anticaspa, otra coverwoman de Vogue, en otro casting, en el trailer de otra movie, otro póster, otro cromo del monopoly. Sobre ascuas estamos que va de miedo, de terror, de tenencia, transporte y tráfico de explosivos, de tenencia, transporte y tráfico de estupefacientes, de cohecho, de falsedad en documento oficial, de omisión del deber de perseguir, de tráfico de mujeres, de tráfico de menores, de mantener dobles, de detenciones ilegal, de acusación y denuncia falsa, de unificación de jueces, abogados y Homo sapiens var. policiae periodistae Política Militar en el Cuerpo Colegiao de Fiscales, de mantener encuentros, intercambios y tráficos de rotondas en los sueños de las noches del último verano, de deslealtad profesional, de revelación de secretos con grave afectación sobre otra causa pública, de atentado a agente de la autoridad en su modalidad de intimidación, de ¿quién da más?.
- ¿Ha visto alguna vez algún fantasma?
- ¿1? ¡He visto miles! ¡Todo el rato! ¡Si sólo veo fantasmas, dobles y triplex! En modus strictu sensu toda o tuda aparición o teleaparición es otro fantasma, aparición o apariencia rigurosamente multiplicado. Tranquiliza la cara sonriente de la teleaparición pero in su situ nadie sonríe, al menos a lo primero, pues es como la rendición. Tienes que reconocer que sabes ¿de quién se trata? y sentirte capaz de levantarte, abandonar con nostalgia el asiento del trasporte público o la banqueta en primera línea de barra de bar pacientemente conquistados, valga la redundancia y acércarte tímidamente a pedirle un autógrafo.
- Oiga, ¿usted es el de Chanquete? ¿El amigo del Piraña que acabó atracando bancos?
- Eso se llamaba Verano azul y no trabajo en una óptica que si no me lo llevo a usted de la mano andando con cuidado.
- ¡Éso! ¡El lago azul!
- Sí, de Las vigilantes de la playa, 1 de las 2 tetas de la del bañador fucsia que corre por la playa con la tabla bajo el brazo mientras salen los rótulos. ¿Dónde quieres que te firme el autógrafo, en la calva? todo es simultáneo, todo es pasajero, todo es intemporal. No hay incertidumbres, hay portavoces, todo son Comités, seudónimos, dobles fantasmas que desaparecen, gritos, aullidos, celulares que no paran. Desaparecemos, pasamos como autobuses o como trenes de cercanías con retraso casi siempre, vendrá el próximo, hubo 1 antes, nos diluimos en la mass media, nos borramos en los números, tantos pasajeros, miles. para mayor desesperación la imagen quema como una cerilla, cada día que pasas en la pantalla te consumes como una celdilla vacía rápidamente ocupada por 1º ó 1ª replicante, 1º ó 1ª clónica, otro cromo, otra stampa que espanta hasta el punto me borro aquí mismo.

Jaque al rey de los elefantes

#inquisition S A since 1232

Cuando enloquece el violinista es cuando el arco toca en frenéticas X X X X el violín.

El cisne es la S capitular del poema del estanque

El puente está hecho de X X X que son la incógnita desi se caerá o no al pasar el tren.

#22j 2018 10:04 Jp Clemente

La X es la silla tijera del abcedario.

#22j 2018 0:05 los 5 avisos

La X es el corsé del abcedario.

#12j oreja de Judas

#pérezrevertefacts, La Reina del S, varias ediciones desde 2002; Cuando éramos honraos mercenarios, Alfaguara, 2009.

adiós a Catalunya y los Pujol
Go To Top

#díamundialdelturismo bajonazo Madrid -22% 2013

En el seno de una familia judía de Budapest, Hungría, nació Endre Enro Friedman. En los talleres Leitz de Weztlar, Alemania, el ingeniero Oscar Barnack fabricó un prototipo de cámara de fotos con el formato de la película de cine ya existente. La Leica I fue presentada en 1925. Era extremadamente pequeña y ligera en comparación con las que se habían usado hasta entonces, equipada con un objetivo de 50 mm. con diafragma abierto hasta f 3.5 y 6 pasos de obturador entre 1/25 y 1/500 de segundo. Aún sin telémetro de enfoque, incorporado en la Leica III (1933), flash y fotómetro, los fotógrafos, en palabras de Kertesz, empezaron a divertirse haciendo fotos. En joven Endre Friedman, exiliado de Hungría por su militancia de izquierdas, se compró una de las 50.000 Leicas que ya se habían fabricado e intentó ganarse la vida como fotógrafo en los periódicos y revistas ilustrados con fotos de actualidad. La prensa estaba en el centro de todas las batallas ideológicas. Las fotografías de actualidad, posibles con las nuevas cámaras ligeras, eran la gran novedad para un público ávido de información que acababa de conocer la radio y ni siquiera sospechaba el impacto que causaría en sus retinas el gran invento de la televisión. Huyendo otra vez, ésta de Hitler por su condición de judío, Andrés Friedman, su novia Gerda Taro (alemana, de izquierdas) y su amigo "Chim" Seymour (polaco, judío, de izquierdas y fotógrafo) se inventaron al fotógrafo internacional Robert Capa. Gerda vendía por los periódicos las fotos de este misterioso aventurero militante de causas justas. Es así como Robert Capa (inicialmente, la sociedad que formaron Gerda, Andrés y "Chim") tomó parte en la guerra civil española. En agosto de 1936, resguardao enuna trinchera de Cerro Moriano, Córdoba, Andrés/Robert Capa estiró la mano con su Leica y sin mirar captó la imagen del miliciano cayendo herido de muerte. Esta foto llegó a la prensa francesa en el mes de septiembre de ese primer año de guerra y marcó para siempre el enorme impacto internacional de la contienda española. Aún no ha aparecido nadie que diga ser el muerto de "El miliciano cayendo herido de muerte", el personaje de la célebre foto de Capa, sin embargo sí se ha vertido sobre esta imagen una sospecha de ser un montaje propagandístico, una escenificación interesada. Capa explicó que la hizo sin mirar, sacando la mano desde la trinchera en la que él mismo acababa de resguardarse y disparando la cámara un par de veces al azar. La efectividad de la foto (la primera instantánea de una muerte, su inmediato impacto internacional, la fama imperecedera que proporcionó al fotógrafo) es el único dato que ofrecen los incrédulos para sembrar la duda: es tan rematadamente impresionante que hasta parece mentira. Las fotos inmediatamente anteriores y posteriores a ésta corroboran la versión de fotógrafo. El contexto también está a favor de la autenticidad de esta imagen. Hasta ese momento Robert Capa era el seudónimo de los fotógrafos Andrés Friedmann y Chim Seymour ayudaos por Gerda Taro, la novia de Andrés, para distribuir el trabajo realizado en común. Esta foto tomada en los primeros meses de la Guerra Civil fue la que identificó a Capa con Andrés Friedmann. Chim Seymour continuó fotografiando por su cuenta y con su nombre el resto de la guerra. De haber sido un montaje premeditado, probablemente no habría sido Andrés Friedmann/Robert Capa el fotógrafo elegido y de serlo, habría hecho participar a sus socios. Por otro lado, el desconcierto de la imagen (una foto un poco desencuadrada, desenfocada, movida y defectuosamente iluminada) demuestra a cualquiera que haya tenido una cámara en las manos que no es una foto premeditada o preparada. El azar y Andrés Friedmann/Robert Capa fueron los autores de la imagen más conocida del siglo. Una vez que Chim Seymour decidió continuar la guerra por su cuenta y con su nombre, Gerda y Robert Capa fotografiaron en Valencia los actos del Congreso de Escritores Antifascistas de 1937, con Tolstoi, Malraux y Bergamín entre otros participantes. De este acto son 2 fotos de las pocas que se conocen de los fotógrafos aparecidas en 2018 en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, obra a su vez del polaco Emilio Rosenstein, cuyo seudónimo, pues también era judío, era Emil Vedin. Gerda siguió con los escritores hasta los actos de #Madrid, donde los intelectuales se reunieron con el poeta Rafael Alberti, y Guadalajara, donde visitaron el frente de guerra y homenajearon a los soldados republicanos. Continuó sola hasta Brunete, donde cayó accidentalmente del estribo del coche enel que se había encaramado para fotografiar el frente y fué atropellada por un tanque republicano T 26 de fabricación rusa que se batía en retirada marcha atrás. Murió enel hospital de campaña del Goloso en presencia de la escritora Maria Teresa León, que recordó el triste suceso en sus memorias. Siempre enel bando republicano y ya en solitario, Capa realizó un amplio reportaje, no sólo de la guerra, también fotografió niños, calles, campos, soldados escribiendo y leyendo cartas o en plena clase de alfabetización, protecciones a las obras de arte, mítines políticos y encuentros con intelectuales y retrató a todos los personajes de la época que se pusieron a su alcance. En todas las fotos, Capa se reveló como un admirable admirador de todo lo humano, de todos los gestos, de todas las caras, de todos los trabajos y actividades, de todas las situaciones, de todas las edades. El tema de Capa fue lo humano. Las fotografías anteriores la Leica y a las publicaciones periódicas ilustradas con fotografías de actualidad, es decir, anteriores a 1930 son más estáticas, más contemplativas, más reposadas, más pensadas o planeadas. Capa incorporó la acción por igual a la fotografía y al reportaje. El salto que suponía tener armada la cámara ante cualquier situación a tener que armarla con el pesado trípode, las placas de vidrio o películas emulsionadas, más grandes, más aparatosas en el manejo y más exigentes en la medición de la luz, mucho más lentas en todo el proceso fotográfico, es más o menos el salto que se refleja entre las fotos de escenarios de la muerte y fosas de cadáveres de la Guerra de Crimea de 1855, muy meritoria obra del reportero pionero Roger Fenton, y el reportaje vivo aún hoy, pues fue captado directamente en el límite entre la vida y la muerte, que realizó Capa en la guerra civil española. Pegando trozos de contactos y pequeñas ampliaciones de algunas fotografías, Capa fue rellenando unos Cuadernos de Guerra en España (1936-1939), editados parcialmente en Valencia, en 1987, que demuestran que tenía voluntad narrativa o vocación de reportaje en la realización de su trabajo. Una selección de estas fotografías, recopiladas y ordenadas por el propio Capa, y que probablemente estaban destinadas a ser expuestas en el Pabellón de España de la Exposición Universal de Paris de 1939, igual que el Guernica de Picasso, apareció dentro de una maleta que había pertenecido a Juan Negrín, presidente del Consejo de Ministros de la II República Española, junto con otros documentos sobre la guerra en Suecia, en marzo de 1979. Es la más completa colección de fotografías de Robert sobre la guerra civil española y la más cercana al autor (algo importantísimo en fotografía), pues las eligió y probablemente las positivó él mismo. Para el Estao español, propietario legítimo, esta colección sólo tiene parangón por su incalculable valor emocional con el Guernica de Picasso y merece ser expuesta permanentemente. De alguna manera Capa se hizo fotógrafo en España y es por tanto un fotógrafo español, el mejor de todos los tiempos.
- El reportaje debe tener inicio y final definidos por unidad de lugar, tiempo y acción. En torno a 1 imagen central que resume todos los elementos de la historia, se agrupan cierto número de fotos que la cuentan en detalle, Gísèlé Freund, fotógrafa de Magnum especializada en retratos y excepcional divulgadora de temas fotográficos, algunos recogidos en el ensayo titulao La fotografía como documento social e 1974. Capa tituló uno de sus libros Slightly out focus (ligeramente desenfocado) reivindicando la estética de lo borroso -fotos movidas, desenfocadas por la rapidez del puro acto fotográfico, que subrayan la intensidad dramática de la escena y las emociones humanas- frente a la estética de la nitidez que había venido impuesta por las características técnicas de las cámaras fotográficas anteriores a la Leica. Robert, que siempre odió las guerras -quería ser "fotógrafo de guerra sin trabajo"-, fotografió de esta manera el alma de la historia, no su simple apariencia. En este mismo año de 1947 y en Paris, Capa fundó junto con los fotógrafos Henri Cartier-Bresson y Chim Seymour la agencia de fotógrafos independientes Magnum, que ha reunido en sus archivos la mejor colección de fotografías de esta segunda mitad del siglo XX. Capa murió el 25 de mayo de 1954 al pisar una mina en el camino de Thai Binh, Vietnam. Después de negociarlo con Cornell Capa, hermano, colaborador en vida y heredero de Robert, el Museo Reina Sofía ha recibido una donación de 205 fotografías de Capa sobre la guerra civil española, fotografías cuya exposición pública está anunciada para febrero de 1999. Estas fotografías de Capa son, junto con el Guernica de Picasso, cuya residencia definitiva también ha sido fijada en el Museo Reina Sofía, el testimonio más valioso de la guerra civil española, el terrible suceso del que se cumplirán 60 años desde su fin en 1999 y que no ha cesado de producir noticias, libros, películas, exposiciones, homenajes, encuentros fraternales entre los viejos combatientes y un sin fin de recuerdos que mantienen el trágico suceso en un plano de permanente actualidad.

joder qué miedo #CuartoMilenio

RSS, este muerto está muy vivo

callejones sin salida

Instagram
oportunismo y desfachatez
Comunidad de Madrid BOCM 26 junio 2019 auxiliar administrativo C2 libre | #lalista admitidos y fecha examen pendiente
Personal Auxiliar de Servicios | #lalista y fecha de examen pendiente | programa
SERMAS categoría Auxiliar de la Función Administrativa libre | pendiente de publicar #lalista aprobados Servicio Madrileño de Salud y concurso de méritos en su caso
BOE 17 junio 2019 | #lalista oposiciones | otras convocatorias | primer examen 19 octubre 2019 todas las convocatorias seguimiento general para 8.102 puestos de trabajo, sobre todo auxiliares y administrativos, pero también de gestión de sistemas y técnicos informáticos, se presentaron 118.625 aspirantes, 52.108 en Madrid y 66.517 en 13 sedes provinciales más | otras direcciones de Internet: Instituto Nacional de la Administración Pública las plantillas con las respuestas 21 octubre | Ministerio de Política Territorial y Función Pública | Punto de Acceso General
Ref 183553 | TÉCNICOS AUXILIARES DE INFORMÁTICA DE LA ADMINISTRACIÓN DEL ESTADO libre | seguimiento | plantilla correctora PDF | alegaciones PDF
SERMAS categoría Celador publicada #lalista aprobados por orden alfabético PDF | puntuación PDF Servicio Madrileño de Salud | pendiente de publicar la nota final
Go To Top