en la boca del volcán

Escrito a las @ 12:17 AM el dia 24 Mayo 2010 por admin

- Muy mal, muy mal

- Muy mal, muy mal, se desgañitaba el aficionao de referencia del tendido 7 de las Ventas cuando acababa el barullo que fuera, pues sólo puede concebirse algo peor que 1 gritando: 2 ó más gritando a la vez, a lo que se llama ruido en el esquema de la comunicación de Roman Jakobson. Se dice que los perros domésticos creen que forman parte duna gran manada con la familia que residen y algo parecido deben creer los que gritan respecto de los que no, aunque pal caso más rebaño que manada debemos parecerles, que yo a los que odio es a los speakers de las retransmisiones por la tele. Mi mayor fobia 1 de pruebas gimnásticas internacionales que se tira sus retransmisiones descalificando las puntuaciones de los jueces de manera parecida al speaker clásico de Eurovisión: todo politiqueo muy como de los años de la guerra fría, pues también debieron ser jóvenes alguna vez, con lo que se alivian como los Torer@s de los carteles cuando toca ilustrarnos con sus presuntos y a la postre inéditos conocimientos, aunque empleando medios técnicos deslumbrantes, todo hay que reconocerlo. Muchas veces contemplando en directo la acción hasta se echa de menos el silenciador del mando a distancia de la tele, lo que también sería impensable, pues algunos lo podría usar como arma arrojadiza y enotros casos, muchos acabaríamos dormidos, como en las retransmisiones de la siesta y horarios de madrugada silenciadas.
- Qué emoción, qué emoción, pues con motivo de 1 serial radiofónico sobre los ases del deporte se glosó la inmensa figura de Michael Jordan, ganador de 6 anillos 6 de campeón de la NBA, la competición de los más grandes del baloncesto internacional cuya guinda era el robo del balón a la figura del equipo contrario más la canasta que selló la victoria de su equipo en la jugada final del último partido de la última eliminatoria, tal como explicaban los becarios que habían reunido la información que, como era radio ilustraron conuna grabación de la retransmisión en directo. Desdel principio reconocí con asco la voz impostada de 1 denostao comentarista futbolero de nueva hornada, famoso por lo mal que lo hace, cansino penoso al que se han tirao justificando por años en base a que lo suyo era el baloncesto radiofónico. Pues tampoco: enotro molesto griterío plagao de idioteces incomprensibles repetidas como si fuera el hijo secreto o de acogida de los payasos de la tele, trístemente reconocible incluso sin nombrarlo, nadie que no lo estuviera viendo habría podido enterarse de nada sin la explicación previa sobre Jordan que, si hubiese empezao con la grabación de la retransmisión tambíén me la habría perdido en lo que más parecía burla macabra de los antiguos compañeros que lo auparon a la fama, convencidos que sigue sin oirlos nadie, pues si la tele está como las lámparas en las casas, la radio como mucho en el despertador, también ideal para dormir como 1 tronco desde que se llevaron a los speakers más ruidosos para las TV. Oír los 3 avisos en 1 plaza toros es poco frecuente de ver. Más raro, raro, raro oírlos 2 tardes seguidas, cuanto ni más la misma tarde. El único que parece garantizarlos es el ganadero antes rejoneador a caballo José Joaquín Moreno Silva, no confundir con el benefactor de los muchachos no se sabe si cogidos o acogidos, quele pregunten a los novilleros Valentín Mingo, Moreno Muñoz, Camille Juan, Paco Chaves, Miguel Hidalgo, Rosales Cerrato y tantos sobrela bondad de los productos delque se presenta como recuperador o regenerador del toro antiguo, cuna de encastes también conocido como santa Coloma por el célebre marqués de idem, ingrata tarea compartida con los también ganaderos Celestino Cuadri, José Escolar, Juan Luis Fraile, Adolfo Martín o Pablo Mayoral pero claro, eslo suyo. Muy exagerada también la resistencia de Orquesano, toro cárdeno bragao de 518 kilos nacido en noviembre 2006, 5º la tarde del 17 mayo 2010 después de 1/2 estocada atravesada haciendo guardia, 2 pinchazos y otra 1/2 sólo a manos o manazas del granadino Hidalgo que no lo quiso ver, además de los incontables pinchazos, puyazos y rayas que le propinaron los 2 picadores, el titular Javier Rioja y más Nicolás Montiel en la retaguardia corrales mas las 4 banderillas de rigor en Madrid, aún de 1 en 1, a manos de Juan José Rueda Ruso, de turquesa y azabache y Luis Enamorado de púrpura y azabache, mientras que la lidia, también caótica, correspondió a José Antonio Trujillo, de azul y azabache en las imágenes en la larga faena que como se ve en la parte que cabe fue en realidad 1 cacería de la que el toro salió indemne, como se ve en el también insólito por inesperado y muy aplaudido final feliz.

la tora que ríe | retrato de humo | NO 219 bis | welcome to Madrid

  • Comente
  • @ en la boca del volcán
  • RSS

Que piensa de este post?

Debe estar registrado para postear un comentario.