Parque Temático Hiperreal

- Los errores huyen de los conocimientos más rápido que las cucarachas de la luz, Will David Mitchel, Java sin errores 2001. Corría 1945 y en la universidad de Hardvard se preparaba un proyecto llamado Mark I. Esta impresionante máquina de más de 15 m. fue construida por IBM con llamativas y costosas cubiertas de cristal. Mientras que Grace Murray Hooper programaba en este PC, se produjo un error. Tras investigar las posibles causas descubrió que el causante de tal contratiempo era un pequeño insecto, bug en inglés. En su cuaderno de trabajo anotó el problema con la frase: "Relay 70 Panel F (moth) in relay", y junto con ella pegó con adhesivo el bicho que había encontrado. A partir de ese momento se acuñó el término bug para describir los errores o fallos internos en los sistemas operativos, aplicaciones y programas. Su uso se ha extendido, empleándose actualmente para referirse a cualquier error relacionado con el software e incluso con el hardware.

Image 01

Cualquier programa informático de edición y los enseñantes de informática sin excepción, incluidos manuales on line a los que much@s hemos acabao por acostumbrarnos, prefieren afrontar cualquier tarea desde 1 archivo nuevo, desde 0 por más que la informática no sea ya hace mucho tiempo algo nuevo. Años después la misma programadora presentaría el primer compilador y posteriormente, la primera versión del lenguaje COBOL (Common Business Oriented Language). Cualquiera diría que la frecuencia de errores informáticos en universidades, Contabilidad falsa en las antiguas cajas de ahorro, por ejemplo el cargo a las #tarjetasblack de representación compras en lencería a altas horas de la madrugada en sitios pocos recomendables, igual que el trato que se da a los equipos informáticos de sindicatos y partidos, no son sino el monstruo o pesadilla ce confundir y tratar el software como si fuera hardware, a martillazos. De todas formas, cuando Cifuentes cursó su master en la Universidad Rey Juan Carlos del que no le vieron el pelo ni los otros alumnos, Lucía Figar era consejera de educación desde los gobiernos de Aguirre, Granados y González a patir del Tamayazo 2003, incluso se apuntaba su salto en la prensa monárquica al gobierno de M. Rajoy, cuando fue salpicada por la Púnica en forma de pagos con dinero público por campañas de imagen a Alejandro de Pedro, algo que en su momento a Cifuentes, que era delegada del gobierno en la Comunidad de Madrid, no pareció importarle ni le parecío mal la actuación de Policía y Guardia Civil que dirigía, pero eran en realidad 1 soporte físico que se ponía en las paredes ví alguno, pero además se reproducían y comentaban en los periódicos y revistas como si fueran piezas literarias. Por aquello de que ninguna obra buena debe quedar sin su correspondiente castigo, Clara Eugenia Núñez, profesora de la UNED y autora de Universidad y Ciencia en España, claves de 1 fracaso y vías de solución, publicada a finales 2013, participaba en otro debate TV sobre el tema de su especialidad 10 años antes, cuando la vio Esperanza Aguirre y la reclutó como directora general de universidades con la misión de regenerar las instituciones. La tarea se truncó en 2005, cuando nombró a su jefa Lucía Figar, con la que trabajó, es 1 decir, hasta 2009 que la cesó con el enfrentamiento que aparece relatao tal cual en el libro: la consejera y su subordinada hablaban de los IMDEA, ambicioso programa científico que pretende atraer talento a la comunidad de Madrid, carente de masa crítica de investigadores. Fue en ese contexto cuando Figar dijo a la directora general:
- Me dicen que tus investigadores no asisten a las reuniones ni a comités, se limitan a investigar. Ya sé que publican muchos papers, pero ¿quién les dice en qué tienen que investigar?, preguntó.
- Si hubiera que decírselo, no serían investigadores.

- Claro, claro, siguió argumentando la consejera, pero además de investigar, ¿qué hacen?. Al poco tiempo, la directora general fue destituida de su cargo y tanto el libro, como probablemente la filtración del turbio asunto de cheque bebé siguen siendo su vendetta después de 5 años, que se dice pronto, de tormentosa relación en los que las iniciativas regeneradoras de lo que parece panorama decrépito desde antes de las protestas (no hay masa crítica de investigadores científicos ni practicamente de ninguna otra disciplina intelectual, por lo que no hay referentes ni siquiera criterios) eran despreciadas. El relato parece se aplicación pura y dura de la jararquía, la Figar, que parece que no tiene muchas luces, se limita a ser otra arrastrada ante sus superiores y extraordinariamente déspota con sus subordinados, equipo magnífico que heredó de Gustavo Villapalos, profesor de dilatada experiencia muy bregao en luchas estudiantiles desde los #años80, yo fui representante estudiantil en la Universidad Complutense y traté en varias ocasiones asuntos diversos contando con su presencia e interés. Después seguí tratándolo como periodista en sus visitas ya de consejero de Educación a la zona S de Madrid y puedo asegurar, supongo que como cualquiera que lo trató, que no era sectario y al menos por su impulso (durante su mandato se abrieron muchas universidades públicas y privadas, quizá demasiadas, pero en su descargo se debería reconocer que muchas en barrios y zonas suburbiales que nunca hubieran soñao con algo parecido, y aunque solo hubiera sido continuador de planes anteriores, yo tengo esas fotos inaugurando campus, renuniéndose, visitando...) era herencia difícil, pero lo que menos se merecía era que lo echara a perder 1 incapaz. ¿Cuál se su encanto? Pues dilapidar 1 herencia como mínimo apreciable y amargar la existencia de personas exigentes y con iniciativas se notaría en seguida. O autogolpe, pues con frecuencia son las imágenes las que tienen que esperar a que maduren los ojos que las van a ver. La 1ª guerra Toys, así llamada como resultao de la cual el oligopolio juguetero tuvo que poner 1 letra de su marca al revés, acaeció antes del año 2000 pues recuerdo haber leído reseñas de tan memorable suceso en las revistas de informática a las que era aficionao por entonces, antes incluso de haberme conectao alguna vez siquiera a Internet.

More

bandos de Tierno

Aún antes, a principios de los años 90´s Javier Marías bautizó como la del recreo a la década de los 80´s, como si la Humanidad entera se hubiera tomao 1 respiro respecto de las disciplinas y héroes que importaban en otros periodos. Aunque ya han tocao a rebato y apenas pueden sostenerse en la cuerda floja y a duras penas dirigentes antes prepotentes, sus familiares y allegaos, hay muchos más que ni siquiera se quieren enterar.
- Las reglas han cambiao, @AlexdelaIglesia. A gran diferencia de cómo se enseña, e incluso de cómo se concibe la enseñanza, ca cosa por su lado encajonada en su correspondiente materia en la que se profundiza en el mejor o mejores casos, pienso que los diferentes elementos procedentes de diferentes disciplinas que se relacionan o se intenta cuando algo se planifica rigurosamente cumplen la función de refuerzo del mensaje principal y no tanto se perciben en su excelencia particular; y de la misma forma que algunas veces algunos elementos distorsionan o distraen el propósito general que se pretende, otras lo hacen explotar en otro sentido que no es el inicialmente previsto. Me ha pasao con frecuencia que recuerdo la realidad de imágenes que he grabao yo mismo o de las que he sido testigo cuando se grababan, pero en otra dirección o de otra manera a como se ven en la reproducción, y no digo tanto la interpretación sino que las cosas me pareció que pasaban de izquierda a derecha mientras que en la grabación se ven de derecha a izquierda, y como esa muchas otras. Sería algo anecdótico si no fuera porque las grabaciones, incluso las intencionadas o escenificadas cuyas tomas se repiten una y otra vez, adquieren de inmediato 1 carácter inapelable a diferencia de los recuerdos y a nadie se le ocurre nadar contracorriente respecto de ese veredicto. No lo digo tanto porque quiera proponer otra forma de verlo, como los publicistas y los que los contratan (siempre hay 1 novedad, algo nuevo en la intención de los anuncios) ni porque esas visiones particulares me merezcan mayor atención más allá del engaño de los sentidos, sino para que se perciba el poder de la imagen colectiva, por más que tampoco coincida con la intención de sus promotores y creadores, hasta de las más elaboradas como las publicitarias.

Es a lo que llamo golpe de imagen, muy parecido a golpe de vista, que sería más particular. Si se mira bien, es como reconocer que puede haber algo por encima de los individuos y éso es a lo que se llama o conoce como inteligencia colectiva, y otros menos escépticos que yo, que he negao su posibilidad (realmente que se recuerden o no los acontecimientos que interesa a grupos e individuos particulares cuándo y cómo ellos quieren es algo que está fuera o lejos de sus posibilidades, también con los sucesos recientes, muy diferente de que algunos se pongan cabezones en lo suyo y nada más que lo suyo: yo soy mucho más sociable desde el mismo momento que me declaro escéptico sobre éso, aún aceptando que puede haber algo parecido a 1 imagen colectiva, solo pasa que creo que está fuera del alcance de los intereses particulares de individuos y grupos promotores y de la misma forma que algunas veces lo consiguen, pues no es seguro, otra les sale el tiro por la culata) de la memoria histórica. De alguna manera que queda fuera de su control (y del mío, y del de cualquiera) esa nueva mirada colectiva que se enajena de lo que sea impone de paso 1 nueva forma de interpretarlo y algo que creo es mucho más preocupante para sus promotores iniciales: tiene recorrido. Pasa también entre los objetos, complementos directos e indirectos y circunstancias que nos rodean, que los hay más o menos personales en relación a su proximidad, igual que consumibles o concebidos para durar, como por ejemplo 1 buen peluco: 1 campaña como la de #acampadaLoewe realizada para ser pasada muchas veces de las pantallas Tv convencionales en forma de anuncios de momento casi ha desaparecido si no es en las menciones por la polvareda que ha levantao (reconozco que lo poco que he visto ha sido así), lo que no sería mayor inconveniente si no fuera porque se les ha ido fuera de su control, algo que si se mira es justo lo que achacan a otros en cosas mucho más importantes, está en manos o bocas de otros, se ve de otra manera diferente a como se ha previsto y lo que falta, pues como ya se ha dicho tiene recorrido y de momento a unos cuantos ya los ha atropellao.

More
Image 01

momentazos Twitter

El color, de momento en singular, apenas es la forma que el ojo u ojos, pues algunas criaturas, como por ejemplo los insectos, no sé cuántos ni cuáles, y algunas marinas, como el récord de la galera, Odontodactylus scyllarus, que percibe 16 longitudes de onda, incluida la luz ultravioleta y la polarizada, que le permite sacar el máximo rendimiento que le brinda la luz disponible, los tienen como pixelaos, perciben, percibimos la luz del Sol y otras luces que se emiten a distancias siderales. Se puede hacer una gradación mirando al horizonte desde el subsuelo oscuro, negro, pasando por los ocres y rojos de la tierra, el verde de la vegetación, el azul del cielo hasta el blanco radiante del Sol. Bajo el agua parece que se percibe de forma diferente, pues hay otro filtro además del atmosférico, si es que no es el mismo, y también según la profundidad hasta el máximo de 20 m. Del blanco al negro, o de la suma de los colores a su ausencia total, es 1 System o subSystem de 3 elementos, tal como se manejan en las imprentas y las pantallas, tanto en las de tubo catódico como en las de plasma, con los básicos y los complementarios, de momento diferente a los binarios, que además transmite o forma parte de los mensajes. Como fenómeno físico o conjunto de fenómenos también es muy cambiante, pues no solo influye la profundidad o el medio en el que se desenvuelve el sujeto que sea dotao de visión -también los hay sin ojos que tienen más desarrollaos otros sentidos, olfato, gusto, tacto y sonidos- sino que además cuenta el color que se emite según las circunstancias, y no solo por medios artificiales. A grandes rasgos, las funciones más conocidas de los mensajes del color son la selección sexual y la adevertencia de peligro, diferentes en cada criatura y cambiantes según muchas circunstancias.

More
Image 02

jazz typewriter

En tono menor, solapadas o relacionadas con otras, también se han señalao anunciar sus servicios, eludir a depredadores, atrapar a sus presas o confundirse con el entorno, entre otros camuflajes diversos. Los falsos ojos en las a las de las mariposas y de algunos peces de los arrecifes y de aguas a poca profundidad siguen siendo mensajes relacionaos de cualquier manera con la visión. El diformismo de color según el sexo, por lo general más llamativos los machos que las hembras, de forma que el 1º capta más la atención de los depredadores mientras que la hembra puede esconderse más fácilmente y continuar con la función reproductora, llega al extremo de machos de 2 colores, unos blancos y negros y otros ocres y rojos, como el monarca paraíso de Madagascar, Terpsiphone mutata, parece que más especializaos en los claros del busque y otros en el tupido interior, pues si no 1 de los 2 se habría extinguido. Vuelvo al error tantas veces mentao que resulta de confundir el mensaje con el canal o medio por del que discurre, como se ha pretendido durante décadas con muy sonaos fracasos. Las imágenes, en especial desde que se inventaron o descubrieron los procedimientos que hacen posible su reproductibilidad masiva, realmente su democratización, pues más de 1/2 de la población mundial dispone de los medios que hacen posible captarlas y emitirlas, siguen siendo signos menores respecto del habla que hace posible el lenguaje, la facultad más distintiva de nuestra especie en la naturaleza, en tanto que imitativos, desde luego mucho más refinaos y en algunos casos elaboraos, pues exigen la codificación del emisor y la decodificación del receptor. Desde mi punto de vista, y no el de última hora, el color o colores forman parte de los contenidos, mensajes mayores o más importantes, de manera parecida a los 2 principales de las especies naturales, sean los de camuflaje, no distorsionar ni perturbar en el entorno, y los de llamar la atención en otras circunstancias como el apareamiento o el enfrentamiento.

More
Image 03
#unPlacerDeLaVidaEs el picante muy picante

No parece haber sido por el color de marca, pues llegaron a ser conocidos como el gigante amarillo, la quiebra de Kodak, empresa principal del siglo XX que llegó a ser acusada de prácticas monopolísticas a principios del siglo XX, igual que antes la de Polaroid, el gigante azul (Agfa, también desaparecida era el rojo y Fuji, empresa muy diversificada, el verde) que inventaron procedimientos o prácticas que manejaron en exclusiva y otras ventajas competitivas, como ser conocidas en todo el planeta, incluso su gigantesco también volumen de fabricación y de gestión, sino por confundir el mensaje propiamente, sea éste de carácter mayor o signo o menor a imitación de otros, con cualquier otro de los elementos de la comunicación, pues si de eso se trata, que produce invariablemente ruido y confusión. En sus casos invariablemente vaciaron de contenido muchísimas publicaciones que parecían hagiográficas -en la práctica cada 1 de estas grandes marcas financiaba su propia publicación, a veces varias- e incluso museos, eventos, hasta en las bibliotecas han llenao estanterías de manuales perfectamente inservibles, además de la propaganda hueca y cutre que produjeron, puesto que se trataba de no decir ni permitir que se dijera nada que pareciera mínimamente reconocible a cualquier otro mensaje o signo. Así, aunque entiendo y reconozco perfectamente el arte abstracto, digamos que como 1 tipo de mensaje que intenta pasar o trascender de imitativo a simbólico, desde mi punto de vista es algo muy exagerao por lo hueco. Tengo alguna debilidad y creo que buenos recuerdos, también lecturas muy provechosas que demuestran su importancia histórica, por si hiciera falta, pero me parece que su participación en la propaganda de la peor estofa que se ha conocido y los que han seguido ese modelo de mensaje perfectamente hueco -realmente son mensajes refinaos que ni siquiera son mensajes, pues se trata de tapar los otros- también me anima alegrarme por su estrepitoso fracaso y extinción pon no haberse adaptao al medio o haberlo hecho del lado equivocao, como les pasa a los animales.

More