eXp. @ACADEMIA15M
Previsualizar Visitar

oreja de Judas #seTas otoño
Previsualizar Visitar

los 5 avisos
Previsualizar Visitar

bar free @OccupyInferno
Previsualizar Visitar

¿Qué hay de nuevo?

- Hay 2 maneras de ganar, por la propia capacidad y por la incapacidad ajena, Jean de la Bruyère. Creo que en algunos países, los eslabones más débiles, estamos asistiendo a colapsos casi se diría que provocaos, hasta aceleraos porque no ven otra salida que el suicidio social y económico, pero a la vez la #Revolution que sea aún está en ciernes, se está cocinando por así decirlo incluso con más fuerza donde más resistencia encuentra, más débil creo yo en Túnez, donde 1º tiraron a su tirano y casta dirigente que en Egipto. Sus respectivas cronologías y la fortaleza real o no siguen siendo factores mientras no haya 1 modelo acabao. Pero sí es 1 hecho y decisivo el apodo descriptivo que se les pone a este tipo revueltas: surgidas en redes sociales de Internet. Allí donde las protestas se han generalizao y afectan a todas las capas sociales, también las privilegiadas, de las que no se puede decir ni creer que estén por la #Revolution, que es 1 vuelco (yo creo que quieren o necesitan 1 cambio de rumbo, como si solo quisieran probar a seguir de otra manaera, pues como van perciben tan níticamente el colapso como sus detractores más acérrimos: ya se ha dicho que algunos #banksters han hecho más contra el System que sus más acérrimos combatientes) sigue sobresaliendo el canal o medio de difusión que como gran novedan se criminaliza donde antes se ignoraba su existencia. Ya he dicho muchas más veces que suponerles ideologías conservadoras, capitalistas ni menos liberales a quienes estafan y atracan a estacazo limpio, casi a la vista, sin el más mínimo recato es 1 favor. Penan por sus errores y como los van a seguir cometiendo, pues solo consiguen empeorar las cosas, lo más práctico es dejarlos a su aire pero aún así, como ocurre con frecuencia, yo también sobrevaloré al enemigo, que se me ha declarao, no tanto por persistir en su negación cerrir sino que yo me esperaba que presentaran combate dentro de las propias redes sociales, pues son muchos, ellos dicen que mayoría, y tienen armas y mucho dinero que derrochar, o por lo menos espectacular en lo cutre el penoso nivel de sus #mamandurrias en las redes sociales. Aunque parezca a muchos partidarios que se van a ir haciendo poco a poco a lo peor con tal de no dar su brazo a torcer y reconoer que se han equivocao, las consecuencias también pueden afectar a quienes no los hemos votao nunca y además lo de antes, cuando se supone que lo hacian bien, tampoco nos parecía muy allá. Es triste reconocerlo pero el empeoramiento se nota menos pa los que hemos estao mal cuando los que piden que se les arrime el hombro lo han estao derrochando. Se había extendido la creencia de que no se podía cambiar el entorno ni por muchos deseos y empeño que le pusiéramos, pero éso y solo éso es lo que se ha roto, 1º porque ya ha aparecido 1 herramienta que funciona a base de bien y sobre to porque los que se consideran perjudicaos (ya digo que me esperaba o se espera de los mejores que, pues si creen que lo que les está pasando es porque se lo hace alguien o algo, al menos sean capaces plantar cara en las propias redes sociales) como mínimo le dan importancia. Los que las frecuentamos no somos partícipes de to lo que se dice, ea, que no comulgamos con lo que nos echen como los mesiánicos. A mí por ejemplo no me gusta seguir a los que tuittean como si fueran la propia asamblea, grupo o colectivo de su nombre, entre otras razones porque tampoco me los creo y porque si yo me represento a mi mismo cuando tuiteo por las mismas que se aplique el cuento quien quiera, como esos comunicaos que se sacan de la manga y a toda prisa 1 festivo por la tarde sin encomendarse a nadie. En cambio me gusta seguir las andanzas de los ativistas que juegan o apuestan por la popularidad dentro de la propia acción siempre que acepten el reseultao, a sea, que no por eso tengan que negar la mayor, como también ocurre a los que se crecen. Las cosas en Twitter no son más importantes porque alguien en concreto se ponga cabezón, como en las asambleas, donde los que interrumpen cualquier discurso que parezca o intente ser razonao protegen a los que más gritan, pero yo confío más en la inteligencia colectiva que me ofrece la propia máquina que en cualquier ser mesiánico adictos a las sectas al uso, que son de las que no me fío de ninguna manera. En la misma categoría de los TT hay otros que no aparecen en el marcador pero que funcionan como lugares de encuentro y aglutinantes de usuarios de la misma tendencia o tema, parecidos en eso a los agregadores de noticias, pero sin la molestia de tener que soportar al chuloforo que suelen crecerse en estos ambientes. Es su actividad casi constante en el tiempo lo que ha obligao a que los que se muestran en el marcador tengan duración máxima marcada, pues si no serían marcadores de actualidad.