¿Quién ha gastao 1 boli verde?

Cuando acaban las votaciones que sean, nuestros queridos amos nuevos, impostaos y los de siempre, adquieren autonomía en la toma decisiones sin encomendarse a dios ni al Diablo. Lo acaba volver a decir por si hiciera falta Cospedal, no ya que lo demuestre a ca paso sino que son los que se equivocan los que se vienen a más y vuelven a meter la pata de manera rodada con la absoluta seguridad que lo perdonan sus partidarios y llegao el caso, cuanto más cutre y podrido es el que tiene que controlar eso precisamente, por la regla del hoy por tí, pues se lo perdona y vuelta a empezar.
- Cuando 1 estúpido se equivoca, siempre dice que cumple con su deber, George Bernard Shaw el de Pigmalión, de lo que nadie está a salvo, y peor los que se pasan de listos, que a esos no los perdona ni su dios. De hecho el rincón del vago es el castigo que merecen los profesores que encargan los mismos trabajos tos los años, pero la demostración palpable de que eso no conduce a na porque nadie lee han sido los casos de corrupción de deportistas, conserjes y en general, gentuza hinchada en la estafa de las sobrevaloraciones de petardos a cual más infame que copiaba y pegaba cualquier cosa de Internet pa rellenar sus informes. De hecho se cree que incluso la gente que tiene éxito plagia en otros países, aunque nunca se señalan las fuentes y además, si no leen ni en su lengua natural, como pa molestarse en otra. Eso en edición se llaman monstruos, las maquetas que se hacen cuando se va lanzar algo, tradición de tiempos en los que los tipos de letra y el tamaño llegaron a ser algo más importante que el contenido, que es en lo que estamos.
#tomalafacultad Uni en la calle #mareaverde + Educación
Academo era el nombre de 1 soldao al final desconocido, pero que por lo que fuera que hiciera se dedicó en su memoria 1 bosque de los alrededores de Atenas donde se juntaban intelectuales de la talla Sócrates, Aristóteles, Platón, Diógenes, Alejandro Magno, quizás los más recordaos todavía pero hace más de 2.350 años desde la actualidad que parece que vuelve a lo mismo: clases en las calles, en su caso patio del campus #LGNS de la Universidad Carlos III de #Madrid el #9M en las protestas contra la #LOMCE de Wert. En la clase que me tocó por vecindad, además de demostrar lo fácil que es convertir 1 smartphone en antena wifi con 1 sencillo programa de los que usan alumnos de tecnología en sus prácticas, y seguidamente cómo hackear las comunicaciones que por ahí pasan, con la posibilidad de suplantar el mensaje, eliminarlo, etc. también explicaron de aperitivo algunos trucos pa ver sin ser vistos o que se nos vea en la conexión con el dichoso WhatsApp, heredero de los viejos chat y programas de mensajería instantánea entre usuarios y la forma de concebir la informática e Internet en general como algo privao, parecido a las conversaciones telefónicas, al menos con la ley en la mano, y la antigua correspondencia en papel metido sobres que ha caído en desuso excepto en las altas esferas del régimen corrupto y además solo con dinero en metálico. También en fechas recientes se ha señalao la conveniencia de tener 1 blog en clase, también muy útil cuando hay huelga, pero en general permite organizar los contenidos en forma de textos, imágenes, sonidos y cualquiera, supongo que mezclas de estos, en categorías y etiquetas, de forma que se puedan localizar y recuperar de manera sencilla y además compatible con prácticamente cualquier tipo dispositivo, servicio y aplicación que corra en Internet, la red de redes. Como soy más de estos, es decir, que va pa años voy grabando cosas, borradores, apuntes diversos donde los tengo más accesibles que en cualquier otro lao, nunca me han interesao en particular los chat que se basan por 1 lao en la privacidad y por otro en lo efímero que se dice, es decir, que desaparece y además parece que estos usuarios es a lo que aspiran, 2 formas diferentes de concebir la comunicación no necesariamente enfrentadas. Más de 1 y hasta 2 de los filósofos del bosque Academo original, de donde viene la palabra Academia, no dejaron ningún texto escrito sin que por ellos hayan dejao de recordarse y resonar todavía sus palabras e ideas, si es que no son lo mismo. La propia escritura que sirve de soporte a to esto nació pa recordar las palabras que se consideraban más memorables y útiles de lo que se decía, al principio en piedras con cincel y martillo, luego en papiros escritos con sangre que se ha ido comiendo el tiempo, luego en papel, la tinta y lo demás ya se lo saben, pero aún así, por si se olvida o vuelve a necesitar, soy de los que prefiero que haya algún registro o prueba. lectura: Jonathan Ott, Jeremy Bigwood, R. Gordon Wasson, Dolores Belmonte, Albert Hofmann, Andrew Weil, R. Evans Schulte, Teonanácalt, Hongos alucinógenos de Europa y América del Norte, ed. El Compás de Oro, Swan, 1985.