pena de divorcio

Vaya por delante lo mucho que lamento no haber tomao pantallazos de los twets de Assange durante la crisis catalana. Lo digo porque al que creía que yo mismo recopilaba cuidadosamente las etiquetas o hashtag y los plantaba en el mapa hasta el punto de sepultarlo, como sigue pareciendo en campaña, buen susto se pegaría. Por si Assange no lo sabe, el Cid, heroe viejuno que podría confundir con 1 no menos malo torero, es célebre por haber ganao batallas después de muerto, como su cuenta en la Red, que le siguen echando cuentas y se veía 1 vez cada 15", algo que solo se explica porque eso son interacciones sobre su mención, pues estaba encerrao en Londres y la mayoría de ellas aparecía sobre Barcelona, por cierto donde más se tuiteaba, pero eso son interacciones. La otra novedad es que resulta que ahora el señorito no es separatista ni los apoyó en ningún momento, otra media verdad que explica que la inmensa mayoría de esas 40.000 interacciones que conseguía 1 récord que sería envidiable para organizaciones benéficas, influencers, aparatos de partidos, anda que no habrá organizaciones y personajes rabiando en deseos de no haber sido alguna vez algo ni lejanamente parecido, y no necesariamente relacionaos con la política partidista y la tele. Creo que si se sigue hablando de Assange después de haberse retirao en la cumbre, no es tanto porque no se fíen de que pueda seguir actuando a escondidas, sino cavilando cómo demonios lo hizo para hacerlo ellos. Mientras siguen cargando sin piedad contra alguien encerrao en 1 embajada de Londres desde hace lustros hasta el punto de hacerle cambiar de tendencia en algo de lo que si algo demostró durante su participación estelar es que no había leído mucho sobre el asunto, otro de los candidatos favoritos que donde más aparece es en el Periódico de los traductores, lo que ha pedido precisamente es que no intervenga el aparato de su partido, que en los procesos de primarias, otras elecciones y las tontulias se da por invencible. Hasta los que hacen encuestas se ahorrarían 1 pasta en llamadas con 1 artefacto del que siguen hablando los partícipes y gente interada como si fuera el dragón que mató sant Jordi. Estoy convencido que los siempre amables visitantes y lectores saben distinguir entre interacciones, como las 40.000 a Assange durante la interminable crisis catalana conocida como monotema, 20.000 de y a Sánchez en sus no menos célebres golpe y contragolpe localizado en Ferraz, calle de Madrid, o las 2.000 injurias que mereció Federico Quevedo cuando insultó a la comunidad informática cuando nos insultó a costa del asesinato de Isabel Carrasco o de la muerte por cirrosis de Rita Barberá, pero como ha desaparecido de las tontulias y los medios, por si estuviera esperando resultaos a denuncias como las de Inés Arrimadas, Alicia Sánchez Camacho o Ferreras, casos públicos y notorios donde los haya, de lo que serían propiamente las acciones, origen o zona 0 que motivaron ese volumen de improperios.

Instagram


sablazo de Blesa y Rato

Nunca fui a Miami

eXp. @ACADEMIA15M

oreja de Judas #seTas otoño
los 5 avisos
bar free @OccupyInferno
pedos del Diablo
la zancadilla de Petra
banner 2 banner 1